Rita Segato en la Feria del Libro: “La violencia contra las mujeres es la incubadora de todas las violencias”

La primera charla magistral en el marco de la Feria del Libro Jujuy que se inauguró este lunes estuvo a cargo de la antropóloga Rita Segato, quien frente a un Teatro Mitre colmado repasó lo que definió como sus “siete momentos de saltos de comprensión”, hitos de su propia vida que fueron claves para su reflexión, sus investigaciones y sus trabajos académicos relacionados con las violencias, el racismo y las cuestiones de género. Hizo además una encendida defensa de la legalización del aborto.

Acompañada por Natalia Ríos, de la Facultad de Humanidades, y por la coordinadora Inés González de Prada, Segato celebró la característica de “conversatorio” del encuentro. “Conversar es pensar juntos”, señaló, y contó que algunas de sus reflexiones e ideas nacieron, precisamente, de charlas con otras personas.

El primero de los momentos de su vida que refirió, ocurrió cuando estaba en tercer grado. Una maestra maltrataba a una compañera suya de apellido Sosa. “Yo no podía entender por qué; me llevó años hasta darme cuenta de que esa niña era paisana”, comentó, y agregó: “Fue mi primer contacto con el racismo”.

El segundo hito fue cuando viajó por primera vez a Tilcara. Tenía 14 años y había viajado con un grupo de amigos. “Yo ni sabía qué era Tilcara, pero al llegar sentí que era el lugar hacia el cual iba a avanzar”. En este tramo, lanzó un encendido alegato en contra de la minería que atenta contra el paisaje. “El paisaje es la historia”, señaló.

En Tilcara, dijo, le llamó la atención “la potencia de las mujeres, hoy perdida”. Y en este sentido, llamó a “buscar en el pasado el hilo de memoria que nos lleva al destino”.

“La colonialidad es el robo de la memoria, y hay que re-tejer esos hilos”, expresó, y mencionó que en aquellos primeros tiempos que pasó en Tilcara le llamó la atención también la existencia de mujeres trans, “otra tradición andina que destruyó la colonialidad con la criollización”.

El tercer momento que relató fue cuando partió hacia Venezuela y tomó contacto con la religión africana Xangó de Recife, que fue tema de su tesis doctoral en 1984. Fue cuando apareció para ella por primera vez la cuestión de género.

El siguiente hito fue su encuentro directo con la violencia de género, cuando realizó su investigación en cárceles de Brasil que consistió en entrevistas con presos condenados por violación. Esta es quizás la temática más conocida de las abordadas por Segato, quien considera que en las violaciones se ponen en juego cuestiones de poder y que la violencia de género “es la incubadora de todas las violencias de la sociedad”.

Relató luego un episodio de racismo ocurrido mientras era docente en la Universidad de Brasilia. El primer estudiante negro, que además era homosexual y pobre, había sido reprobado por un profesor que no había hecho ninguna corrección al evaluarlo, en contra de las normas de la universidad. A partir de aquel escándalo, se instituyó la reserva de cupos para estudiantes negros indígenas. “Les ganamos. Lo digo con mucho orgullo, porque fue una página histórica. Hoy la cuota racial es ley nacional”, señaló Segato.

El sexto de los hechos que eligió la antropóloga para su conversatorio en el Teatro Mitre fue su encuentro con el sociólogo y escritor peruano Aníbal Quijano, con quien sostuvo una amistad de una década. Quijano había desarrollado la idea de la colonialidad del poder. “Ahí yo cruzo mi perspectiva sobre lo racial en América Latina con la colonialidad del poder, y surge quin soy hoy”, reveló.

“Quijano afirma que la raza es una invención de la conquista”, contó Segato, y se refirió luego a “los blancos que son blancos aquí pero cuando llegan a París son tan negros como los negros a los que discriminan en casa”. “Subimos a un avión blancos, y nos bajamos negros”, sintetizó.

Contó entonces que antes de la conquista y colonización, los pueblos que habitaban estas tierras tenían enfrentamientos, se trenzaban en guerras, pero que no había ninguna cuestión racial de por medio. Esto cambió con la llegada de los europeos. “La raza es la atribución de una naturaleza diferente a los vencidos, por parte de los vencedores”, explicó.

“Así historicé mi visión de la violencia de género”, agregó.

Finalmente, el último hito al que hizo referencia fue “el regreso a casa, al lugar que elegí”, que es Tilcara.

Al finalizar su exposición, respondió algunas preguntas que le hicieron desde la platea. Sorprendió la intervención de una niña:

En ese marco, se refirió a la persecución de que es víctima Milagro Sala. “Milagro es víctima del criollismo”, afirmó, y despertó los aplausos de la concurrencia.

Consultá las actividades de la Feria
Consulta el Padron
x

Tal vez te interese

Presentan libro sobre la visita de Eva Perón a Jujuy en el último día de la Feria

Una de las últimas actividades programadas en el cierre de la 15° edición de la Feria del Libro Jujuy, se llevará ...

A %d blogueros les gusta esto: