Diputados aprobó el Presupuesto 2021 y ahora deberá ser analizado por el Senado

La Cámara de Diputados aprobó con el voto del oficialismo, de algunos bloques minoritarios de la oposición y de seis integrantes de Juntos por el Cambio el proyecto de Presupuesto 2021, que ahora deberá ser analizado por el Senado y que tiene como ejes centrales el aumento de gastos de capital para realizar un plan de obras públicas y una fuerte reducción del pago de los intereses de la deuda a partir del éxito obtenido en el proceso de reestructuración.

El primer Presupuesto del Gobierno de Alberto Fernández cosechó 139 votos a favor, 90 abstenciones y 15 votos en contra, tras casi 20 horas de debate mayormente presencial en el recinto de la Cámara baja, aunque también con legisladores y legisladoras conectadas por vía telemática.

A los respaldos del Frente de Todos a la previsión de gastos y recursos del Estado para el año próximo se sumaron el Interbloque Federal, la mayoría del Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo y seis legisladores de Juntos por el Cambio, cinco de los cuales responden a los mandatarios de Jujuy, Gerardo Morales; y de Corrientes, Gustavo Valdés; y un sexto que fue el riojano Felipe Álvarez, quien, con su monobloque, forma parte de la principal coalición opositora.

En tanto, 90 diputados se abstuvieron -89 de ellos de Juntos por el Cambio y uno del Interbloque Unidad para el Desarrollo- y otros 15 votaron en contra, de los cuales 13 corresponden a JxC.

La aprobación del dictamen de mayoría que había surgido del debate en comisión se sanción del dictamen de mayoría se produjo en una sesión que se extendió por 20 horas, luego de agotar una extensa lista de oradores de más de 130 diputados que expusieron sobre la ley de gastos y recursos del próximo año.

El presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, debió solicitar a los legisladores que se cumplan las disposiciones sanitarias de mantener la distancia social y usar los barbijos para evitar contagios de coronavirus, en un recinto signado por la presencia de 80 diputados de Juntos por el Cambio.

De hecho, fue la primera vez que desde se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) a causa de la pandemia, se realizó una sesión con mayoría de diputados en forma presencial que ocuparon, además del recinto, los palcos y galerías para mantener el distanciamiento social.

La iniciativa aprobada respalda los ejes macroeconómicos proyectados por el Gobierno de un crecimiento del PBI del 5% para 2021, una inflación del 29%, un dólar promedio de $ 102,4 y un déficit fiscal primario equivalente al 4,5% del PBI.

Otro aspecto central será la duplicación de gastos de capital que alcanzará el 2,2% del PBI, con el fin de aplicar un ambicioso plan de obras públicas.

En cambio, los intereses de la deuda, que en el Presupuesto de 2019 representaron el 3,5% del PBI, en el proyecto del Gobierno llegan al 1,5% del PBI tras el acuerdo logrado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, con los acreedores privados.

En el debate en particular se modificó el artículo referido a la creación de una zona aduanera en Misiones que había generado reclamo de otras provincias, y se otorgó facultad al Poder Ejecutivo para crear esas aduaneras en zonas geográficas que tengan comercio bilateral con países limítrofes.

La propuesta de cambiar este articulo fue realizada por el diputado del Frente de la Concordia Misionero, Ricardo Wellbach.

A lo largo del debate, los diputados del oficialismo destacaron que se trata de un Presupuesto que busca apuntalar el crecimiento económico y reducir el pago de la deuda, mientras que desde Juntos por el Cambio señalaron que no se cumplirán las proyecciones macroeconómicas.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, afirmó que el proyecto tiene «proyecciones moderadas, serias y cumplibles», y que «son compatibles con una economía que se recupera gradualmente del impacto generado por la pandemia».

Desde la oposición, el vicepresidente de la comisión, Luciano Laspina, fundamentó la decisión de Juntos por el Cambio de abstenerse en la votación en general del proyecto de Presupuesto 2021, al sostener que se trata de una «posición responsable» ante una iniciativa que, a criterio de ese sector de la oposición, no pueden avalar.

El radical Luis Pastori también explicó los motivos de la abstención, pero adelantó el «voto favorable de varios artículos, como la automaticidad de las transferencias del Fondo Especial del Tabaco a las siete provincias productoras»

En el cierre del debate, el diputado y presidente del PJ, José Luis Gioja, destacó el Presupuesto 2021 «es un programa de transición económica hacia un modelo de promoción de la producción y el empleo», y recordó la crisis que había cuando asumió el gobierno en diciembre de 2019 que luego se «agravó con la pandemia».

En tanto, Wellbach del Interbloque Unidad Federal señaló que es importante que todos los gobiernos puedan contar con su presupuesto, y señaló que este proyecto «genera expectativas y esperanzas para salir adelante».

A su vez, la diputada del Pro Silvia Lospennato señaló que «es imposible pensar en una recomposición, en una estabilización de la economía, si no reconstruimos confianza en los agentes económicos», y sostuvo que «este Presupuesto no va en ese sentido».

En tanto, el presidente del interbloque Federal de Diputados, Eduardo ‘Bali’ Bucca, sostuvo hoy que «no hay más margen para tirar de a cuerda» en materia económica, y afirmó que la principal oposición «se tiene que hacer cargo» de sus errores, a la vez que convocó a «construir consensos para sacar al país adelante».

Otro aspecto clave es que se destinarán $ 5,5 billones a gastos sociales para el pago de jubilaciones y asignaciones sociales, programas alimentarios, de economía social, entre otros, lo que representa el 65% de los recursos contemplados para 2021.

Además, será el primer Presupuesto diseñado con perspectiva de género, ya que se destinarán hacia esas políticas el 15% de sus recursos previstos para 2021.

En cuanto a los cambios, se sumaron $ 7.000 millones a los subsidios al transporte de pasajeros del interior; se agregaron $ 4.000 millones a las Universidades; y se fijaron cupos fiscales de $ 24.000 millones para beneficios de la ley de Economía del Conocimiento.

También se reformó la ley de juegos de azar y se dispuso que pagará tributo, de 5%, cualquier apuesta realizada a través de los sistemas digitales.

Otro reclamo que se incorporó fue el pedido del exgobernador de la Rioja Sergio Casas, que elevará a $ 12.400 millones las partidas por compensación de la coparticipación.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

El Presidente y ministros del gabinete asistieron al velatorio de Maradona

El presidente Alberto Fernández asistió esta mañana al velorio de Diego Maradona que se desarrolla en la Casa de Gobierno, acompañado ...