Destacamos

Coronavirus: Se negocia con cinco laboratorios para tener la vacuna en diciembre

“A todos les preguntamos tres cosas: ¿cuándo, cuántas y cuánto?” Con esa frase resumen en el Ministerio de Salud de la Nación las conversaciones con los laboratorios que realizan ensayos con vacunas contra el Covid-19. ¿Cuándo estará disponible?, ¿cuántas podrán producir y ofertar a la Argentina?, ¿cuánto costarían?

El orden también da cuenta de las prioridades del Estado nacional, dispuesto a invertir lo necesario con el fin de empezar a inmunizar a los profesionales de la salud antes de fin de año. En tanto, se espera que el Senado convierta en ley esta semana el proyecto para la adquisición de las vacunas, ya aprobado en Diputados.

Quien hace las preguntas clave y mantiene conversaciones con los cinco laboratorios en carrera es el ministro Ginés González García. Sus interlocutores, a los que identifican por la nacionalidad de su mayoría accionaria, son los directivos de AstraZeneca (Reino Unido), Sputnik (Rusia), Sinopharm (China), Janssen-Johnson & Johnson (Bélgica-EE.UU.) y Pfizer-BioNTech (Alemania-EE.UU.).

Las tres últimas están en la fase final del desarrollo y hacen ensayos clínicos en humanos en el país. La primera, Oxford-AstraZeneca, no se prueba aquí pero ya se está produciendo en la Argentina, aún sin la validación médica. Su objetivo es tener la sustancia activa lista y poder comenzar a vacunar apenas sea aprobada. Hay un riesgo en esa decisión, pero el millonario mexicano Carlos Slim, a cargo de la inversión, decidió correrlo. Para eso asoció al laboratorio argentino mAbxience, del Grupo INSUD, que producirá 150 millones de dosis, con el mexicano Liomont, que las envasará y distribuirá.

La única que no se ha probado ni producido aún en la Argentina es la vacuna Sputnik. Pero los vínculos diplomáticos se iniciaron apenas Rusia anunció su desarrollo. “Les pedimos más información y la estamos evaluando como las demás”, explican fuentes de la cartera sanitaria.

Las estimaciones oficiales, que Ginés compartió esta semana, implican una finalización de la Fase III de experimentaciones en humanos para noviembre. Entonces se presentaría el pedido de aprobación de la vacuna ante la Anmat, que tendría unos 30 días para expedirse. En ese lapso debería cerrarse el contrato entre la Argentina y los laboratorios para comenzar a aplicar la vacuna cuanto antes.

Las condiciones de ese contrato son las que esta semana se discutieron en la comisión de Salud del Senado. El proyecto establece el interés público de la vacuna y habilita al Estado a incorporar una cláusula de prórroga de jurisdicción a tribunales extranjeros en el caso de diferendos en su adquisición. Eso no aplicaría en caso de efectos adversos generados por la vacuna en la población. De suceder, “conservan su derechos de acudir a los tribunales locales o federales del país”.

Los primeros en recibir la vacuna serían los trabajadores de la salud. Luego, personas de riesgo. Y para marzo de 2021 se espera lanzar una campaña de vacunación masiva.

El Estado garantizará la aplicación de la vacuna del personal esencial y hará obligatoria su aplicación al resto de la población. Aún no se ha decidido si se incorporará al Calendario o se usará otro mecanismo, pero lo cierto es que ya hay leyes que garantizan la aplicación compulsiva. El artículo 7 de la Ley 27.491 de “Control de enfermedades prevenibles por vacunación”, de 2018, establece que “las vacunas indicadas en una situación de emergencia epidemiológica son obligatorias para todos los habitantes del país”.

Por Javier Borelli, en Tiempo

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Se registraron 6 nuevos contagios de coronavirus en Jujuy

El Ministerio de Salud reportó este jueves 6 nuevos casos de Covid en la provincia y suman 18.284 desde que comenzó ...