Destacamos
lucio gimenez zigaran

Giménez dice que la ministra Zigarán tuvo una actitud «inquisitoria, desconfiada y acusatoria»

lucio gimenez zigaranLucio Giménez fue separado de su cargo al frente de la Secretaría de Biodiversidad a partir de una denuncia que lo señalaba como protagonista de una tala de árboles en el Potrero de Yala. En diálogo con El Submarino Radio (91.5 MHz.), aseguró que se trató de una tarea de preservación del área protegida que se realizó con el conocimiento de la cartera de Producción y acusó a la ministra de Ambiente, María Inés Zigarán, de estar “en consonancia con el comisionado de Yala” para la habilitación irregular de una hostería en la zona.

Además de Giménez, renunciaron a sus cargos el director de Áreas Protegidas, Carlos Lozano, y la directora de Biodiversidad y Recursos Genéticos, Claudia Ancasi. Las dimisiones se decidieron, explicó, «porque no había espacio político para convivir con quien tenía una actitud persecutoria en vez de aclaratoria de todo esto”, en referencia a Zigarán, de quien dijo además que se manejó con “subjetividad basada en el desconocimiento”.

“No hubo de ninguna manera tala, y menos tala indiscriminada”, afirmó Giménez, y aseguró que la acción por la cual fue separado de su cargo se trató en realidad de la eliminación del pino, que es una especie exótica que constituye, afirmó, “el peor peligro” para un espacio como el Potrero de Yala, que es área protegida.

Técnicamente, lo que se realizó se denomina “raleo”, según precisó Giménez, y se llevó a cabo a partir de un informe técnico. La razón es que “el Potrero de Yala es un área protegida, y dentro del área protegida hay especies nativas, que el estado debe proteger, y especies exóticas, que son las implantadas por el hombre”.

Una de esas especies exóticas es precisamente el pino, que, detalló, “acidifica y erosiona el suelo y constituye, según los biólogos, además de convenios y leyes internacionales, el peor peligro para convivir con las especies nativas o naturales de la zona”.

Giménez resaltó que los especialistas y las normas internacionales recomiendan la extracción de las especies exóticas, y que “en el caso concreto del potrero de Yala existe un Programa de Organización Ambiental (POA) que aconseja justamente la extracción de las exóticas”. Las recomendaciones, además, indican que se deben implantar especies nativas en su lugar.

Además, informó, en el Potrero de Yala está vigente “un convenio de biodiversidad que es más taxativo y describe a las exóticas como el principal enemigo de las especies naturales”.

“Lo que se ha hecho es cumplir con esto”, afirmó Giménez, y relató que además había un pedido de los guardaparques del Potrero porque el año pasado se cayeron dos ejemplares de estos pinos sobre una de sus viviendas y sobre la estación de Piscicultura.

Relató además que un guardaparque anterior “que estuvo nueve años nunca logró que se extraigan estos árboles porque no se lo escuchaba”.

“Lo que hicimos –repasó- fue consultar al Ministerio de Producción, y tenemos en nuestro poder el informe de este técnico que concurrió al lugar y vio cuál era el estado de los árboles”.

En este sentido, describió que algunos de esos ejemplares estaban muertos, lo que constituía un peligro adicional tanto para la biodiversidad como para la integridad de las personas.

Giménez avaló este informe surgido del área de Producción: “Es a todas luces un técnico capaz que desarrolló su tarea y recomendó la extracción de estas especies por el peligro que constituían para la seguridad de los transeúntes y de las plantas nativas”.

“La actividad que hicimos es de protección y remediación, cumplimos con lo que dice la ley que se tiene que hacer, un proceso de remediación”, sintetizó.

Uno de los elementos tomados para separar del cargo a Giménez y otros dos funcionarios de Ambiente fue el referido a la entrada de camiones en el Potrero en medio de la noche, que fue denunciada por vecinos del lugar.

El exfuncionario lo explicó así: “Esos camiones son de un productor maderero de una finca contigua al Potrero de Yala, un conocido profesional de Jujuy que tiene esa actividad legítimamente habilitada por el Ministerio de Producción”, y agregó que “los camiones bajan de noche porque él lo determina así, de acuerdo al horario de trabajo de sus operarios”.

“Los camiones que vieron los vecinos no son lo que correspondían al raleo que se hacía en el Potrero de Yala –continuó-, y esto está corroborado por actas expedidas y firmadas por el Ministerio de Producción, de manera que lo que dicen los vecinos es real pero no corresponde a esta tarea que realizó el ministerio”.

