Destacamos

Boudou: «Yo soy una anécdota, la principal perseguida política es Cristina»

El juez de Ejecución Penal Daniel Obligado ordenó este jueves que el exvicepresidente Amado Boudou, condenado por el Caso Ciccone, vuelva a la cárcel para cumplir con la pena, al revocar la prisión domiciliaria que le había otorgado, pero la defensa apelará la medida ante la Cámara Federal de Casación Penal, por lo que ese retorno no se produciría de manera inmediata.

La decisión de Obligado hizo lugar al pedido de los fiscales Marcelo Colombo y Guillermina García Padín, quienes pidieron el regreso a la cárcel de Boudou, cuya condena a 5 años y medio de cárcel fue confirmada semanas atrás por la Corte Suprema de Justicia, informaron fuentes judiciales.

El magistrado dispuso en su fallo «revocar el arresto domiciliario» de Boudou «y disponer su alojamiento en un establecimiento penitenciario bajo la órbita del Servicio Penitenciario Federal (SPF)», al considerar que han cambiado las circunstancias por las que lo había enviado a su casa.

El juez había accedido a la prisión domiciliaria del exvicepresidente porque entendió que debía estar con sus hijos mellizos de dos años y que su esposa, ciudadana mexicana, debía trabajar para sostener la familia.

Ahora Obligado sostuvo que la familia de Boudou tiene ingresos suficientes para mantenerse, cobertura médica y contención para los niños, además de establecer que se reanudaron las visitas en las cárceles y que en consecuencia pueden preservarse las relaciones intrafamiliares, especialmente con los chicos.

No obstante, fuentes judiciales dijeron que el retorno del exfuncionario a la cárcel no se produciría de manera inmediata porque «su defensa apelará ante la Cámara de Casación bajo el argumento ya utilizado de que su permanencia en prisión domiciliaria es necesaria por sus hijos porque la madre de los niños, ciudadana mexicana, tiene que trabajar para sostenerlos».

‘Yo soy una anécdota’

Amado Boudou se refirió al revocamiento de su prisión domiciliaria: “Es un acto de crueldad el fallo. Sin duda pensé que a un año en el poder el lawfare no iba a ser así. Yo en algún sentido soy una anécdota. La principal perseguida política es Cristina”.

En declaraciones a El Destape Radio, Boudou agregó: “Hay que estar preocupados por el poder persecutorio del Poder Judicial. El asesinato de Floreal Avellaneda duermen en la Corte hace años. Se ve que el trabajo judicial es selectivo. No me arrepiento de nada, de ninguna manera. Hay que profundizar todo lo que hicimos”.

El exvicepresidente de la Nación advirtió en otro pasaje de la entrevista radial: “Warren Buffet lo expresó: la lucha de clases sigue y los ricos van ganando por goleada. Si no los enfrentas el pueblo va más atrás”.

En ese sentido, remarcó: “Pretender solucionar la lucha de clases con conversaciones amables es como creer en la magia negra. No hay un hecho jurídico en mi causa. Son sentencias judiciales que confirman sentencias mediáticas. El fallo que revoca mi domiciliaria salió antes en el diario La Nación a que fueran notificados mis abogados”.

“Tapan el aborto y la reforma jubilatoria con una agenda judicial que es espúrea. Mi preocupación es la condena trucha que tengo, no la domiciliaria o no. El juez tiene una visión materialista de la relación padre-hijos y el juez Obligado venía pidiendo informes pero con dos días de Clarín toma una decisión sin esperar los informes que él mismo pidió”, subrayó.

Además, aseguró: “Tenemos democracias tuteladas, donde la representación está demasiado mediatizada y es desequilibrada la capacidad que tienen los distintos sectores. Si llevamos 40 años donde en todo el mundo la distribución del ingreso empeora el sistema tiene algo que ver y la Corte cerró los ojos con la suba de tarifas, con la caída de salarios, con el endeudamiento desastroso de Macri. O sea que algo tienen que ver”.

En otro sentido, Boudou dijo: “Mi causa estuvo pocos meses en la Corte y luego resolvieron sin mirarla. Y tienen otras hace años. Está claro que tratan muy distinto cada tema. La Corte tiene hace 7 años el caso de Floreal Avellaneda, un joven de 15 años asesinado en la dictadura. Y la mía la resolvieron sin mirarla. La Corte tiene un sesgo de ayudar a quienes cometieron delitos de lesa humanidad. Lo mejor que le podría pasar a Argentina es que se revean todas las truchadas que pasaron estos años. Eso es lo que realmente sanaría. En mi caso hubo testigos comprados, la denuncia original hecha por un servicio de inteligencia. No hay ninguna prueba y creo que hay que anular mi juicio y volverlo a hacer. La sentencia es nula”.

Por otro lado, indicó: “Estoy más preocupado por la Argentina que por lo que pueda pasarme a mí. Que Emiliano Blanco sea empleado hoy de la ministra de Justicia Losardo debería ser inaceptable. Cablear y escuchar a gente en la cárcel para filtrarlo a la prensa es propio de la dictadura. Alguien dio la orden es espiarnos a los presos. Y no cabe la obediencia debida. Y el que ejecutó eso fue Emiliano Blanco, el jefe del Servicio Penitenciario. Garavano dijo que no tenía idea que nos espiaban pero él ingresó al IRIC, desde donde lo hacían y ¿quién está defendiendo a Macri? Es increíble el nivel de cobertura que tienen”.

Por último dijo: “Hay que seguir, no enojarse ni ganar los brazos. Ya ganamos, porque los jóvenes hay hecho carne nuestras ideas. Lo más importante es entender lo que están haciendo contra Cristina. El año que viene, en campaña, van a ir directo contra Cristina. A no aflojar y a no perder la alegría de pelear por lo que creemos”.

 

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

tribunales comodoro py

Irregularidades y ausencia de pruebas atraviesan las causas centrales del lawfare

Por Néstor Espósito, en Tiempo. Sobreprecios que no fueron, testigos plantados, perjuicios al Estado inexistentes, falsos peritajes: los expedientes contra la ...