Destacamos

Dos propuestas financieras para que el gobierno de Jujuy no quiebre

Por Juan Giusti. Hace unos días empezó a circular que entre nosotros la propuesta de que la clase política se baje los sueldos para dotar de recursos al sistema de salud para combatir la pandemia del Covid-19.

Esta es una movida de los sectores de derecha de la sociedad, la cual siempre menospreció la política. También creo que es una propuesta demagógica porque lo recaudado sería ínfimo en relación a otras medidas como si fueran un impuesto a los patrimonios más ricos de la argentina.

Por ejemplo, Alejandro Bercovich, calcula que con un impuesto del 3% extraordinario sobre los patrimonios de más de mil millones de dólares, podemos recaudar unos 440 millones de dólares en impuestos, es decir casi 28.600 millones de pesos, 143 veces el ajuste de la política.

No obstante, lo expresado, reconozco que una baja de los salarios como gesto de la política es bueno y puede sumar en el ánimo de los ciudadanos, pero dejando en claro que su efecto en las finanzas es casi nulo.

Antes de avanzar en las propuestas, que voy a realizar, quiero decir que, en relación al gasto político, soy uno de los pocos que denuncia al Gobierno de Morales. Éste apenas asumió sextuplicó el gasto del Estado en funcionarios. ¡Si! Multiplicó por 6 ese gasto, ya que triplicó la cantidad de funcionarios que históricamente tuvo el gobierno de Jujuy (para cumplir con todos sus aliados) y les duplicó el sueldo.

En los municipios, también siguieron la misma línea del gobernador, como es el caso de mi querido San Pedro de Jujuy, dónde su Intendente Municipal, Julio Bravo, duplicó la cantidad de funcionarios y sus sueldos.

Si eliminarían la cantidad de cargos innecesarios, recordemos que había una Coordinadora “De las Cosas por su Nombre”, podríamos tener un ahorro interesante, real y sustentable.

Hace años que le hago esa propuesta a Morales de reducir funcionarios. Y a pesar de que lee todas las notas que escribo, y que sus trolls me revisan mis perfiles en redes sociales, esta vez voy a hacerle 2 propuestas diferentes.

El amigo Claudio Scaletta, quién es para mí el mejor divulgador de la economía política en Argentina, ya había hecho propuestas similares para la provincia de Santa Cruz hace 3 años, que atravesaba una crisis financiera. ¡Pues bien, las implementemos para Jujuy!

La primera propuesta es la emisión de una letra o un bono en pesos de emergencia denominados “JUJ20” (u otro nombre), para ser cotizados en los mercados, por una cantidad equivalente a 4 recaudaciones mensuales de impuestos provinciales, a fin de que sea sustentable. Sabemos que a diferencia principal entre letra o bono es el plazo, en la primera es menos de un año. Podríamos poner como garantías para bajar las tasas de interés nuestras regalías del litio de la puna, las regalías petroleras de Caimancito, o una vez más, la bien amada Coparticipación Federal de Impuestos.

La segunda propuesta, que es mucho más conveniente y más sustentable, es la emisión de un Bono Provincial de cancelación de deudas para ser entregados a los proveedores o empleados públicos, en pesos, y por una cantidad equivalente a 2 recaudaciones mensuales de impuestos provinciales y municipales, a fin de que sea sustentable y no se desvalorice apenas empiece a circular.

Y digo que ésta última es la mejor opción ya que:

  1. La emisión de bonos (que serían billetes) en contextos recesivos no genera inflación, sino que dinamiza la economía. Y la economía de Jujuy está alicaída.
  2. No hay que pagar interés.
  3. La emisión es baja y es fácilmente rescatable una vez que pase la emergencia.
  4. El dinero moderno es “Dinero Fiat”, es decir dinero creado por la voluntad del Gobierno, y cuyo sustento según la Teoría Monetaria Moderna (TMM) son los impuestos. Por eso, la emisión de estos bonos no debe superar la recaudación de 2 meses de impuestos provinciales y municipales. Hay que destacar que hace muchísimos años que no existe “dinero” con sustento en metales como el oro, u en otras monedas como el dólar.

Es importante remarcar que, si bien puede hacer las dos cosas, emitir las letras y emitir bonos, la prudencia indica que tome una sola medida, a los fines de no seguir aumentando el ya abultado pasivo de las finanzas provinciales.

Por ello, ante esta emergencia, creo que tenemos que utilizar las herramientas que tenemos a disposición para que el Estado pueda desenvolverse en esta crisis. Este dinero le van dar un fuerte el respiro al Gobierno Provincial para que pueda cumplir con sus obligaciones y no caer en cesación de pagos.

Ya habrá tiempo de pedirle a Morales y su equipo las rendiciones de cuenta por la pésima administración de los últimos 4 años y medio.  Hoy la urgencia es otra. Hoy la urgencia es que la salud y la economía del pueblo de Jujuy no sean dañadas.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Después de 8 años, legisladores aprobarán la adhesión de Jujuy a la Ley de Identidad de Género

Este jueves, la Legislatura provincial aprobará la adhesión de Jujuy a la ley nacional 26.743 de Identidad de Género, lo que ...