UCR-Jujuy votó la Ley de Bases: A los pies de Milei y los empresarios del tabaco

Por Gastón Remy*. Los legisladores Jorge Rizzotti y Natalia Sarapura terminaron como gran parte de la UCR rendidos a los pies de Javier Milei. Y con un discurso bastante parecido al resto de los legisladores de la LLA pidiendo por los negocios de los empresarios.

Para el arrodillamiento, no hizo falta mucho. El impuesto a las ganancias que recaería de nuevo sobre los trabajadores fue la prenda que cerró el acuerdo. Sadir necesita fondos de la coparticipación, por más que tenga superávit fiscal.

Ambos legisladores decidieron no ser la voz de las y los trabajadores que rechazan volver a pagar el mal llamado impuesto a las ganancias.

No fueron la voz de las amas de casa que trabajaron toda su vida, sin aportes, y ahora pierden el derecho a la moratoria jubilatoria.

Se «olvidaron» que al habilitar los superpoderes a Milei para intervenir o cerrar dependencias y despedir trabajadores, se afecta también a los sectores de ciencia y técnica, que ellos aseguraron defender reunidos con trabajadores del Conicet.

No fueron la voz de las comunidades originarias que con el Régimen de Grandes Inversiones verán peligrar más aún sus territorios, dadas las enormes facilidades fiscales y ausencia de controles para que los “Elons Musks del mundo” hagan lo que quieran.

Menos aún, no fueron la voz de los trabajadores rurales que van a perder los pocos derechos conquistados. Con la reforma laboral de la Ley de Bases se extiende el período de prueba, cuando en el campo la estacionalidad del trabajo es estructural. Más precarización. Se eliminan las multas por trabajo no registrado.

Rizotti y Sarapura decidieron ser la voz de los empresarios del tabaco. Reconocidos en la región por la precarización laboral extrema, el trabajo infantil y el uso de químicos contaminantes.

Desde la UCR, exigen un capítulo fiscal para blindar sus millonarios ingresos del Fondo Especial del Tabaco (FET), amenazado por el “Rey del Tabaco”, Pablo Otero de Tabacalera Sarandí, que corre con “ventajita” de la Justicia.

El negocio del tabaco tiene una ventanilla del FET, 26.302 millones de pesos esperados para Jujuy este año que provienen de un impuesto del 7 % del precio de venta del paquete del cigarrillo. El consumidor paga ese monto y luego, vía FET, se distribuye entre los productores. Los más grandes son lo que se llevan la mayor porción. Con una medida cautelar a su favor, la Tabacalera Sarandí, no paga el impuesto mínimo que rige sobre el tabaco. Lo cual le permite vender los cigarrillos a precios menores que el resto de la competencia (en manos de multinacionales, Nobleza Piccardo, Massalin). Esto tiene como consecuencia un menor ingreso de pesos al Fondo Especial del Tabaco. Los empresarios productores no quieren perder ni un centavo en sus ganancias.

En el caso de los legisladores del PJ, Guillermo Snopek y Leila Chaher, fueron recriminados por los legisladores del PJ provincial por no ser la voz directa de los tabacaleros.

Pero no, por no ser la voz de las y los trabajadores que le exigen a la CGT y a la CTA un plan de lucha para frenar todas estas medidas antiobreras y de entrega del país.

Siquiera hablaron de la CGT y CTA que se borraron durante las votaciones de la Ley de B. en el Congreso. Menos aún del paro del 9 de mayo que convocan las centrales sindicales y que debería ser activo. Más aún si intentan avanzar con la Ley de B. en el Senado.

* Economista, docente en la Facultad de Cs. Económicas de la UNJu. Diputado provincial del FIT-U.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Debatieron el proyecto de Ley Bases en el PJ: Críticas y rechazo

El polémico proyecto de Ley fue debatido entre la Senadora Carolina Moises, diputados provinciales, referentes de la cultura, dirigentes políticos, concejales ...