Cierre de Mina Aguilar: El gobierno apuesta a que haya más mineral para que venga otra empresa

Ante el cierre de Mina Aguilar, el gobierno provincial buscará intensificar la exploración para encontrar algo de mineral, el suficiente como para que otras empresas se interesen en el emprendimiento. Mientras tanto, el proceso de retiro de la suiza Glencore llevará entre 5 y 10 años, según precisó a El Submarino Radio (FM Conectar 91.5) Miguel Soler, secretario de Energía de la Provincia. «Eso va a generar trabajo; obviamente no en el mismo grado que cuando la mina estaba activa, pero el cese va a requerir y demandar gente», aseguró.

Apenas se conoció el comunicado de Glencore en el que anunció el cierre de operaciones, el gobernador Gerardo Morales armó una reunión este martes con representantes de la empresa, la municipalidad local y el sindicato. La Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) se excusó de participar, porque antes los trabajadores quieren discutir en asamblea la situación.

En el encuentro, la empresa explicó sus planes para los próximos meses y dio detalles sobre los motivo que llevaron a decidir adelantar el cierre.

Soler contó: «Nosotros veníamos fomentando fuertemente los trabajos de exploración. Esas fueron las órdenes de nuestro gobernador. Y buscando qué había que hacer para mantener operando Mina Aguilar, que es emblemática a nivel nacional y un orgullo provincial».

Ahora la situación cambió por completo, por lo que la tarea es la de «gestionar todos los actores a partir de lo que ha ocurrido».

La empresa suiza Glencore compró la mina de plata, plomo y cinc en 2005. «Siempre trabajó con recursos para dos años, siempre estuvo cerca de cerrar -reveló Soler-. Ellos fueron invirtiendo en exploración, y nosotros desde que entramos colaboramos para formalizar situaciones para permitir la continuidad de las exploraciones. En el último año se llevó adelante un programa agresivo de exploraciones».

«Lamentablemente, los proyectos se ponen cada vez menos factibles. Nadie quería el cierre, pero la decisión de la empresa es esa», agregó.

-¿Qué van a hacer ahora? 

-Vamos a buscar alternativas para una reactivación, pronta o futura, dado que entendemos que una mina siempre puede dejar algo alrededor. La orden del gobernador es acompañar a la población de trabajadores porque hay mucha relación de afecto. Y trabajaremos para que el cierre sea en las mejores condiciones.

-¿El motivo del cierre es que la veta no da más?

-Lo que informó ayer la empresa es una suma de factores. Las minas siempre se agotan, pero siempre puede quedar algo de mineral, y cuando cambien y se modernicen los métodos, se puede reactivar. Ahora ocurrió que en los lugares donde se exploró no se encontró nada que justifique un a continuidad de trabajo. En este momento hay una suma de factores. Por un lado, una mina que llevó 91 años explotada, entonces los minerales cada vez cuesta más extraerlos. Hay también razones de macroeconomía, la pandemia, porque la emergencia sanitaria pegó mucho y trajo problemas de logística y movimiento.

-¿Le van a ofrecer la mina a otra empresa, va a devolver las tierras a las comunidades…? 

-Hay que entender que la actividad minera cambió desde los años 90 hasta hoy. Nosotros fomentamos una minería sustentable, respetuosa de las comunidades, con legislación, con estudios de impacto aprobados, con monitoreo. El pueblo de Jujuy por ahí recuerda hechos del pasado, como el cierre de Aguilar de los 90 o el de Metalhuasi, pero esas cosas no se van a repetir. La empresa Glencore tiene responsabilidad no solo durante la explotación sino también durante el cierre. Tiene que presentar un plan.

-¿Qué va a hacer el gobierno en concreto?

-El principal objetivo nuestro es acompañar al pueblo, a la comunidad, a los trabajadores y también a la empresa para que este proceso muy triste se haga dentro del marco legal, ambientalmente responsable y cuidando a la gente. El gobernador nos ordenó trabajar con el pueblo.

