Fausto Jones Huala junto a su compañero mapuche Lautaro González.

Liberaron a Fausto Jones Huala tras probar que no tenía armas el día del asesinato de Rafael Nafuel

Fausto Jones Huala, testigo central del asesinato estatal de Rafael Nahuel, ya está libre. Se había presentado el jueves pasado ante las autoridades judiciales, y en un juicio abreviado realizado el viernes fue sobreseído por el delito de “usurpación”, mientras que se le estableció una pena de seis meses en suspenso por el delito del “atentado a la autoridad”.

Un dato central surge de este último hecho: en el acuerdo de partes homologado por la jueza federal de Zapala, Silvina Domínguez, quedó establecido que Jones Huala no utilizó armas de fuego contra los integrantes del grupo Albatros, lo cual desbarata el relato del Ministerio de Seguridad de la Nación sobre la existencia de un enfrentamiento entre la comunidad mapuche y los miembros del grupo Albatros de la Prefectura Naval.

Jones Huala reconoció haberse enfrentado con piedras a los uniformados, y de allí surge la pena en suspenso por el “atentado a la autoridad”.

El cambio de situación procesal del joven mapuche -que junto con Lautaro González Curruhuinca bajaron el cuerpo sin vida de Rafael hasta la ruta-, lo habilitaría para declarar como testigo en el expediente que investiga el asesinato de Nahuel.

Se trata de un dato fundamental ya que Jones Huala estaba al lado de la víctima, intentando evitar ser alcanzado por alguna de las entre 114 y 129 balas 9 milímetros que dispararon los cinco Albatros que el 25 de noviembre de 2017 ingresaron unos mil metros territorio adentro de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu, en Villa Mascardi.

En el juicio abreviado se dio por sentado que Jones Huala no portaba -y por tanto no disparó- armas de fuego, lo cual hace tambalear la teoría de la ministra Patricia Bullrich sobre una emboscada mapuche. El relato del enfrentamiento fue edificado por el Ministerio de Seguridad a partir de un audio de WhatsApp del Oficial Principal Pablo Rubén Berra, jefe del operativo de los Albatros que concluyó con el asesinato de Rafael Nahuel.

Ese audio fue enviado por Berra minutos antes que se le secuestre el teléfono celular. Un día después, el 26 de noviembre, la ministra Patricia Bullrich dio por cierta la versión y repitió la teoría del enfrentamiento, a pesar de la ausencia de pruebas que la sustenten.

Jones Huala había sido procesado a principios de enero por el juez federal Leónidas Moldes, quien además le dictó la prisión preventiva. Desde mayo de 2018 se encontraba “prófugo” para la Justicia que había revocado su excarcelación. Pero este jueves se presentó, y luego de un juicio abreviado -que se concretó en apenas 24 horas y con la representación legal del abogado Matías Schraer- recuperó su libertad.

En horas de la noche del viernes emitió un comunicado, en el que detalló que fue “sobreseído del cargo por usurpación y de la absurda posibilidad de que me juzguen por atentado contra el orden constitucional. Esto fue descartado por la Justicia”.

El joven mapuche -hermano del lonko de la pu lof en Resistencia Cushamen, Facundo Jones Huala- explicó: “Lo único que he reconocido y aceptado es que me defendí con lo que tenía a mano del feroz e injustificado ataque del grupo de elite albatros que mataron a Rafael Nahuel.” Y aportó un dato fundamental: “También quedó descartada la teoría de que hubiera utilizado armas de fuego, quedando claro que se trató de un invento para justificar un inexistente enfrentamiento armado.”

Otra importante novedad se dio en las últimas horas en relación al expediente por el asesinato de Rafael Nahuel. La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) de Bariloche fue admitida como querellante en la causa, lo cual implica un primer reconocimiento de que ese crimen puede enmarcarse como una violación a los derechos humanos.

En la resolución que aceptó la participación de la APDH, la Cámara de Apelaciones de General Roca explicó que la muerte de Nahuel “se produce como resultado de un operativo represivo de las fuerzas de seguridad, donde se analiza el contexto de la represión a un grupo mapuche en el marco de una protesta social, el uso desproporcionado de la fuerza y el homicidio por la espalda del joven”, publicó Página/12.

Consulta el Padron
x

Tal vez te interese

Alpargatas ya vendió todas sus plantas textiles en Argentina

La firma de capitales brasileños Alpargatas anunció ayer, en un comunicado enviado a la Bolsa de San Pablo, que concretó su ...

A %d blogueros les gusta esto: