Muertos en el penal: Se complica la situación judicial de los penitenciarios

Se agravó la situación procesal de los agentes penitenciarios al confirmarse que Marcelo Montenegro, uno de los dos reclusos muertos en el motín de la semana pasada, murió a causa de dos disparos de balas de plomo.

Este miércoles se realizó la segunda autopsia en el centro médico forense del Poder Judicial ubicado en Alto Comedero. El informe preliminar indica que Montenegro recibió dos disparos de arma de fuego: uno en la zona abdominal, que le produjo una gran pérdida de sangre, y el otro en el brazo.

Hasta ahora son seis los efectivos detenidos, alojados en el Cuerpo de Caballería de la Policía de la Provincia. Fueron imputados por el delito de homicidio agravado con alevosía por ser funcionarios públicos. Se desconocen las identidades.

Con estos resultados de las autopsias sobre los cadáveres de Montenegro y el otro interno fallecido, Jesús Antonio Yapura, se agrava la situación procesal de miembros del Servicio Penitenciario.

Yapura murió asesinado por un disparo de arma de fuego que ingresó a la altura del cuello y produjo un estallido en las cervicales, revelaron fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

La investigación penal preparatoria está a cargo de los fiscales Diego de Funes y Ariel Urquiola.

Fuentes del MPA afirmaron en forma contundente que hasta ahora, con las pruebas recogidas, queda descartado el intento de fuga como el objetivo de los internos, contrariando así la versión que brindó el gobierno de la provincia.

Los integrantes del Servicio Penitenciario usaron balas de plomo para sofocar el motín que protagonizaban los convictos que reclamaban mejores condiciones sanitarias e higiene.

Los hechos

El jueves de la semana pasada, en la unidad carcelaria N° 1 del Servicio Penitenciario, ubicada en el barrio Gorriti, un grupo de internos de distintos pabellones iniciaron un motín que dejó como saldo dos presos muertos, un número no confirmado de heridos y daños materiales.

Los reclusos presentaron un petitorio al juez de Ejecución Penal Carlos Emilio Cattán para que se tramiten libertades asistidas, condicionales y domiciliarias, y se los aloje en celdas individuales por protección debido a la pandemia. También pidieron que se les garantice que no habrá represalias para los que participaron de la protesta.

Tras acordar, los presos descendieron de los techos del penal de Gorriti, y recién en ese momento se conoció la muerte de los dos internos.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Indignación policial tras el anuncio oficial de ascenso de más 2 mil efectivos (video)

Mientras un grupo de policías en actividad, retirados y familiares protestaban en la plaza Belgrano, en búsqueda de un aumento salarial, ...