Destacamos
guatemala ninias incendio reuters

Guatemala: sube a 40 el número de niñas fallecidas en incendio

Guatemala subió a 40 este domingo y aún hay varias menores que permanecen graves. Para la fecha, hay diez menores en estado crítico en dos hospitales y otras cinco restantes están en cuidados intermedios.

Autoridades del hospital Roosevelt informaron que dos menores fallecieron el sábado debido a la gravedad de las quemaduras que les dejó el siniestro del miércoles.

La nación está conmocionada por la tragedia y acusan a las autoridades del Gobierno de Jimmy Morales de abandono a las instituciones sociales como Hogar Seguro.

El caso escandalizó al país, especialmente luego de que se conoció que las niñas habían sido encerradas en un salón de clases por mal comportamiento.

Tras las muertes, Morales confirmó que las menores estaban bajo llave cuando ocurrió el incendio. Entretanto, el secretario de Bienestar Social, Carlos Antonio Rodas, presentó su renuncia al cargo y tiene prohibido salir del país por orden de la Fiscalía.

Además, magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que integran la Cámara Civil se reunieron con delegados de la Secretaría de Bienestar Social, jueces de Paz y representantes de varios sectores de la sociedad e instituciones públicas, para establecer medidas judiciales en relación con el tratamiento a los menores que permanecen albergados en este lugar.

Hasta el momento, 72 niños no han sido reubicados en otro centro de refugio temporal.

La población asegura que se trata de un crimen de Estado, pero el mandatario aunque reconoce la responsabilidad de las autoridades en la tragedia, niega esta posibilidad. Exigen a Morales renunciar a su cargo.

Recuento 

Hacinamiento, abuso policial y la huida de adolescentes varones del «Hogar Seguro Virgen de Asunción», entre otros hechos, dejan al Gobierno de Jimmy Morales sin argumentos ante la denuncia de crimen de Estado. 

Tanto la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) de Guatemala, como el Juzgado Sexto de Niñez y Adolescencia del Área Metropolitana lo habían advertido: el centro estatal de menores «Hogar Seguro Virgen de Asunción» de San José Pinula, no estaba en condiciones óptimas y debía ser reformado. No se prestó atención.

Se denunció, entre otras cosas, que más de 700 jóvenes convivían en el «Hogar Seguro Virgen de Asunción», cuando la capacidad del recinto es de 400. El Estado no escuchó las advertencias; ahora, varias familias lloran a las 40 niñas que perdieron la vida en el incendio que se registró en el sitio.

Según denuncian organizaciones de derechos humanos, las niñas trataron de huir el día anterior al incendio debido a las agresiones sexuales, físicas, desnutrición y hacinamiento que sufrían. Sin embargo, fueron capturadas y devueltas al centro.

Una de las líneas de investigación que sigue la Fiscalía es que las jóvenes fueron encerradas en una habitación a modo de castigo y que, en protesta, incendiaron un colchón.

Hacinamiento, abuso policial y la huida de adolescentes varones del «Hogar Seguro Virgen de Asunción», entre otros hechos, dejan al Gobierno de Jimmy Morales sin argumentos ante la denuncia de crimen de Estado.

Tanto la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) de Guatemala, como el Juzgado Sexto de Niñez y Adolescencia del Área Metropolitana lo habían advertido: el centro estatal de menores «Hogar Seguro Virgen de Asunción» de San José Pinula, no estaba en condiciones óptimas y debía ser reformado. No se prestó atención.

Se denunció, entre otras cosas, que más de 700 jóvenes convivían en el «Hogar Seguro Virgen de Asunción», cuando la capacidad del recinto es de 400. El Estado no escuchó las advertencias; ahora, varias familias lloran a las 40 niñas que perdieron la vida en el incendio que se registró en el sitio.

Según denuncian organizaciones de derechos humanos, las niñas trataron de huir el día anterior al incendio debido a las agresiones sexuales, físicas, desnutrición y hacinamiento que sufrían. Sin embargo, fueron capturadas y devueltas al centro.

Al menos 12 niñas sobrevivieron al inciendio, ocho fueron trasladadas a EE.UU. para recibir tratamiento médico, cinco al Hospital Shriners en la ciudad de Galveston, Texas. Las otras tres están en un hospital de Boston. Las menores reciben cirugía, tratamiento, rehabilitación y apoyo psicológico.

Un día antes de la tragedia, ocurrida el 8 de marzo pasado, al menos 60 niños y adolescentes se escaparon del «Hogar Seguro».

Las autoridades, agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), tomaron represalias contra las niñas quienes fueron encerradas en un pequeño salón. En respuesta a las medidas, las jóvenes quebraron vidrios e incendiaron un colchón. No tardó en prenderse fuego incontrolable.

Las niñas, tal como confirmó el presidente guatemalteco Jimmy Morales, fueron encerradas bajo llave. «Querían evitar una tragedia», aseguró entrevistado por la cadena internacional CNN en español.

«Comenzamos a golpear la puerta para que nos abrieran y no nos abrían», declaró una de las menores que logró sobrevivir, citada por el portal Nómada.

Posteriormente, el jefe de la PNC, Nery Ramos, informó que los agentes llamaron a los bomberos de inmediato, sin embargo, llegaron 40 minutos después. Las jóvenes, tal como refirió la sobreviviente, estuvieron encerradas durante 10 minutos.

Por más de cinco días los guatemaltecos han salido a las calles para pedirle a Jimmy Morales que renuncie al considerar que su Gobierno fue negligente.

Cientos de guatemaltecos han protestado frente a la Casa Presidencial y el Palacio Nacional de Cultura, en el centro histórico de la capital, al considerar que la muerte de las 40 niñas fue un crimen de Estado.

“¿Un crimen de Estado? Por favor, eso no es algo que se tenga que manejar. Habrá que esperar las investigaciones y le hemos pedido a las instancias que las hagan lo más pronto para poder deducir responsabilidades administrativas y penales”, respondió Morales.

Además de que la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia, responsable del albergue, no cumplió con lo requerido, adolescentes varones que también conviven en el «Hogar Seguro», denunciaron que no les permitieron auxiliar a sus compañeras.

“Como a las 08H30 (de la mañana del 8 de marzo) empezamos a oler a quemado y no sé ni cómo abrimos la puerta del auditorio (que también estaba bajo llave) para ir a ayudarlas porque se estaban quemando. Pero los policías no nos dejaron ayudarlas y nos empezaron a pegar. Nadie las ayudó y no nos dejaron ayudarlas”, acusó.

teleSur

x

Check Also

Perú: El abogado argentino de Castillo dijo que «no se le respetó el derecho de defensa» 

Por Martín Piqué, en Télam. El abogado argentino Guido Croxatto asumió la defensa del destituido presidente peruano Pedro Castillo luego de ...