Destacamos

Organizaciones sindicales, sociales y políticas conmemoraron el Día Internacional del Trabajador

Organizaciones políticas, sindicales y sociales realizaron hoy actos y marchas en la ciudad de Buenos Aires para conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores y se pronunciaron en contra de «los condicionamientos del Fondo Monetario Internacional (FMI)».

La Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina Autónoma (CTAA) y movimientos sociales como la UTEP, Somos Barrios de Pie, Evita y Corriente Clasista y Combativa (CCC) realizaron una marcha de «unidad» hacia el centro porteño «en contra de los condicionamientos del FMI».

«Ganamos las calles en unidad, una vez más, para reivindicar este Día del Trabajador y la Trabajadora», destacó el secretario general de la CTAA, Hugo «Cachorro» Godoy, desde el escenario en 9 de julio y Avenida de Mayo.

El dirigente sindical consideró que la clase trabajadora debe mantener «la dignidad por ser quien genera la riqueza, y recuperar su posición para determinar cómo se distribuye esa riqueza».

El dirigente de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) Esteban «Gringo» Castro alertó sobre la falta de alimentos en los comedores y advirtió que «el hambre es un crimen».

También estuvieron el referente nacional del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) Nicolás Caropresi; el líder de la CCC Juan Carlos Alderete y la secretaria adjunta de la UTEP, Dina Sánchez.

«Este 1° de mayo es un día de lucha para el movimiento obrero. Estamos en un momento donde miles de trabajadores en relación de dependencia son pobres los trabajadores de la economía popular la estamos pasando mal», subrayó Sánchez.

El Bloque Social por el Trabajo -integrado por la Federación Nacional de Trabajadores (FNT) y el Frente Milagro Sala- se reunió en el cruce de las avenidas Belgrano y 9 de julio con ollas populares «contra el ajuste del FMI» y por «una agenda para el trabajo digno».

El dirigente Alejandro «Coco» Garfagnini consideró «muy doloroso tener que festejar el Día del Trabajador sin trabajo haciendo olla» y valoró que estar hoy en la calle «es muy importante».

La CTA de los argentinos, conducida por Hugo Yasky, conmemoró la fecha con un locro popular en la Sociedad de Fomento Monteverde en la ciudad bonaerense de Florencio Varela, donde luego se realizó un acto al que acudieron referentes políticos.

Los partidos del Frente de Izquierda de los Trabajadores-Unidad (FIT-U) convocaron a la Plaza de Mayo, donde hubo un acto «contra el ajuste y por una salida de los trabajadores» en el que participaron dirigentes políticos locales e internacionales.

«Estamos viendo una película repetida, una película que pinta de terror: preparan un nuevo zarpazo contra la clase trabajadora», dijo la diputada y precandidata a presidenta por el FIT-U, Myriam Bregman, desde un escenario montado de espaldas a la Casa Rosada.

Del acto participó el delegado ferroviario francés y referente de Revolución Permanente (RP) Clément Allochon, quien resaltó que su lucha es para que «la energía» de los trabajadores lleve «a la victoria a la clase obrera» a escala internacional.

«Miramos detenidamente las batallas del movimiento obrero como Kraft en 2009, Lear en 2014, la histórica lucha de los trabajadores desocupados de Madyfrag y Zanón, que son un ejemplo de control obrero para la clase obrera internacional», detalló. El discurso del trabajador francés fue vitoreado desde el público con el cántico «la clase obrera es una y sin frontera».

Los dirigentes sociales Mónica Sulle y Eduardo Belliboni, que integran la mesa nacional de Unidad Piquetera (UP), leyeron un documento conjunto.

«Nuestra lucha es contra el hambre, por trabajo genuino, por un salario igual a la canasta básica, por un plan de obras públicas y viviendas por asistencia integral a comedores populares y por los despidos masivos en el plan Potenciar Trabajo», detallaron.

Entre las agrupaciones estuvieron el Partido de Trabajadores Socialistas (PTS), Partido Obrero (PO), Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y la Izquierda Socialista.

El Nuevo MAS, que conduce Manuela Castañeira, realizó una convención en el Teatro Picadero, cerca de Callao y Corrientes, donde se ratificó un «llamado a una PASO de la izquierda» y se votó un «programa económico alternativo».

«En este contexto de ajuste económica, de inflación y del intento de devaluación permanente por parte del empresariado, lo que es necesario es defender el salario y plantearse medidas, como los sectores sindicales de la CGT que deberían estar haciendo algo», resaltó Castañeira.

Los referentes de Política Obrera Jorge Altamira y Marcelo Ramal hicieron un acto en Parque Lezama, en el barrio porteño de San Telmo.

«El capitalismo no le ha podido dar ninguna salida a las masas empobrecidas, pero sí a la burocracia sindical. La pequeña migaja para tratar de integrarse al estado», dijo Ramal, y agregó que las elecciones «van a estar dominadas por esta crisis de régimen de Estado de las finanzas públicas».

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Pagaron el aguinaldo y la UTA dejó sin efecto el paro

Este viernes, se realizó la audiencia de conciliación obligatoria entre la Unión Tranviarios Automotor (UTA-Jujuy), gobierno, y los empresarios del sector. ...