Destacamos

Las Madres del Dolor marcharán este 24 de diciembre para pedir justicia por sus hijos e hijas 

Perdieron a sus hijos o hijas de forma violenta. Algunas los siguen buscando. Se juntaron bajo el nombre de Madres del Dolor y van a marchar este 24 de diciembre para pedir justicia. La convocatoria central es en la plaza Belgrano de San Salvador de Jujuy, a las 10 de la mañana. Por la tarde habrá otra movilización en Palpalá.

Mónica Cunchila es una de las principales impulsoras del reclamo colectivo. Su hija, Iara Rueda, fue asesinada el 24 de septiembre pasado en Palpalá. La encontraron sin vida cuatro días después en un descampado del barrio 2 de Abril, mientras se desarrollaba una protesta para reclamar que la policía la buscara. Por su femicidio están detenidas tres personas.

«Hoy estamos acá las que vivimos cerca y pudimos venir, pero mañana están llegando de otras localidades. Porque hay que decir que esto no pasa solo acá, pasa en toda la provincia», remarcó Mónica a El Submarino Radio (FM Conectar 91.5).

Cunchila repasó: «Viene desde La Quiaca el papá de Ariel Llampa, un padre desesperado que no sabe nada de su hijo hace 9 años. Se fue a una fiesta y desapareció. Nadie le dice nada. También el papá y el hermano de Rosita Aliaga, que están hace 5 años y 7 meses sin saber quiénes fueron los responsables de su asesinato. Un papá que está grande, que necesita respuestas».

Mencionó también a Tania Palacios, asesinada en diciembre de 2019 en San Pedro, y Cintia Tolaba, la joven de Santa Clara que permanece desaparecida desde hace casi 5 años.

«Esperamos que nos acompañe la comunidad, porque esto puede pasarle a cualquiera», convocó Mónica, y agregó: «El legado de mi hija es esto, el pedido de justicia. Esta provincia ya dijo basta, hizo un quiebre. No nos vamos a callar».

«Ellos tenían ganas de vivir. Pedimos justicia, que nos escuchen. No tenemos nada que festejar mañana», agregó.

Además de la marcha en San Salvador de Jujuy, hay otra convocada en Palpalá por la mamá de Iara, a las 16, en el cementerio Virgen de Paypaya. «Palpalá está de luto. Era una nena de 16 años a la que le cortaron la vida. Y la mamá de Iara no se calla más», afirmó Mónica.

Las historias

Los relatos de estas mujeres, uno tras otro, conforman una especie de trama siniestra en la que participan siempre personas jóvenes muertas de manera violenta, investigaciones que no conforman a las familias, sospechas e incluso certezas de que la justicia mira para otro lado.

Marcelo

Patricia Mendoza es la mamá de Marcelo Luis Gómez, el joven de 19 años que murió el 11 de octubre pasado tras haber ido atropellado por un conductor que no se detuvo a ayudarlo, escapó y permaneció prófugo durante dos semanas, hasta que fue finalmente detenido.

«Me informaron que el abogado defensor del asesino de mi hijo pidió el cese de detención. Yo pido que no quede libre. Lo embistió de atrás, no lo socorrió, lo dejó tirado y estuvo prófugo 15 días», dijo la mujer a El Submarino Radio.

Iván Mamani Gareca se llama el hombre que atropelló a Marcelo. «Él dice que tiene hijos y por eso quiere el cese de detención. Pero yo digo, ¿él no pensó en ellos cuando no socorrió a mi hijo?», planteó Patricia.

«Pasé el día de la madre y mi cumpleaños sin hijo, y ahora voy a pasar la Navidad sin hijo. Él me decía ‘mamá, cuidate’. Salió y dijo ‘ya vuelvo’. Yo lo espero en la puerta todos los días. Que la justicia actúe como corresponde y no le dé la libertad al asesino», expresó la mujer.

Alejandra

La familia de Alejandra Nahir Álvarez denunció su desaparición el pasado 9 de octubre. Al día siguiente fue hallado el cuerpo sin vida de la joven de 17 años en la colectora de la ruta 66. Fue apuñalada. Está detenido su expareja. Dejó un hijo que ahora tiene 8 meses.

La tía de Alejandra también estuvo con las Madres del Dolor. «Los padres fueron a hacer las denuncias correspondientes pero no les querían tomar la denuncia. Hasta que nos dimos con que el cuerpo que habían encontrado era el de ella. La tiraron en la ruta, la encontramos el sábado a las 5 de la tarde», relató la mujer.

«La causa está avanzando pero nosotros queremos que sigan trabajando porque estamos convencidos de que no fue solamente él, tiene cómplices y queremos que los encuentren. Que paguen todos los que tengan que pagar», señaló.

