El presidente de Cuba llama a la población a salir a las calles para defender la revolución

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, llamó a la población a que salga a las calles tras acusar a los enemigos de la Revolución cubana de intentar desestabilizar a la nación. También achacó al bloqueo de Estados Unidos la crisis sanitaria que desató unas protestas populares en diversos municipios del país, cuando los ciudadanos salieron para exigir la mejora de la situación económica del país en medio del brote de covid-19.

Tras una marcha que se realizó por las calles de San Antonio de los Baños, ciudad próxima a La Habana, Díaz-Canel convocó a los simpatizantes oficialistas a defender su gestión “en todos los lugares”. Los manifestantes que protestaban, la mayoría jóvenes, entonaron consignas tales como “Patria y vida”, “Abajo la dictadura” y “No tenemos miedo”, según pudo verse en videos publicados en redes sociales.

«Empezaron a recrudecer una serie de medidas restrictivas, de recrudecimiento del bloqueo, de persecución financiera en contra del sector energético con el objetivo de asfixiar nuestra economía y que eso provocara el anhelado estallido social masivo, que siembre las posibilidades para con toda la campaña ideológica que se ha hecho, poder llamar a la intervención humanitaria que terminan en intervenciones militares y en injerencias, y que afectan los derechos, la soberanía y la independencia de todos los pueblos», precisó Díaz-Canel.

Más adelante señaló: «Les ha molestado mucho durante 60 años el ejemplo de la Revolución cubana y constantemente han estado arreciando. Han aplicado un bloqueo injusto y criminal, y cruel, recrudecido ahora en condiciones de pandemia y ahí está la perversidad manifiesta, la maldad de todas esas intenciones. Bloqueo y acciones restrictivas que nunca han tomado contra ningún otro país, ni contra los que ellos consideran sus principales enemigos.»

«De manera muy cobarde, sutil y oportunista y perversa, a partir de las situaciones más complicadas que hemos tenido en provincias como Matanzas y Ciego de Ávila, estos que siempre han estado aprobando el bloqueo y que sirven como mercenarios de la calle del bloqueo yanqui, empiezan a aparecer con doctrinas de ayuda humanitaria y de corredor humanitario. Todos sabemos de dónde vienen», advirtió sobre el final de su alocución.

Díaz-Canel exhortó a Estados Unidos a levantar su bloqueo económico, financiero y comercial contra la isla, si es que quiere demostrar preocupación por Cuba. «Si quieren tener un verdadero gesto con Cuba, si quieren preocuparse con el pueblo, abran el bloqueo y vamos a ver cómo tocamos. ¿Por qué no lo hacen? ¿Por qué no tienen valor para abrir el bloqueo? ¿Qué fundamento legal y moral tienen sostiene que un gobierno extranjero le aplique esa política a un país pequeño en medio de situaciones tan adversas?», interpeló.

Cuba lleva casi 60 años bajo el embargo de Estados Unidos, lo que ha impedido la llegada de ayuda humanitaria a la nación insular durante la pandemia.

Desde que comenzó la pandemia de coronavirus, en marzo de 2020, los cubanos viven una gran crisis, sobre todo generada por la falta de turismo, que derivó en un creciente malestar social.

Pandemia alarmante

La protesta se produjo en una jornada en la que Cuba volvió a batir su récord diario de contagios y muertes por covid-19, con 6923 y 47 en las últimas 24 horas, respectivamente, lo que llevó al total acumulado desde el inicio de la pandemia a 238.491 casos y 1537 defunciones, según el Ministerio de Salud Púbica.

“Son cifras alarmantes, que se incrementan por día”, afirmó el jefe de Epidemiología de esa cartera, Francisco Durán, al reportar en conferencia de prensa las últimas estadísticas.

La isla logró contener la propagación del coronavirus, manteniendo la cifra de contagios en sólo decenas de casos diarios, pero en los últimos meses las infecciones se han multiplicado exponencialmente. Primero fueron cientos de casos diarios, y en los últimos días ya son miles.

Esto ha provocado el colapso de los servicios médicos en provincias como Matanzas, con una tasa de incidencia superior a los 1000 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 15 días.

Esta situación se agudiza todavía más por la crisis que vive el país, sumido desde hace más de un año en un desabastecimiento que obliga a la gente a hacer colas de horas para adquirir artículos de primera necesidad y cuando faltan las medicinas más básicas, como los antibióticos o los analgésicos.

La situación en Matanzas es en extremo difícil, hasta el punto de que el Gobierno ha mandado en su ayuda a miembros de las brigadas médicas Henry Reeve, que Cuba habitualmente envía a misiones internacionales cuando hay catástrofes humanitarias. Nunca antes se habían desplegado dentro del país.

Las vacunas

Este viernes, Cuba se convirtió oficialmente en el primer país latinoamericano con vacuna propia contra el covid-19. El Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed), la autoridad reguladora cubana, autorizó el uso de emergencia de Abdala, uno de los cinco candidatos vacunales desarrollados en la isla, que mostró una efectividad superior al 92% con la aplicación de tres dosis en la última fase de ensayos clínicos, según datos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB).

Cuba da así el primer paso para solicitar a la OMS la precalificación y validación internacional de Abdala, un procedimiento que exige rigurosas revisiones, comprobaciones científicas e intercambios, y puede durar meses.

En estos momentos hay en la isla varios desarrollos de vacunas contra el covid-19: Soberana 01, Soberana 02 y Soberana Plus, que son desarrollados por el Instituto Finlay de Vacunas (IFV); además de Abdala y Mambisa, esta última con la peculiaridad de ser administrada mediante un espray nasal, creadas por el CIGB.

El jueves se dio a conocer que Soberana 02, el otro desarrollo más avanzado además de la Abdala, ha mostrado una efectividad del 91,2% en la tercera fase de ensayos clínicos —todavía no concluidos—, con la combinación de dos dosis de la Soberana 02 y un refuerzo de una dosis de Soberana Plus.

En las próximas semanas podría ser aprobado también su uso de emergencia, con lo cual la isla contaría con dos vacunas contra la covid-19.

Más de un millón de los 11,2 millones de cubanos han recibido la pauta completa de Abdala o Soberana 02 como parte los ensayos clínicos y “estudios de intervención” en poblaciones y territorios de mayor riesgo. El propósito de las autoridades sanitarias es tener en septiembre al 70% de los habitantes de la isla vacunados, y al 100% antes de que acabe el año.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Ecuador: Lasso enfrentó la protesta más dura en sus cinco meses de gestión

Indígenas, trabajadores y estudiantes coincidieron este martes en una masiva protesta contra el gobierno de Guillermo Lasso en Ecuador, en una ...