-¿A quién pertenecen las tierras? 

-La empresa es dueña del yacimiento, de las propiedades mineras. Si bien nosotros manejamos los recursos naturales, ellos la estaban operando, entonces tienen obligaciones en el cierre. Las tierras son de la empresa, que manifestó su voluntad de empezar a trabajar en planes para cederlas, entregarlas. Desde el área de Minería vamos a trabajar para intentar de reactivar de alguna forma. A partir de eso, que la vendan, la exploren o produzcan de vuelta es un tema a trabajar codo a codo con la empresa. Con esta empresa o con otra.

-¿Cómo es el proceso de remediación ambiental? 

-Hay gente que está confundida todavía. La fundición de Metalhuasi está totalmente remediada, terminamos de ejecutar un plan de mucho tiempo atrás. El material quedó encapsulado y estabilizado. En Aguilar se hace lo mismo. Los planes de cierre se estiman en 5 a 10 años. Eso va a generar trabajo; obviamente no en el mismo grado que cuando la mina estaba activa. Pero el cese va a requerir y demandar gente. La empresa ahora está comunicando a los trabajadores el programa de retiro voluntario y en los próximos días habrá reuniones con el Ministerio de Trabajo.

-¿Qué va a pasar con los 800 trabajadores, con el pueblo? 

-Eso es lo que hay que comenzar a conversar con la empresa. La intención de la provincia es mantener el pueblo. Actualmente hay 633 trabajadores de la empresa. De la población, no toda trabaja en la empresa. Y hay parajes y comunidades alrededor. Eso se va a ir coordinando. Vamos a dar la mejor contención posible. Hay que armar todo un plan. Yo como secretario de Minería voy a trabajar para que el cierre se haga en forma ordenada y coordinada con todas las áreas para que sea lo mejor para la gente. Los trabajadores de Aguilar son personal muy calificado, son muy buscados. Estaremos buscándoles otras alternativas de trabajo minero, porque son excelentes personas y excelentes trabajadores. Esos 5 o 10 años es el tiempo que tenemos para seguir buscando, incentivando y explorando, porque los yacimientos siempre pueden tener un remanente que no se haya visto.

-¿Glencore está al día con el pago de regalías? 

-Está al día con las regalías, con los impuestos, con todo. Independientemente de lo que haya ganado y lo que dejó, lo que nos va a costar suplir es esos 700 puestos de trabajo, además de un pueblo de 2000 personas que mantenían ellos y los contratistas. Hay que pensar que por cada puesto directo hay que calcular entre 3 y 4 indirectos.

-Entre los mineros hay gente de edad, gente con problemas de salud. Y la vida útil de un minero es más corta. 

-Yo he trabajado en minería durante más de 15 años. La minería moderna no puede permitir ni autorizar que un trabajador se enferme o tenga un accidente. Hay una minería antigua que permanece en el imaginario de la gente. La minería antigua hizo cosas que hoy sabemos que no estaban bien. Hay más de 400 trabajadores jujeños que están trabajando en minas del sur y de San Juan. La mayoría provino de Aguilar, que fue un formador de trabajadores. No todos se van a poder reinsertar, pero sí varios de ellos. Es triste tener que irse de su provincia. Al minero hay que ofrecerle trabajo minero, y para eso hay que incentivar la exploración, ya sea con capital nacional o extranjero, empresas que vengan, exploren, descubran, arranquen proyectos y ganen plata, y así nos dejan trabajadores y contratistas funcionando. En el caso de Aguilar se reactivó la exploración pero no hubo descubrimientos. Entonces no pudimos hacer el maridaje que hicimos con Pirquitas y Chinchillas, donde trabajadores que quedaron fuera de Pirquitas tuvieron oportunidad de seguir en Chinchillas.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Se viene el primer laboratorio de investigación de aceite de cannabis sin el socio

El gobernador jujeño Gerardo Morales anunció que el Estado provincial inaugurará oficialmente el jueves el primer laboratorio de investigación y desarrollo ...