Golpe a la actividad productiva: Dejan de subsidiar tarifas de luz a comercios, industrias y pymes

El Gobierno dejará de subsidiar las tarifas de luz a comercios, industrias y pymes, limitando la asistencia estatal solamente a los sectores vulnerables, según informaron funcionarios del Ministerio de Economía y de la Secretaría de Energía en la última audiencia pública destinada a presentar los lineamientos del nuevo esquema de subsidios que comenzaría a regir en mayo.

«El nuevo esquema no contiene ningún tipo de subsidio a las actividades productivas. No sería compatible subsidiar a la energía y tener precios liberados», argumentó Salvador Gil, funcionario de la Secretaría de Energía, sobre la decisión que afectará al menos a 100.000 empresas.

Respecto al funcionamiento de la Canasta Básica Energética (CBE), Gil anunció que «sólo se van a subsidiar necesidades humanas básicas y cuando sea necesario». El nuevo esquema, anticipó el funcionario, subsidiará directamente a la demanda, a través de una transferencia directa al banco, o un descuento en la factura.

Por su parte, Martín Vauthier, asesor en Economía, señaló que «en un contexto de recursos escasos, se eliminan subsidios a la demanda no residencial, por ejemplo, en procesos productivos, dado que en dicho caso no es posible asegurar que los beneficiarios reales sean los sectores de menores ingresos».

Comercios y pymes, los más afectados

Según un informe del Instituto Interdisciplinario de Economía Política (IIEP) de la Universidad de Buenos Aires y el Conicet, los últimos incrementos de tarifas afectaron mayormente a los comercios y a las pymes, por lo que se espera que la eliminación definitiva de los subsidios genere otro fuerte impacto en el sector.

Los comercios pequeños con una potencia de 10 KW y un consumo de 1.200 kwh/mes, recibieron facturas con un aumento del 276% en el precio mayorista de la energía, frente al precio de enero, del cual sólo abonaban un 18%. En el AMBA, pasaron de pagar $64.775 hasta el primer mes del año a $266.213 en febrero, con impuestos.

En cuanto a los pequeños usuarios industriales, con una potencia contratada de 35 KW y un consumo mensual de 6.500 Kwh/mes, el alza en el precio de la energía alcanzó el 178%, frente al valor de enero, del cual sólo pagaban el 31%. En este caso, pasaron de abonar una factura de $274.875 a $1.060.187 en febrero.

En este contexto de tarifazos y de anuncios de quita de subsidios, el Gobierno anticipó que lanzará un programa de eficiencia energética, con financiamiento del Banco Mundial, para dar créditos a comercios y pymes, con el objetivo de que puedan reconvertir sus equipamientos eléctricos para lograr mayor eficiencia y ahorro.

Página/12

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Una familia en el mes de marzo necesitó 358 mil pesos para no ser indigente en Argentina

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) dijo ayer que una familia integrada por cuatro miembros, dos mayores y dos ...