“Vamos a aprovechar este ámbito para decir la verdad y que quede sentado que no he formado parte de una actividad nocturna ni a espaldas de nadie”, afirmó Giménez, y aseguró que “la madera está con la guía que corresponde en un depósito de Río Blanco, no ha sido objeto de ninguna transacción comercial”.

En su interpretación, el Ministerio de Ambiente “no supo explicar a la comunidad de Yala”.

“Cuando comenzó todo esto fuimos a ver al comisionado en dos oportunidades pero no nos atendió”, repasó, aunque admitió: “No nos tendríamos que haber quedado con eso y debimos comunicar mejor a los vecinos. Ese fue un error. Pero no es un acto delictual”.

Sin margen político

-La ministra Zigarán dijo en conferencia de prensa que no sabía nada de eso…

-Yo no quiero entrar en esa polémica. Lo que yo quiero es ratificar, porque no me parece que esa posición sea la correcta para esclarecer este hecho. Te doy un ejemplo: cuando un agente de tránsito tiene que levantar un auto, no le avisa al (intendente) Chuli (Jorge). Nosotros teníamos un convenio con la cárcel para que la madera extraída fuera convertida en muebles para ser llevados a la estación de Piscicultura. Estábamos habilitados por el Ministerio de Producción para hacer todo esto. No hubo venta de madera. Si la ministra no sabía, no es mi falla. Puede que haya sabido, no sé; no quiero entrar en esa polémica. De todas maneras, no es una actitud delictiva ni oculta.

-¿De quién es el aserradero donde están las maderas?

-No sé, no tengo noción. Eso no me corresponde a mí.

-¿A quién pertenecen los camiones que transitaban de noche?

-Los camiones que bajaron de noche corresponden a un vecino de la zona que tiene esta actividad, que está haciendo una extracción de la misma madera, de los mismos pinos que se extrajeron en esta oportunidad, que lo consideran de la misma forma. No tengo noción de quién es. Consta en el expediente. No es mi función conocerlo ni interpelarlo. Nosotros rubricamos la orden de la extracción, no es una tala.

-Si esto es así, ¿por qué lo hicieron renunciar? ¿O lo echaron?

-No, no me echaron. Renunciamos yo y mis dos directores. Yo creo que no había espacio político para convivir con quien tenía una actitud persecutoria en vez de aclaratoria de todo esto. No había margen político para seguir conviviendo dentro de ese ambiente en el que la mirada estaba puesta no en la objetividad sino en la subjetividad, basada en el desconocimiento. En una de sus apreciaciones, la ministra dice “¿y ahora cómo vamos a remediar el daño?”. Pero lo que se hizo fue para remediar y fortalecer el bosque nativo. Parece que la ministra no conoce. Esperamos obtener la reivindicación correspondiente una vez que se aclare.

-¿Tuvo la oportunidad de hacer su descargo con el gobernador?

-No, no la he tenido. No sé la circunstancia, pero algún día podremos hablar, una vez que esto se aclare. La actitud de la ministra ha sido inquisitoria, desconfiada, acusatoria.

-¿Va a ir a la justicia?

-Creo que las actuaciones van a la Oficina Anticorrupción, cosa que vemos con mucho agrado, porque vamos a tener la oportunidad de aportar opiniones calificadas de académicos, de instituciones, de gente involucrada en el tema de las exóticas, con experiencia y autoridad. Una ministra no puede desconocer que esto es remediación de bosque nativo, y después hablar y echar culpas o sombras sobre algo que está probado, que ha sido manejado en reunión de técnicos de otros ministerios. Algo en lo que no hay provecho alguno. Me parece que además de tener la política de no esclarecer, se han hablado cosas inexactas.

-¿Usted ya había tenido diferencias con la ministra antes de este episodio?

 

-Viene de antes. El tema empieza cuando el comisionado de Yala adjudica de forma irregular la explotación de la hostería que está dentro del parque de Yala, en la laguna, a una asociación gremial que no tiene personería jurídica. Lo hace además sin el estudio de impacto ambiental, que para desarrollar esa actividad es necesario porque va a haber remoción de árboles, generación de materia, de residuo cloacal, etc. Nosotros le solicitamos al ministerio que tome cartas en el asunto, cuestión que nunca fue escuchada. Ahí tuvimos nuestra primera controversia en esto que para nosotros sigue siendo irregular. La ministra sigue en consonancia con el comisionado. Desde ahí viene el problemita. Ahora vamos aprovechar esta circunstancia de la Oficina de Anticorrupción para dilucidar esto y dejar en claro que hay cuestiones que están oscuras.

x

Check Also

Convocan a una movilización contra la violencia policial en Alto Comedero

Este sábado, desde las 16hs, en la plaza de Alto Comedero, ubicada en Avenida Teniente Farías 1168 (al lado de iglesia ...