Destacamos

Haro Galli y Nadalino se encuentran en una muestra virtual en el Museo Terry de Tilcara

«El arte del encuentro» es el título de la muestra que se inaugura este jueves en el Museo Nacional José Terry de Tilcara. Los que se encuentran son los artistas Hugo Nadalino y Emilio Haro Galli, que reúnen 22 obras entre cerámicas y pinturas, incluidas tres esculturas realizadas juntos.

Además de ver las obras en un recorrido virtual, en el sitio del Museo Terry se podrá visitar los talleres de los artistas, conocer sus reflexiones y su oficio de ceramistas.

Mientras las piezas de arcilla van creciendo entre sus dedos, Nadalino reflexiona: «La conversación con la artesanía y con el arte, tal vez también con la vida, es una conversación con la muerte. Es la comprensión de la finitud y la intención de hacer cosas que no se terminan nunca».

Radicado en Salta en los años 70, Hugo Nadalino integró en la década siguiente el grupo Wiñananpaj, que basaba su impronta en el arte precolombino. Para fines de los 90 se instaló en Tilcara y desde ese lugar mira el mundo. Nadalino es mucho más que un ceramista: es un sabio humilde que se hace preguntas y reflexiona. Pensamientos y preguntas que el afortunado visitante de su taller puede escucharle, mientras monta sus udus, esas piezas sonoras únicas, que desde hace ya un par de décadas suenan a través de los percusionistas de todas partes.

«La cerámica es un lugar y al mismo tiempo es lo que vive en ese lugar. Es como si fuera un paisaje: es un lugar y al mismo tiempo es algo vital en sí mismo. Yo le digo ‘mi matria’. Un lugar donde habito y que me habita. Algo
muy parecido a una fe» explica Nadalino.

«La arcilla nos resulta familiar, ya que todos jugamos con barro en la infancia. Nos remite a la relación del hombre con la naturaleza», dice Haro Galli, quien desde su infancia ha tenido una relación profunda con la naturaleza.

Nació en la Colonia Santa Rosa, cerca de Orán. Pasó su infancia en la selva, desmontando, cazando y pescando. En sus ratos libres, aprendió a dibujar. Vivió en países de Europa y América Latina. Sobre todo en Cafayate, donde produjo vino, hasta radicarse definitivamente en Tilcara.

Esa experiencia es la materia prima de la que se vale para la creación. Se considera artesano y artista popular y, ciertamente, todo su trabajo refleja, desde la cerámica, la pintura y el grabado, la simpleza de la vida, las alegrías y tristezas del pueblo y también sus luchas.

“El arte está en la naturaleza. Nadie puede superar la gran obra del planeta y de todo el cosmos. Esa es la gran obra de arte, en la que tenemos que estar nosotros como parte, en lugar de querer destruir la naturaleza para hacer una obra”.

Sus personajes morenos, de labios gruesos, provistos de sombreros y acullicu son totalmente reconocibles, como una auténtica marca propia. En sus cuadros y figuras, conviven la selva verde, los ocres de la quebrada de Humahuaca y la tierra arenosa de Cafayate, marcando la paleta del artista con colores vivos.

La muestra virtual, que invita a sumergirse en el mundo de estos artistas a través de textos, fotografías y videos, estará disponible del 24 de septiembre al 15 de octubre en la web del Museo Regional de Pintura José A. Terry.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Lanzan el programa «Cine jujeño en construcción» con becas y financiamiento

Directores, guionistas y realizadores de audiovisuales tienen plazo hasta el 14 de noviembre del presente año, para inscribirse y acceder a ...