Destacamos

El oficialismo intenta despegar a Macri de las duras palabras del Arzobispo de Salta

El presidente Mauricio Macri se fue molesto de Salta tras haber sido interpelado por Mario Cargnello. Algunos funcionarios, por estas horas, intentan relativizar la significación del episodio.

El senador nacional Esteban Bullrich, una de las pocas espadas legislativas que le quedan al macrismo para que lo vaya a sostener a los medios, afirmó sin ponerse colorado que las palabras del arzobispo de Salta, Mario Cargnello, dirigidas explítiamente al presidente Mauricio Macri, en realidad fueron «para todos». Lo dijo en declaraciones vertidas durante el programa Debo decir, del canal América, donde relativizó el señalamiento al jefe del Estado.

Macri estuvo en Salta para participar de la fiesta del Señor y la Virgen del Milagro, en la última misa del Triduo, que concluye los tres días de rezos previo a la procesión de esta tarde, en la que se confirmó que no estará, ya que luego de la celebración religiosa abandonó la provincia.

La misa fue oficiada por el monseñor colombiano Octavio Ruiz Arenas, secretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, quien no hizo ninguna alusión a la realidad política argentina. Fue al finalizar la ceremonia, que se hizo en el atrio de la céntrica Catedral Basílica de Salta, de cara a una multitud ubicada en la plaza 9 de Julio, cuando el arzobispo de Salta, Mario Cargnello, tomó el micrófono y agradeció a Macri por aceptar la invitación, tras lo cual se escucharon algunos aplausos.

“Usted dijo que se había sentido golpeado y en el clima de ese golpe quiso venir aquí. Ha venido a un buen lugar, ha venido a encontrarse con el señor”, dijo monseñor mirando al presidente.

Después advirtió que lo que iba a decir era no solo para Macri, sino para todos los otros candidatos nacionales y provinciales presentes, entre los que se encontraban el gobernador Juan Manuel Urtubey, postulante a vicepresidente; el vicegobernador Miguel Isa y el intendente Gustavo Sáenz, ambos postulantes a la gobernación.

Sin embargo, otra vez se dirigió a Macri y citó su promesa de terminar con la pobreza: “Usted dijo que iba a luchar por la pobreza cero. ¿Qué puede decir Salta de la pobreza?, le da rostro a la pobreza”.

Al respecto, utilizó el ejemplo de los peregrinos de la Puna que trabajan en las minas y que caminan durante una semana más de 200 kilómetros para llegar a la Catedral. “Son gente humilde que trabaja en condiciones de inclemencias climáticas para darle riqueza a la República”, los definió Cargnello.

“Los pobres no son una molestia, son una oportunidad, son maestros”, agregó el sacerdote, que luego retomó el ejemplo de los mineros: bajan desde La Puna en peregrinación “el dueño de la mina, el gerente y el último minero, todos juntos, y provocan una nueva sociedad en Salta”, dijo.

“¿No es posible venir juntos caminando por la historia? ¿Por qué debe hacerse la historia desde la pelea?”, preguntó Cargnello y rescató que eso es lo que enseñan los pobres, en este caso los mineros.

“Por eso Mauricio, hablaste de la pobreza, llévate el rostro de los pobres, son dignos, son argentinos, son respetuosos y merecen nos pongamos de rodillas ante ellos”, concluyó el religioso.

Apenas finalizada la misa, Macri tuvo espacio para un breve encuentro con Cargnello y emprendió viaje a Jujuy donde desarrollará mañana actividad oficial. De esta manera quedo confirmado que no será parte de la procesión, celebración central del Milagro que convoca a cientos de miles de fieles y que comenzará a las 15.30.

Más críticas desde la Iglesia

Luego de que el sacerdote Raúl Méndez, uno de los hombres fuertes de la Iglesia salteña, calificara de inoportuna la visita de Macri, se refirió al tema monseñor Dante Bernacki, otro de los referentes de la institución y conocido por su verborragia.

“Me da la impresión que no le dio resultado la Pachamama y viene a ver si el Señor del Milagro le tira un voto más”, manifestó en declaraciones a FM Aries. Igualmente aclaró que por protocolo siempre se invita al presidente, aunque esta es la primera vez en muchos años que un mandatario nacional aceptó venir.

La visita de Macri en Salta fue breve y pasó a desapercibida por la mayoría de los salteños, más concentrados en la procesión de esta tarde que en la campaña política. Sin embargo, al llegar a la Catedral un grupo de personas lo recibió vitoreando el clásico “Sí se puede”.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Termina el congelamiento de naftas y se espera un incremento del 5%

Este jueves finaliza el congelamiento de combustibles que el Gobierno había dispuesto por 90 días tras la última devaluación del peso, ...