violencia-victor lemme

Violencia de género, poder e impunidad en Jujuy

violencia-victor lemmePor Mujeres Unidas por la Lucha. Un reconocido abogado, poderoso en Jujuy. Una mujer desfigurada. Una justicia ciega, sorda y muda. Esos son los personajes principales del trágico suceso que conmueve al pueblo jujeño: el 31 de Agosto Víctor Lemme, ex funcionario del gobierno provincial y actual asesor legal de varios municipios, entró por los techos a la casa donde vivía con su esposa, Ana Cuellar, que cuatro días antes lo había denunciado por agresiones.

Entró en medio de la noche, la golpeó, la amenazó y cortó su busto y rostro con un cuchillo mientras la insultaba. Ella se arrastró por las escaleras, intentando escapar por donde su verdugo había entrado, mientras él con una piedra en la mano, no dejaba de insultarla y fracturarle los huesos de la cara, tratando de matarla.

 Mareada, casi inconsciente, llegó hasta el balcón y con las fuerzas que le quedaban, trató de saltar a la casa de sus vecinos. El golpe en el suelo le fracturó una pierna y quedó allí tendida en el patio.

 El golpeador, con la impunidad y la soberbia de quienes se creen más allá del bien y el mal, se cambió de ropa y tocó el timbre del vecino: -Señor, disculpe, ¿me alcanza a mi esposa que cayó en su patio? Luis se opuso terminantemente y llamó a una ambulancia.

 Hace meses que la mujer sufría presiones psicológicas, amenazas, y golpizas, de las cuales algunas terminaban en exposiciones policiales a pesar del miedo y la vergüenza de la víctima.

 Ana había hecho una denuncia formal 96 horas antes de los hechos, pero nadie actuó hasta que Ana estuvo casi muerta.

 Lemme quedó detenido en la Seccional 32 de Malvinas. Esto duró solo seis días, y estuvo en un lugar apartado del resto de los presos y con privilegios propios de su clase: un femicida vip.

 Hoy se pasea  por las calles de Libertador General San Martín, su pueblo natal, y asegura que «le tendieron una cama»: rara forma de pedir el divorcio la que se le ocurrió a Ana…

 A los familiares les costó conseguir un abogado. Fernando Luis Bóveda, querellante, pidió que se lo imputara por «femicidio en grado de tentativa» y «lesiones graves agravadas por el vínculo». La justicia sólo consideró el segundo pedido, «justo» el que es excarcelable.

 Hoy la impunidad del poder sigue paseando libre por las calles de Libertador.

 Emergen uno tras otros los casos de violencia contra la mujer, el femicidio es su expresión máxima y tristemente ocurren a menudo en nuestra provincia y algunas mujeres con suerte logran salvar su vida y les toca la ferviente y difícil lucha de que su victimario no quede impune  ¿Por qué ante el emergente social de los casos de violencia a raíz de la opresión de género, no quieren que la figura de femicidio se incorpore al Código Penal? ¿Por qué no se quiere sancionar una ley de Emergencia en Violencia Sexual y Doméstica que permita tomar medidas a fondo cuando sale a la luz a diario esta necesidad? ¿Será que los que tienen el poder para decidirlo tienen «el culo sucio» y por eso nadie hace nada?  Para esta justicia, es mayor la sentencia por robar un auto que por matar a una mujer.

 Mientras se exige el cambio de carátula y una condena ejemplar por parte de la Justicia, el pueblo y el movimiento de mujeres se organizan, como siempre, para exigir justicia y que este sistema pague las inmensas deudas que tiene con los derechos de las mujeres.

 ¡No nos callarán! ¡Ni un golpe más! Exigimos: cárcel inmediata y condena ejemplar para el golpeador; declaración de emergencia en violencia sexual y doméstica; incorporación de la figura de femicidio en el código penal y basta de violencia contra las mujeres. 

x

Check Also

La ¿viveza? de insistir con el cuento de la energía solar

Por Juan Enrique Giusti. Se avecina un nuevo fracaso con la construcción de nuevos parques solares. Albert Einstein definía que la ...