Archivo.

Comunidades indígenas de la puna se movilizan contra la minería a cielo abierto

A partir de las actividades mineras en la zona de las Salinas Grandes y la Laguna de Guayatayoc, cerca de veinte comunidades indígenas de la puna realizan este lunes una protesta en el obrador ubicado sobre la ruta provincial N° 79, a 30 kilómetros del cruce con la nacional N° 52. “Impediremos que la empresa de Luis Losi S.A. y Ekeko S.A. continúen trabajando en la exporación de un sector de la Laguna de Guayatayoc, específicamente en el lugar llamado Pozo Dulce”, adelantaron las comunidades en un documento.

Los pobladores originarios de esos territorios aseguran que el gobernador Gerardo Morales, al llevar adelante el proyecto minero a través de la empresa Jemse, incurre en “usurpación de territorio” y no cumple con los derechos indígenas. En este sentido, desmienten que las comunidades hayan sido consultadas sobre su posición acerca de la instalación de emprendimientos mineros en la zona.

Oscar Toconás, vocero de las comunidades que convocan a la protesta, aseguró que el proyecto en curso consiste en la explotación de litio, sobre todo en la comunidad de Quebraleña, que está ubicada sobre la ruta provincial 79. “Las empresas nos dijeron una cosa, pero se van extendiendo en terreno”, señaló.

Además del razonable temor acerca de quién se hará cargo de controlar las actividades mineras en la zona, las comunidades aseguran que algunos de sus representantes ya fueron amenazados por gente de las empresas.

Ekeko S.A. es una compañía minera con dirección en Salta, inscripta en esa provincia en el año 2005, dedicada a la “explotación de minas y canteras (Incluye amianto, cuarzo, diatomita, piedra pómez, ágata, agua marina, amatista, cristal de roca, rodocrosita, topacio, corindón, feldespato, mica, zeolita, perlita, granulado volcánico, puzolana, toba, talco, vermiculita, tosca, grafito, etc.)”. Luis Losi S.A., en tanto, tiene dirección en Paraná, provincia de Entre Ríos, y se dedica a la construcción de grandes proyectos de infraestructura vial, operando además en la red de carreteras concesionadas. A esta actividad principal le sumó una intensa actividad minera, contando entre sus activos con canteras de minerales triturados para uso propio y ventas a granel.

El lugar de la protesta.

El comunicado

Las Comunidades Indígenas del Territorio de Salinas Grandes y Laguna de Guayatayoc realizaremos acciones de Movilización, Lucha, Resistencia y Defensa de Nuestros Territorios ante el avance de las empresas mineras, por lo que impediremos que la empresa de Luis Losi S.A. y Ekeko S.A. continúen trabajando en la exporación de un sector de la Laguna de Guayatayoc, específicamente en el lugar llamado Pozo Dulce.

Nuestro único motivo es la amenaza, el perjuicio y el daño irreversible que generan la Minería extractiva, la que no tiene fronteras de afectación a los recursos naturales, ambientales, culturales y el Buen Vivir de las comunidades indígenas en el Territorio.

Tal medida será para el día lunes 4 de febrero del corriente año, encontrándose las comunidades en el obrador de la empresa, ubicada sobre ruta provincial N° 79, a 30 kilómetros del cruce de la ruta nacional N° 52.

Invitamos a todas las comunidades y organizaciones que nos acompañen y se solidaricen con nuestra lucha en defensa del territorio

¡Jallalla pueblo kolla! ¡Sí a la vida! ¡No a la minería de litio!

Los cuestionamientos

Como toda actividad minera, la explotación de litio no deja afuera la preocupación por el impacto ambiental y social de exploración y de extracción. Quizás un debate importante surge de este mineral en particular por ser hoy uno de los elementos primordiales en la evolución de automóviles eléctricos y aparatos electrónicos con bajo consumo energético, y en este sentido, su explotación gana adeptos en la mitigación del cambio climático y en el esfuerzo por revertir el calentamiento global.

El impacto ambiental de la extracción de litio no es por esto de menor envergadura que otros metales, ni tampoco deja de ser un importante factor en la discusión sobre el uso del territorio, cuando existen por ejemplo, reclamos sobre los mismos por comunidades originarias. Es en este sentido por ejemplo, encontramos resistencia de comunidades indígenas en Argentina, que piden la suspensión de varios proyectos de explotación de litio, por encontrarse en sus legítimos territorios.

Los principales impactos ambientales de la extracción de litio no difieren en gran medida de la extracción de otros minerales: consumo y contaminación de agua, impactos en el paisaje, introducción de caminos de exploración en ecosistemas sensibles, instalación de infraestructura, impacto en la flora y fauna de la actividad industrial donde antes no la había, generación de residuos sólidos y químicos, etc.

Más información acá

Consulta el Padron
x

Tal vez te interese

El programa “El Estado te informa” estará en Libertador

El programa “El Estado Te Informa” impulsado por el Ministerio de Seguridad de la provincia y realizado con distintas áreas del ...