Destacamos
eva arroyo

Memoria > El ejercicio de la tenacidad

eva arroyoLa referente de HIJOS Jujuy, Eva Arroyo, conversó con El Submarino sobre el 38° aniversario del golpe de Estado de 1976: “En este siglo no ha habido otra fecha que haya sido conmemorada sistemáticamente con grandes movilizaciones y actos”, comentó, y destacó: «Las víctimas tenían un proyecto político que beneficiaba a los más desposeídos y que castigado».

“El de hoy es un día conmemorativo, porque durante décadas la historia argentina no se ha sostenido”, señaló Arroyo, y recordó que el golpe de 1976 “es un hecho histórico que ha dañado gravemente a la Argentina”, razón por la cual se debe mantener la memoria, la búsqueda de la verdad y la justicia.

¿En qué sentido se habla de memoria? “Cuando hablamos de memoria hablamos de sostener en el tiempo que aquello no lo queremos más”, define Arroyo.

Sobre el contexto político en que se produjo el golpe de Estado, analizó: “Tuvo un porqué, una razón, un fundamento fuertemente político, que era que había que escarmentar a la sociedad, sobre todo a ese sector de jóvenes militantes de los años sesenta y setenta que se atrevieron a cuestionar la desigualdad, la justicia, y decidieron la transformación, que significaba disputar el poder con aquellos que lo tenían. Lamentablemente, esa batalla se perdió”.

“Cuando hablamos de la búsqueda de la verdad aparece la teoría de los dos demonios, que sostiene que los dos eran igual de violentos -explica Arroyo-. Desde los organismos hemos trabajado mucho sobre eso, ha sido muy costoso”.

La dirigente de derechos humanos alerta sobre el hecho de que todavía hay ciertos sectores que siguen sosteniendo la teoría de los demonios, pero aclara que en la mayoría de los casos se puede decir que ha habido un cambio bastante cualitativo en la manera de ver el tema.

“Esto ha permitido la búsqueda de la verdad –señala-, que no tiene solo que ver con la recuperación de los restos sino, con el porqué, porque las víctimas no eran dementes terroristas, sino que tenían un proyecto político que beneficiaba a los más desposeídos y que fue castigado”.

Arroyo destaca la importancia que tienen también los juicios en la búsqueda de la verdad: “A través de los procesos judiciales se conoce cómo sucedió, cómo se preparó el aparato terrorista, cómo se movilizó, cuáles fueron sus prácticas, las desapariciones”, y agrega: “Y por supuesto está la justicia, que tiene que ver con la condena a los responsables”.

A pesar de esto, en los juicios puede advertirse también que todos los testigos del aparato represivo tienen un pacto de silencio, de no decir dónde están los cuerpos de las víctimas asesinadas. “Eso somete a las familias a una tortura permanente –afirma Arroyo-, es un acto de perversidad del terrorismo de estado. Es el poder sobre los cuerpos. Han sido condenados por homicidio, a pesar de no haber cuerpos, y ellos siguen ejerciendo ese poder. Son hombres perversos, pero no de perversión patológica, sino absolutamente convencidos de lo que hacen, de que han hecho una patriada”.  

A ese poder sobre los cuerpos, Arroyo contrapone la otra fuerza: “Nosotras, que somos la mayoría mujeres, y los compañeros hijos, las madres, los familiares, los organismos históricos, tenemos de nuestro lado el ejercicio de la tenacidad”.

Arroyo analiza también el caso de algunos represores arrepentidos: “Son personas de bajos rango, soldados, guardiacárceles, que no han tenido poder de decisión, que han sido sometidas y que han tenido la valentía de arrepentirse”, y también el de los abogados que defienden a los procesados por delitos de lesa humanidad: “Hay abogados reaccionarios que son sostenidos por un fondo común y que han sido beneficiados económicamente después de la dictadura militar, porque jugaron para los grandes poderes económicos”.

Finalmente, la militante de derechos humanos pone el acento en la necesidad de que el estado asuma “la responsabilidad de desclasificar los archivos”. 

x

Check Also

Una consultora lo ubica a Morales entre los tres peores gobernadores del país

CB Consultora realizó su ranking mensual de gobernadores, y lo ubica al gobernador de Jujuy entre los tres peores mandatarios del ...