Y coincidió con las otras madres: «Es un dolor muy grande para toda la familia, no tenemos nada que festejar».

«Queremos justicia para nuestros hijos, una justicia ejemplar. Han hecho mucho daño, le quitaron la vida a un ser que tenía posibilidades de progresar, de salir adelante, que dejó un bebé sin su madre y una familia destruida», agregó.

Camila

Con las Madres del Dolor también estuvo la mamá de Camila Peñalva, cuya historia está presente en los medios por estos días a raíz de impactantes revelaciones sobre el presunto falseamiento de la autopsia por parte del perito del Ministerio Público de la Acusación, quien había firmado que la joven de 25 años murió por una broncoaspiración tras haber ingerido alcohol. En efecto, ya existe una denuncia penal contra el funcionario forense que, afirma la denuncia, mintió en su informe.

«El apoyo es muy grande, es un abrazo solidario entre todas las mamás, juntarnos, estar acá, apoyarnos mutuamente a pesar de la distancia, porque estando a 100 kilómetros a veces me es difícil», dijo Matilde, la mamá de Camila.

Este miércoles, precisamente, se esperaba la realización de una junta médica, pedida por el fiscal Diego Cussel, para determinar la causa de la muerte de la joven.

José María

A José María Villafañe lo mataron de un tiro en la cabeza el 3 de mayo pasado. Su madre, Miriam, es otra de las Madres del Dolor. No suele participar mucho de las marchas porque le afecta emocionalmente, pero estuvo esta mañana en la plaza Belgrano y estará este jueves en la movilización.

«El 3 de mayo a las 8 nos llamaron del hospital Snopek. Dijeron que teníamos que presentarnos, no sabíamos para qué. Fuimos y nos dijeron que había una persona, José María Villafañe, con un tiro en la cabeza. No podíamos creerlo», relató a El Submarino Radio.

La que era novia del joven, Magalí Quiroga Sáenz, está detenida por el homicidio. También un hombre, Víctor Manuel Garnica. Pero la familia de José María no está conforme con la investigación. «Esa maldita tenía más cómplices que se escaparon y dejaron el cuerpo ahí. Se fueron a borrar todo. Ella tiró todos los elementos, se fue a bañar y cambiarse, y después la atraparon. Ella dice que le pegó el tiro, pero ella sola no fue», afirmó Miriam.

«Mi hijo salió de casa, dijo que tenía una cena. Esa noche había mujeres y varones. La madre, Rosa Sáenz, vive con ella. Ellos saben qué pasó esa noche. Ella sabe, pero no habla», agregó.

Al igual que el resto de las mamás, Miriam pidió a la comunidad que las acompañen. «Que nos ayuden, que difundan.
Somos todas mamás que estamos en la lucha para que paguen los asesinos y los cómplices», expresó.

Agustín 

Antonia es la madre de Agustín Maciel Padilla. «Lo mataron», aseguró sin dudar. Y contó: «Quisieron aparentar un ahorcamiento pero no tenía indicios, estaba como durmiendo».

La mujer señala como responsable del homicidio de su hijo a una joven de 27 años que, afirma, «vende droga con el hermano».

«Son tres los que estuvieron ese día. Supuestamente ella sola lo descolgó, pero por el peso de mi hijo eso es imposible. Y no tenía ni un rasguño, nada. Ella nunca pidió ayuda, como dice. Nunca llamó a la policía ni nada. Fue mi hija que llamó y la policía vino enseguida y después los bomberos», relató Antonia.

Después de cambiar de abogado por estar disconforme con cómo llevaba adelante su caso, la mujer ahora está esperando una respuesta a su reclamo.

«Nosotros tenemos pruebas. Ella tenía en ese momento dos nenes y una beba, y el nene de 5 años vio todo. A mi hijo lo hicieron dormir y lo ahorcaron dormido. El nene tendría que ir a cámara Gessell, porque el padre dijo que el chiquito le contó», detalló.

Desde su certeza, pide que esa mujer sea detenida. «Ella está en libertad. Cae por drogas y la sueltan al otro día y sigue vendiendo. Busca chicos jovencitos, dóciles, porque ella tiene 27 años. Y no puede ser que esté suelta. Que todo el barrio Azopardo vea que ella vende droga ahí todas las noches y no pasa nada».

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Original protesta: Se vistieron de Reyes Magos para reclamar ayuda a comedores y merenderos

Organizaciones sociales marcharon este jueves en San Salvador de Jujuy para reclamar asistencia del gobierno para merenderos y comedores populares. La ...