Foto: Telesur

Las protestas universitarias contra el asedio a Gaza se extienden por Europa

La policía antidisturbios de Países Bajos puso fin a primera hora del martes a una manifestación propalestina en la Universidad de Ámsterdam, deteniendo a unas 125 personas en enfrentamientos en ocasiones violentos, según las autoridades.

Los estudiantes acamparon en el campus con tiendas de campaña, pancartas y carteles exigiendo a las autoridades universitarias poner fin a la complicidad con los crímenes de Israel en la Franja de Gaza, incluida la ruptura de lazos con empresas e instituciones israelíes.

La Policía publicó varios mensajes en la red social X, en los que explicó que actuó para detener el evento y desmantelar las tiendas de campaña que habían montado los manifestantes, quienes emplearon la violencia contra los agentes.

«La intervención de la Policía fue necesaria para restablecer el orden. Vemos las imágenes en las redes sociales. Entendemos que esas imágenes puedan parecer intensas», comunicó la fuerza.

El ministro saliente de Educación, Robbert Dijkgraaf, evaluó que las universidades son un lugar para el diálogo y el debate y que le entristecía que la Policía tuviera que intervenir.

En Europa

Las protestas estudiantiles por la guerra y los lazos académicos con Israel se extendieron por Europa, en una escala mucho menor que las que se vieron en los Estados Unidos.

El viernes pasado, la Policía de París entró en la prestigiosa universidad francesa Sciences Po y desalojó a los estudiantes activistas que habían ocupado sus edificios.

Más de 100 estudiantes ocupaban la Universidad de Gante, en Bélgica, en una protesta por el clima y por Gaza que quieren prolongar hasta mañana miércoles, según la agencia de noticias Reuters. Varios empleados y profesores de UGent firmaron una carta abierta apoyando la protesta y condenando la decisión de la universidad de continuar la colaboración en investigación con Israel. «La UGent nunca da permiso para ocupar edificios, pero si esto sucede, se aplica un marco general de acuerdos», afirmó en un comunicado el rector Rik Van de Walle.

Reino Unido

En tanto, en el Reino Unido los estudiantes tomaron los campus de la Universidad de Leeds, la Universidad de Londres y la Universidad de Warwick; y en Alemania la policía desalojó el sábado a manifestantes en la Universidad de Humboldt en Berlín.

Estudiantes británicos establecieron campamentos de protesta pro palestinos en los campus históricos de las universidades de Cambridge y Oxford. Erigieron docenas de tiendas de campaña de colores brillantes en el césped afuera del Museo de Historia Natural de la Universidad de Oxford, neogótico, relativamente aburrido y amarillo, del siglo XIX, según definió la agencia de noticias Reuters con sede en Londres.

De pie frente a los campamentos, algunos de los cuales lucían la bandera palestina negra, blanca y verde, los estudiantes anunciaron que se unirían a 100 universidades de todo el mundo para protestar contra la guerra de Israel en Gaza, que mató a más de 34.700 palestinos hasta ahora. «La razón por la que estamos haciendo este estilo de protesta ahora es porque la solidaridad es muy importante en cada movimiento», enfatizó en una entrevista Rosy Wilson, de 19 años, estudiante de la Universidad de Oxford.

Al replicar las protestas estudiantiles en los Estados Unidos, «estamos mostrando una fuerza unida donde estamos unidos con ellos, estamos unidos con Gaza y estamos unidos con este movimiento en todo el mundo», añadió.

Un portavoz de la Universidad de Oxford aclaró que ese establecimiento, entre cuyos numerosos alumnos se encuentran personajes como los primeros ministros Margaret Thatcher y Boris Johnson y los autores Oscar Wilde y JRR Tolkien, estaba al tanto de la manifestación. «Respetamos el derecho de nuestros estudiantes y miembros del personal a la libertad de expresión en forma de protestas pacíficas», señaló el portavoz.

Y añadió, en declaraciones a la agencia de noticias Reuters: «Pedimos a todos los que participan que lo hagan con respeto, cortesía y empatía… No hay lugar para la intolerancia en la Universidad de Oxford».

España

Estudiantes de varias universidades españolas han empezado a sumarse con actos reivindicativos y acampadas a las protestas internacionales en apoyo a Palestina que comenzaron hace semanas en Estados Unidos y que se han ido extendiendo por otros países.

En las últimas horas se están multiplicando las adhesiones por parte de sindicatos estudiantiles en Barcelona, País Vasco, Navarra, Sevilla, Alicante y Madrid, fue en la Universidad de València (UV) donde comenzó el 29 de abril esta movilización para exigir «el fin del genocidio en Gaza».

Una veintena de tiendas de campaña permanecen una semana después instaladas a la entrada de la Facultad de Filosofía de la UV y los portavoces estudiantiles dicen estar dispuestos a mantener la acampada hasta que el rectorado no acceda a reunirse con ellos y atienda sus reivindicaciones.

Tras la iniciativa de los universitarios valencianos se han ido sucediendo las protestas en otros campus como el de la Universidad de Barcelona, donde decenas de estudiantes permanecen acampados en el Edificio Histórico de la UB donde permanecerán, al menos, hasta la celebración del claustro convocado para este miércoles.

Desde el lunes están en marcha acampadas en los campus de Vitoria, San Sebastián y Leioa (Bizkaia) de la Universidad Pública Vasca, así como en la Universidad Pública de Navarra en Pamplona convocadas por el sindicato de estudiantes Ikasle Abertzaleak.

Estudiantes de varias universidades madrileñas, reunidos en asamblea convocados por el Bloque Interuniversitario por Palestina, han decidido este martes sumarse a las protestas e iniciar desde hoy una acampada indefinida en el campus de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

También en Alicante, donde ya se han llevado a cabo algunos actos de apoyo a Palestina en los últimos días, para este miércoles está convocada otra acampada en la Universidad de Alicante.

Piden romper relaciones institucionales con el gobierno, las empresas y las universidades israelíes

Con lemas muy similares a los de sus compañeros de #StudentsforGaza en el resto del mundo, «¡Palestina libre!» o «¡Parad el genocidio!», los universitarios españoles que se están movilizando exigen a sus respectivas universidades que rompan toda colaboración, acuerdo o convenio con empresas y centros universitarios israelíes.

Además, piden el fin de la venta de armas a Israel y que el Gobierno rompa relaciones con ese país.

En muchas de las concentraciones se expresa también la solidaridad con los estudiantes arrestados en las protestas, especialmente en Estados Unidos, y, en el plano estrictamente doméstico, la derogación de la ley mordaza y la Ley de Extranjería.

En Estados Unidos más de 2.000 personas han sido detenidas en los campus de numerosas universidades que se han convertido en escenario de disturbios, enfrentamientos con la Policía y actos de vandalismo por las protestas a favor del pueblo palestino.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Brasil y China presentan una hoja de ruta para alcanzar la paz entre Rusia y Ucrania

Los gobiernos de Brasil y China presentaron este jueves una hoja de ruta para poner fin al conflicto entre Rusia y ...