Destacamos

Ni Una Menos: «Vivas, libres y desendeudadas nos queremos»

Por Leila Chaher*. A 5 años del grito colectivo de #NiUnaMenos puedo decir que al dolor, la bronca e indignación la convertimos en lucha y organización.

Puedo decir que visibilizamos un problema que dejó de pertenecer a la esfera privada y que hoy nadie duda que la violencia machista es un problema de injusticia social y que se resuelve con políticas públicas efectivas.

Que este camino nos llevó a deconstruirnos, a replantearnos la manera de vincularnos, a llorar mucho por cada hermana que perdimos en el camino y a saber que la humanidad no aguanta más una sociedad en la que asesinan a una mujer cada 30 horas.

A 5 años del inicio de un movimiento imparable, los números duelen: 1450 mujeres asesinadas y 1527 hijxs huérfanxs. Es por eso que la necesidad de una transformación es urgente.

Desde el inicio del #NiUnaMenos a la fecha, en la provincia de Jujuy asesinaron a 35 mujeres, llegando en el 2017 a ser la provincia con mayor índice de femicidios. Esto debe ser un alerta.

Hoy estamos de luto porque ayer encontraron muerta a Rocío Fernández en Humahuaca, muerte que evidencia el desmanejo tanto de medios de comunicación como de la policía y la fiscalía, filtrando información, revictimizando a la víctima una y otra vez.

Sabemos que la violencia de género no se toma cuarentena sino todo lo contrario, ya que según un estudio del observatorio de género “Ahora que sí nos ven” el 66% de los femicidios fueron cometidos por las parejas o las ex parejas y en la casa de las víctimas.

Quienes dicen amarnos nos matan. Y el femicidio es la última y más cruel expresión del patriarcado.

Los casos de abuso sexual intrafamiliar infantojuvenil también requiere medidas urgentes, ya que en la provincia se registró desde el año 2018 un aumento considerable de denuncias por este tipo de violencia, donde en un 53% de los casos el abuso sucede en el hogar de la víctima, el 18% en la vivienda del agresor y el 10% en la casa de un familiar.

Insisto en la urgencia de que trabajemos conjuntamente todos los poderes del estado, oficialismo y oposición, para tomar las medidas necesarias que reviertan esta situación y garanticemos que niñas, niños, adolescentes, mujeres y diversidades tengan una vida plena, libre de violencias.

En este sentido la aplicación de la Ley Micaela no puede esperar más, como así también la aplicación de la Ley Brisa.

Para transformar la sociedad, primero deberemos transformar el Estado. Y en este sentido, quiero resaltar que hoy tenemos un Gobierno nacional que ha incorporado el feminismo en su agenda política con la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad. El siguiente paso es transversalizar la perspectiva de género en todas las políticas públicas del Estado.

Se lo debemos a cada mujer, a cada niña, a cada persona del colectivo LGBTI y al movimiento de mujeres.

El desafío es poder construir una agenda feminista protagonista y convertirla en prioridad en la provincia, aun en este contexto complejo de crisis sanitaria. Crisis que nos impidió llenar las calles con esa marea de mujeres. Igual nos organizamos de diferentes maneras, a través de las redes, con charlas virtuales. Porque las consignas siguen y desde el feminismo militamos día a día para construir una sociedad libre de violencia machista.

*Diputada provincial. Frente de Todos-PJ 

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

El plan contra las violencias de género tiene un presupuesto 24 veces mayor al anterior

El Plan Nacional de Acción contra las Violencias por Motivos de Género anunciado por el Gobierno nacional tendrá un presupuesto 24 ...