Se estrena en Jujuy El Desentierro, la película de Claudio Perrin filmada en el carnaval de Humahuaca 

Con una función este jueves en Humahuaca, una en Tilcara el viernes y otra en San Salvador de Jujuy la semana próxima, llega a la provincia El Desentierro, la película escrita y dirigida por el rosarino Claudio Perrin, filmada en el carnaval humahuaqueño de 2018.

El Desentierro nació en la cabeza de Perrin hace dos décadas. Recién a comienzos de 2018 se alinearon los planetas y empezó el rodaje. Como si aquella idea hubiera estado esperando que la Argentina llegara al punto adecuado para desarrollar esa historia y justificar esos personajes.

La película narra una huida, un escape que se interrumpe a mitad de camino, cuando una pareja y un niño quedan varados en pleno carnaval de Humahuaca. El destino final era Bolivia, pero ya se sabe que el carnaval es precisamente eso: un intervalo, un quiebre, que puede incluso convertirse en un brusco cambio de rumbo.

Perrin estrenó El Desentierro en diciembre pasado en Rosario, su ciudad de origen y escenario de la historia de esta pareja que se las rebusca como puede en un tiempo y un país en el que la crisis va cerrando una oportunidad tras otra. Hasta que aparece una cantidad impensada de dólares.

La actriz Claudia Schujman encabeza el elenco, acompañada por Roberto Chanampa y el niño Zahir Perrin. Son la pareja y el niño que huyen de Rosario con el botín y quedan varados en Humahuaca, en medio de un carnaval que termina siendo mucho más que un mero escenario.

La relación de la pareja se deteriora, el niño se pierde y la traición aguardará escondida en el diablo carnavalero.

El aporte actoral de Jujuy estuvo a cargo del actor y director teatral Rodolfo Pacheco, rosarino afincado en la provincia desde hace cerca de dos décadas, y la jujeña Sara Pérez. El rodaje en Humahuaca se extendió por 15 días.

Rodolfo Pacheco y Sara Pérez

“Perrin es un director que genera climas, y ha logrado imágenes sorprendentes de ese carnaval filmado en vivo”, describe Pacheco, quien fue su docente en la escuela de cine de Rosario, en diálogo con El Submarino Diario.

Sobre su rol en la película, el actor asegura que “es un personaje soñado”. Es que encarna a un hombre custodio del diablito de una de las comparsas. Un hombre que también es “de afuera”.

“Yo en mi vida personal adopto al carnaval por cultura prestada y decido carnavalear. No todos los días, no tengo resistencia, pero me gusta ir. Esa historia salvaje del bailar, el no conocerse y estar de un mismo lado. Ese tipo de historias me gustan”, explica.

Para Pacheco, interpretar este personaje tuvo un elemento distintivo: “Me obliga a pensar en la mezcla, en la cultura de uno, en la incomodidad que generaría el amontonamiento del carnaval en mi padre, por ejemplo, en una cultura burguesa”.

En la película, la mujer es la que se vincula con el personaje de Pacheco. “Ella tiene una historia: qué hacer con el dinero. Yo la llevo a mi casa. No pasa nada. Es de contención, de explicar”, continúa el actor.

El encuentro es extraño: alguien de afuera con alguien que está de paso. El hombre, que le explica el carnaval a la mujer, es además un poco brujo. Ve que en la historia de esa pareja hubo una muerte. Y acierta.

La pareja protagónica, a esta altura, parece haberse distanciado de manera irremediable. Mientras ella se deja invadir por el frenesí del carnaval, él parece observar desde fuera del ruido y la espuma. Y así, observando, se cruza con la mirada de una joven del lugar.

Sara Pérez, la actriz que interpreta a esa joven, vive en Alto Comedero y cursa su último año del Profesorado de Teatro. Dice Pacheco que fue elegida por su mirada “porque desde que empieza el carnaval ya sabe que algo va a pasar”.

“Yo amo el carnaval; me gusta festejar y disfrutar” dice Sara Pérez a El Submarino Diario, y aclara: “Siempre teniendo en cuenta que yo decido con quién sí y con quién no, a quién le tiro onda, a quién saco a bailar”.

Para Pérez, esta fue su primera experiencia con el cine. “Me encantó. Tenía miedo, es muy diferente, muy complejo. Pero Claudia me ayudó y me acompañó mucho”, relata.

¿Y ahora que la película está terminada? “No me reconozco, es raro. Digo ‘no puedo ser yo’”, confiesa Sara riendo. Y agrega que le resulta muy “gratificante” verse en la pantalla. “No se puede explicar la sensación de verse, no tengo palabras”, completa.

Hay otro personaje central, no humano: el dinero con el huye la pareja. “Parecería que va a solucionar todo, que es mágico, pero se escapa por otro lado”, describe Pacheco sin más revelaciones. Lo que queda claro es que el diablo carnavalero es responsable del desenlace.

Proyecciones

La película, que es producción independiente de Zahir Films, se estrena este jueves 27 en la ciudad de Humahuaca, tal como lo prometió Perrin hace dos años en la filmación. Será a las 19 en el Cine del Tantanakuy, ubicada en Salta 370.

El viernes 28, también a las 19, habrá una función en Tilcara, en la Sala Barbarita Cruz del Cape, en Belgrano 547.

La semana que viene, el viernes 6 de marzo a las 21, sube a la pantalla del Espacio Incaa de San Salvador de Jujuy, en Av. Italia e Independencia.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

La mediateca Cine Migrante migró a la red con ficciones y documentales premiados

La mediateca CineMigrante-UNSaM, que organiza cada año el festival sobre problemáticas migratorias, ofrece hasta el 13 de abril un programa especial ...