La comunidad educativa de la Helen Keller pasa la Pascua en la puerta de la escuela

Madres y padres de alumnos con discapacidad auditiva que asisten al Instituto Helen Keller (IHK) pasan la Pascua en la puerta del establecimiento, donde se instalaron desde el martes apenas conocida la decisión del ministerio de Educación de trasladar a una parte de ese edificio a la Escuela Provincial de Teatro Tito Guerra.

El terreno donde se construyó el edificio del IHK fue donado por Alfonso Calsina y su esposa Vilma Soro -tíos de la actual ministra de Educación- para ese fin específico.

Las madres y padres de los chicos que estudian allí aseguran que la convivencia con la escuela de teatro sería perjudicial, una posición que comparten docentes especiales. Y se quejan de la falta de diálogo por parte de las autoridades educativas, que tomaron la decisión del traslado sin siquiera consultarles.

El plan del ministerio es adaptar el edificio para que funciones allí las dos instituciones, cada una con entrada independiente, según explicaron desde el área de Infraestructura. El edificio de la Tito Guerra, que pertenece al exferrocarril Belgrano, será devuelto por la provincia a sus propietarios.

Lejos de escuchar las demandas de las madres, la ministra Calsina sostuvo que la integración de ambas escuelas va a ampliar la capacidad de los chicos y ayudará en el desarrollo de mejores capacidades.

x

Check Also

Los comercios pueden adherirse al acuerdo escolar 2021

El ministro de Desarrollo Económico y Producción, Exequiel Lello Ivacevich, convocó a empresarios y comerciantes de toda la provincia, a participar ...