Soria: “Usaron la Casa Rosada para contrabandear armas a Bolivia”

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Martín Soria, denunció que durante la gestión de Mauricio Macri “se usó la Casa Rosada para hacer contrabando de armamento a Bolivia y apoyar un golpe de estado”.

El titular de la cartera lamentó “el nivel de impunidad” con el que se ejerció el poder durante el macrismo, luego anunció que se ampliará la denuncia ante la Justicia.

«Este contrabando para apoyar un Golpe de Estado es una mancha para todos los argentinos», dijo el funcionario

«Por un lado, tenés a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, que fue la que proveyó el armamento a través de Gendarmería; al ministro de Defensa, Oscar Aguad, que proveyó el avión Hércules; por otro lado, al jefe de Gabinete, Marcos Peña, que proveyó los viáticos y al canciller, Jorge Faurie; medio gabinete mezclado en este contrabando», detalló el ministro.

Soria hizo mención así a la información sobre diversas reuniones que tuvieron lugar en Casa Rosada, el 12 de noviembre de 2019, el mismo día en que partió el avión Hércules C-130 desde El Palomar a Bolivia con 70 mil municiones antitumulto.

Ese día se produjeron distintas reuniones en Casa de Gobierno. Una primera entre el expresidente Mauricio Macri, el excanciller Jorge Faurie y el exsecretario de Relaciones Internacionales, Fluvio Pompeo.

En tanto, el segundo encuentro, más amplio, lo protagonizaron el exjefe de Gabinete, Marcos Peña; la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich; su segundo, Gerardo Milman y su secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco y los principales jefes de las Fuerzas de Seguridad como Néstor Roncaglia, por la Policía Federal; Héctor Scarcela, titular de Prefectura; Gerardo Otero, jefe de Gendarmería nacional; Alejandro Itzcovich Griot, director nacional de la PSA y Ramón Domínguez, secretario privado del jefe de la Gendarmería.

Además, el 15 de noviembre, Marcos Peña autorizó los viáticos para los gendarmes que, según el macrismo, viajaron a Bolivia para defender la embajada argentina.

«Estas reuniones terminan de documentar el contrabando. Lo vamos a incluir en una ampliación de la denuncia ante la Justicia», destacó Soria.

La causa ya tiene varios imputados desde el pasado 16 de julio: Macri, Bullrich y Aguad; el entonces embajador en Bolivia, el jujeño Normando Álvarez García; el exdirector general de la Gendarmería Nacional, Gerardo José Otero; y los entonces directores de Logística y Operaciones de esa fuerza, Rubén Carlos Yavorski y Carlos Miguel Recalde, respectivamente.

Soria también mostró un documento, que ya se encuentra en la causa. Es una nota del 12 de noviembre de 2019, firmada por Faurie y dirigida a Bullrich y Aguad, en la que pide que se considere el envío de un grupo de Gendarmería para cuidar la vida del embajador. «Esta nota fue firmada a la antigua, no fue por el canal oficial que puso en marcha en Ministerio de Modernización de Macri», apuntó Soria.

«Es imposible que un canciller como Faurie hubiera tomado una decisión de apoyar un Golpe de Estado sin la intervención de un presidente, que seguramente va a seguir muy lejos porque está muy complicado», afirmó el funcionario sobre la situación judicial de los implicados”.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Río Negro: Aníbal Fernández informó que Gendarmería «está patrullando toda la zona»

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, consignó esta mañana que efectivos de Gendarmería Nacional se encontraban «patrullando toda la zona» en ...