Domingo de tentación: Hasta el año que viene

Este domingo, finaliza el Carnaval, y el Pujllay regresa a la tierra para prepararla para la próxima cosecha, otros dicen que se va a descansar hasta el próximo año, cuando volverá a salir del vientre de la madre tierra a reinar por unos días.

Algunas comparsas celebraron el ritual del entierro este sábado pasado y otras, en esta jornada, denominada Domingo de Tentación.

Antes de enterrar al diablo se le da de comer a la tierra para prepararla para la siembra y la cosecha posterior. Otras creencias sostienen que ese día es para homenajear a la Pachamama por todo lo logrado y conseguido en el último año, desde lo material y espiritual.

Cada comparsa llega bailando y cantando al mojón, al anochecer, como anticipando el final del carnaval. En el mojón, se lo saluda y se le pide permiso para iniciar el ritual de enterrar o devolver al Diablo Carnavalero a la Pachamana.

Las personas participantes de las comparsas y sus acompañantes, se desprenden de los restos de papel, talco y serpentina y lo sueltan sobre el mojón. Los oficiantes de las comparsas prenden fuego al muñeco del diablito y se produce el entierro del carnaval, si hay diablos disfrazados se sacan los disfraces y las máscaras. La música se detiene y luego de un breve silencio, se escuchan gritos lastimeros y aullidos.

El Pujllay volverá a su morada, saludado por los festejantes que bailan y cantan alrededor de una gran fogata alimentada con serpentinas, papel picado y todo tipo de elementos, incluidas prendas que hayan sido usadas durante los últimos días.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

El obispado de Jujuy “disciplinará” al cura abusador de una niña

Luego de que se conociera la sentencia del Tribunal en lo Penal N°3 contra Ricardo “Padre Coco” Quiroga, 15 años de ...