Destacamos

Investigan el homicidio de un mapuche en un paraje de Río Negro

Un hombre murió de un balazo y otro resultó herido este domingo, también por impacto de un disparo de arma de fuego, en el paraje Cuesta del Ternero, ubicado en Bariloche y ocupado por comunidades mapuches, en un episodio que está en investigación.

Pueblos originarios y organismos humanitarios dejaron trascender sus sospechas del supuesto accionar de alguna fuerza represiva, pero también consideraron la versión de una posible intervención de «cazadores» que habrían provocado algún incidente que culminó de manera trágica. Desde los Gobiernos nacional y provincial negaron que hayan estado involucradas las fuerzas de seguridad.

El joven asesinado fue identificado como Elías Garay. El herido es un joven de 21 años de la comunidad mapuche local que habría recibido un disparo en el tórax, por el cual fue operado en el hospital de El Bolsón.

Nelson Ávalos, integrante de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) Noroeste de Chubut y a cargo de la Secretaría de los Pueblos Originarios, sostuvo que «no se sabe bien aún» cómo ocurrieron los hechos y explicó que según los primeros testimonios «aparecieron dos hombres con armas largas, con rifles, que supuestamente estaban cazando y le dieron a estos pobladores».

«Lo extraño de esto es cómo hicieron para entrar, pues no dejan entrar a otras personas que no sean habitantes de Cuesta del Ternero. Eso mismo nos decía la fiscal. Habíamos llegado a un momento en que había una audiencia en los próximos días. No había incidentes ni orden de allanamiento. El acampe estuvo hasta anteayer y el COER (Cuerpo de Operaciones Especiales de Rescate) no dejaba pasar a nadie que no fuera habitante del lugar. Por eso se torna más extraño. Si fueran policías, lo hicieron sin orden y sin justificación», amplió Ávalos.

El dirigente de la APDH detalló que las víctimas recibieron «balazos de plomo, supuestamente de calibre 22».

Desde el 18 de septiembre reivindican la recuperación de lugar llamado Tapera de los Álamos, 90 kilómetros al sur de Bariloche. Allí está el asentamiento, sitiado hace 52 días por la policía provincial. Y hace 48 horas se levantó un acampe humanitario ubicado cerca de la comisaria de Cuesta del Ternero. “Pero justamente hoy pasa esto, cuando la policía sigue rodeando el territorio recuperado y nadie puede entrar, ni con alimentos ni con abrigo. Que hayan aparecido ahí dos personas armadas, no tiene explicación”, razonó Orlando Carriqueo, dirigente de la Coordinadora Mapuche Tehuelche.

El domingo «en El Bolsón hubo un corte con protesta en el ingreso, hay mucha indignación por este hecho y estamos reclamando que se esclarezca rápidamente. También vamos a ir a Cuesta del Ternero a esperar la llegada de la abogada de la comunidad, Andrea Reile, de la Liga por los Derechos Humanos», contó Ávalos.

Hace casi dos meses que el gobierno provincial creó un cerco policial sobre el territorio y no dejan pasar a la gente, según confirmó Luis Pilquiman, funcionario del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI). «Se esperaba que ahora comenzara una instancia de diálogo y sucede todo lo contrario, comienza la agresión”, agregó. Para Pilquiman, «hay responsabilidad del gobierno provincial por haber aislado a la gente, y por no haberse dispuesto al dialogo para resolver la situación”.

El Gobierno de Río Negro, que encabeza Arabela Carreras, informó que «la Policía de Río Negro no realizó ningún tipo de intervención» en los hechos en Cuesta del Ternero. «En el marco de un hecho delictivo ocurrido en Cuesta del Ternero, el Gobierno de Río Negro informa que desde la Policía de Río Negro no se dieron órdenes de actuaciones ni se llevó a cabo ningún tipo de operativo o intervención que tenga que ver con dicha situación», explicó un comunicado oficial.

Aclaró que «el Ministerio Público Fiscal de la provincia está realizando las tareas investigativas correspondientes, tomando declaraciones en el lugar de los hechos».

La APDH Chubut y la Asamblea de los Pueblos Originarios responsabilizaron inicialmente al Gobierno rionegrino en medios periodísticos por los hechos sucedidos. Pero voceros del Gobierno local dijeron que los hechos habrían sido protagonizados por personas civiles que estaban cazando, que «desataron una pelea, estaban vestidos con ropa camuflada y portaban armas de fuego».

