El Senado prestó acuerdo al pliego de la camarista Figueroa para que siga siendo jueza

La Cámara de Senadores aprobó hoy el pliego de la jueza Ana María Figueroa, la camarista de Casación cuyo retiro había sido confirmado por la Corte Suprema de Justicia tras cumplir su edad jubilatoria de 75 años, en una votación en la que debió desempatar la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala de Zamora.

Luego de tres horas de debate, el oficialismo logró aprobar el pliego, aunque tuvo que aceptar una moción presentada por Juntos por el Cambio para votarlo de manera separada de los otros 32 que formaron parte de la discusión.

Figueroa, que debía fallar en la causa Hotesur-Los Sauces en la que se encuentran investigados la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y su hijo, el diputado Máximo Kirchner, entre otros, fue separada de su cargo por orden de la Corte Suprema de Justicia de la Nación pocos después de llegar a la edad jubilatoria.

La primera votación resultó empatada en 35: por un lado, sumaron apoyos el Frente de Todos, su aliada riojana María Clara del Valle Vega y tres de los integrantes del bloque Unidad Federal, Guillermo Snopek, María Eugenia Catalfamo y Edgardo Kueider.

Del otro, votaron el interbloque de Juntos por el Cambio, el representante de Juntos Somos Río Negro y habitual aliado del oficialismo, Alberto Weretilneck; y los otros dos senadores de Unidad Federal: el correntino Carlos Espínola y la cordobesa Alejandra Vigo.

Las dos ausentes a la hora de votar fueron la misionera Magdalena Solari Quintana, del aliado al oficialismo Frente Renovador de la Concordia, y la opositora Lucila Crexell.

De acuerdo con el Reglamento de la Cámara, si la primera votación sale empatada, debe realizarse una segunda y, de continuar con la paridad, la presidenta del cuerpo debe desempatar.

En este caso, la oficialista Abdala de Zamora, que presidía la sesión al momento de la votación, manifestó su voto favorable al pliego de la jueza Figueroa.

El pliego para ratificar a Figueroa fue incluido, desde mayo, varias veces en el temario de asuntos a tratar por la Cámara, pero la falta de quórum hizo que no se pudiera ratificar o rechazar el asunto.

El jefe del interbloque del Frente de Todos, José Mayans, cuestionó duramente a la Corte por haber resuelto el apartamiento de Figueroa.

«La Corte, violando la Constitución Nacional, se toma atribuciones que la Constitución no les entrega. En ninguna parte dice que la Corte puede nombrar a un juez o destituirlo. Por una decisión administrativa bajan a una juez de la Cámara», sentenció Mayans.

El radical formoseño Luis Naidenoff acusó al oficialismo de insistir con el pliego de Figueroa por «tozudez y empantanamiento».

«Esta es una Orden del Día inexistente, porque tratamos el pliego de alguien que la Corte ya resolvió que no puede ser juez. La están convirtiendo a Ana María Figueroa en una okupa de la Cámara de Casación porque no tiene derecho, ningún título y la Corte la dio la espalda», sentenció.

Minutos antes, la presidenta de la Comisión de Acuerdos, la oficialista mendocina Anabel Fernández Sagasti, resaltó que «la Corte se entrometió con prerrogativas que son exclusivas del Senado» y recordó que ya se dio el acuerdo a dos magistrados que habían cumplido los 75 años, como los casos de Silvia Mora y de Luis Imas.

La bonaerense oficialista Juliana Di Tullio cuestionó a la oposición por «entregar» la «prerrogativa constitucional» de que es el Senado el que designa a los jueces.

Además, sostuvo que la negativa a darle el acuerdo estaba basada en que «es una mujer que falla a favor de las mujeres».

«Es una jueza que no le gusta al poder económico, que tiene una situación monopólica. En este cuerpo hay una rendición condicional a (Julio) Saguier y a (Héctor) Magnetto», cerró Di Tullio, en referencia a los CEO de los grupos La Nación y Clarín.

La sesión de hoy es la primera que realiza el Senado desde abril de este año, a partir del sistemático bloqueo de la oposición que se negaba a dar quórum para debatir el pliego de Figueroa.

La situación fue abordada con ironía por la Vicepresidenta que, cuando el quórum había sido obtenido con senadores del Frente de Todos, sus aliados y Unidad Federal, saludó a los integrantes de Juntos por el Cambio que iban ingresando al Salón de Sesiones.

«Buenas tardes. ¿qué tal? ¿Cómo les va? ¡Tanto tiempo!», les dijo Fernández de Kirchner a los primeros senadores de la oposición que ingresaron al recinto: el correntino Eduardo Vischi, el formoseño Luis Naidenoff y la santafesina Carolina Losada.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

El radicalismo anunció el apoyo a la Ley Bases y el paquete fiscal en Diputados

El jefe del bloque radical de la Cámara de Diputados, Rodrigo De Loredo, anticipó que el bloque que comanda va a ...