Destacamos

Gastronómicos piden rescate estatal para aguantar hasta que pase la pandemia 

Pymes y minipymes del sector gastronómico piden que el estado provincial tome medidas para permitirles sostenerse hasta que puedan volver a la actividad. Aseguran que el sistema de delivery no representa más que el 15 por ciento de los ingresos regulares, mientras los costos fijos se mantienen a niveles inalcanzables.

Sergio Valenzuela, titular de la recientemente creada Cámara Jujeña de Empresarios Gastronómicos, pintó un panorama de la situación del sector. En diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5), describió: «Cada vez somos menos los que quedamos en pie, tanto por la situación de ahora como la que traíamos antes de la pandemia».

La Cámara nuclea a unos 160 afiliados, aunque está en comunicación con dueños de todo el territorio provincial, donde se calculan cerca de 800 establecimientos.

Hasta ahora tuvieron dos reuniones con el ministro de Desarrollo Económico y Producción, Exequiel Lello Ivacevich. En ambas, le pidieron un encuentro, aunque sea virtual, con el gobernador Gerardo Morales «para tener respuestas más directas y ejecutivas», explicó Valenzuela.

La pandemia fue la gota que rebalsó el vaso que venía llenándose desde antes. Por eso es que los empresarios gastronómicos están pidiendo medidas de salvataje concreto, como subsidios económicos y reducciones de impuestos y tasas.

«Que vean la forma de ayudar además con las tarifas de electricidad, de Limsa o de ABL en otros lugares. Porque no generamos basura pero pagamos lo mismo, y la factura de electricidad no bajó en la misma proporción que bajó el consumo», precisó Valenzuela, y agregó: «Ni haría falta que lo solicitemos, porque hay organismos reguladores que deberían considerar esas cosas».

Si bien algunas de estas empresas recibieron fondos a través del programa ATP, no llegó a todas ni todos los meses ni cubrió a todos los empleados. «El ATP es el 50 por ciento del sueldo del empleado, y nosotros tenemos que hacernos cargo del resto más las cargas sociales. Pero al no poder abrir ni trabajar, no llegamos», detalló el empresario.

La modalidad del delivery tampoco dio resultado. «Representa un 10 o un 15 por ciento, y no todos lo tienen. Además, con la economía tan golpeada, se reduce también la demanda. Entonces no alcanzamos a cubrir los gastos mínimos. Si no vendemos lo que elaboramos, y no lo podemos frizar, lo perdemos».

«Un montón» de estos comercios ya cerraron, aseguró Valenzuela. Dio el ejemplo de Abra Pampa, donde había cuatro establecimientos que ya bajaron la persiana. Precisó que la semana anterior cerraron en toda la provincia 13 locales.

Los anuncios del gobierno provincial sobre la implementación de subsidios de 60 mil pesos y créditos blandos de 240 mil llegó a muy pocos empresarios gastronómicos. Finalmente, la semana anterior se anunció una línea de subsidios específicos para el sector.

«Estamos recopilando información, pero cuando entran para anotarse sale que no lo van a recibir, o piden algún tipo de garantía, o están poniendo condicionantes. Nosotros interpretamos que siempre se busca la vuelta en trabas burocráticas para no otorgar la ayuda. Pero estamos en una situación límite, no estamos para estas cosas», analizó Valenzuela.

«Necesitamos mantenernos, no para ganar sino para pagar los gastos de alquiler, los servicios, los empleados y los proveedores. Si no nos mantenemos vivos hasta la reactivación, no van a contar con nadie o van a quedar poquitos, y se van a perder no solamente fuentes de trabajo sin también fuentes de ingresos en impuestos», completó.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Marcha en Palpalá por Iara: Presentaron un habeas corpus para evitar la represión policial

Vecinos de Palpalá acompañados por organizaciones y colectivos de mujeres se manifestaban en la Ruta 66, en Palpalá, para reclamar justicia ...