Desde la Fiscalía de Estado de Río Negro informaron a Télam que «se esperan los resultados del cuerpo de fiscales que están realizando la investigación correspondiente».

En tanto, el Ministerio de Seguridad de la Nación, que encabeza Aníbal Fernández, emitió una notificación en la que dijo: «Atento al hecho de público conocimiento ocurrido hoy en Cuesta del Ternero (RP 6), Río Negro, destacamos que Gendarmería Nacional no tiene presencia en el lugar, encontrándose en El Bolsón (Escuadrón 35), a aproximadamente 38 km por RN 40.

Repudios

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) manifestó este lunes su «más enfático repudio al homicidio» de un joven mapuche perpetrado ayer en el territorio de la Comunidad Mapuche de Quemquemtreu, en Cuesta del Ternero, provincia de Río Negro, en el marco de un hecho en el que hubo también otros heridos, y exigió conocer la identidad de los responsables.

La entidad responsabilizó, en ese sentido, a la gobernadora de la provincia, Arabela Carreras, «por el clima que fue instalándose para el ejercicio de la violencia, con su reconocida beligerancia antimapuche y posicionamientos racistas», según expresaron en un comunicado de prensa.

«Desde la APDH exigimos saber de inmediato los responsables y, además, no podemos dejar de responsabilizar a la gobernadora Arabela Carreras por el clima que fue instalándose para el ejercicio de la violencia, con su reconocida beligerancia antimapuche y posicionamientos racistas, sin dejar de remarcar la gravedad que significa que un discurso de odio sea emitido desde el Estado, con directas consecuencias en la violencia que pueda desatarse tanto en lo institucional como social», finalizaron.

Por su parte, la Liga Argentina por los Derechos Humanos (LADH) encuadró el hecho en «crímenes de odio». En un comunicado, repudiaron «el asesinato de un comunero mapuche y el intento de asesinato de otro de ellos».

«Las primeras versiones dadas por el comunero sobreviviente cuenta de dos supuestos cazadores que a punta de arma lxs increparon y luego les dispararon a corta distancia. Esta es la misma comunidad mapuche que fuera sitiada hace dos meses por las fuerzas especiales de la policía provincial, COER, del Gobierno de Arabela Carreras, ni bien iniciaron un proceso de recuperación territorial», repasa la LADH.

En este punto, consideran «impensable que dos cazadores hayan podido atravesar los retenes que mantiene activos en esa zona rural la policía de élite de Río Negro».

Por esta razón aseguran que este hecho «no puede de ninguna manera analizarse fuera del accionar del estado provincial en ese territorio. Porque la justicia provincial y el poder ejecutivo se ocuparon de que el asedio sea riguroso, impidiendo incluso las más mínimas condiciones humanitarias para con lxs pobladores».

«Cazadores de mapuches eran, esbirros que asesinan: Odiadores que asesinan. Empleados de un aparato económico y político, cobarde y represivo que opta por la sangre de campesinxs empobrecidxs para preservar el status quo que solo quiere mejorar sus ganancias y poderío», afirman.

Advierten luego que «las grandes empresas de comunicación del país hicieron su ya archiconocido trabajo de sembrar el odio mediante la instalación, otra vez, de un enemigo interno muy peligroso», y emparentan esta situación con «los voceros del poder local y transnacional que tiene intereses en la zona, mintiendo descaradamente, amplificando hasta el infinito hechos vandálicos de los que nadie se hace cargo y nadie nunca investiga con seriedad, como tampoco se investigaron la desaparición y muerte de Santiago Maldonado y el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel».

«Todas sus acciones tienen el objetivo estratégico de apropiarse de esta parte de la Patagonia. Ellos son los secesionistas, son los violentos, los asesinos. Son quienes quieren que se militarice toda la zona para seguir haciendo sus negocios sin tener que rendir cuentas a nadie ni debatir con nadie que pretenda reclamar algún atisbo de justicia», aseveran.

Finalmente, advierten que «el pueblo mapuche, como todo el pueblo trabajador de la Argentina, seguirá ejerciendo su derecho a reclamar lo que por justicia le corresponde» y afirman: «No queremos ningún muerto más. Terminemos con el odio y el racismo. Investigación exhaustiva e independiente. Juicio y castigo a los responsables de estos crímenes. La Patagonia no se entrega ni se vende, se defiende».

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Santiago: Buscan evitar la asunción de un diputado condenado por abuso sexual

Feministas de Santiago del Estero buscan impedir la asunción como diputado provincial de Héctor Eduardo Ruiz, condenado por abuso sexual. Para ...