Destacamos

El Gobierno asegura que la demora en la construcción de la planta solar es responsabilidad de Nación

La demora en la puesta en marcha del proyecto Cauchari, que debía empezar a funcionar en mayo próximo, se debe a un atraso en la construcción de una planta por parte del gobierno nacional, según explicó a El Submarino Radio (91.5) Carlos Oehler, titular de Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado (Jemse). El funcionario dijo que a causa de la demora se está en conversaciones y negociaciones con los inversores y aseguró que la provincia de Jujuy no tendrá que pagar multas ni sufrirá ningún otro tipo de consecuencias.

-¿Es cierto que hay un retraso en la construcción de Cauchari y esto puede costarle a la Provincia una multa importante?

-No, de ninguna manera. Lamentablemente, pasa siempre con los proyectos que significan una trasformación, que aparecen los que se especializan en poner piedras en el camino, no solo desde el punto de la actitud sino fundamentalmente de lo que dicen, a veces sin razón fundada. El tema Cauchari ha tenido una reprogramación de todo el proceso de montaje y puesta en marcha de la generación fotovoltaica.

-¿Por qué se reprogramó?

-No es por una cuestión que tenga que ver directamente con la responsabilidad de la provincia. Le explico para que entienda la gente. La energía que se va a generar en Cauchari, 300 MW, tiene que ser inyectada en una línea de trasmisión de 345 kilobits, y para eso se necesita una estación seccionadora y trasformadora que se va construir en el marco del programa nacional que depende de la Secretaría de Energía de la Nación, con fondos que son aportados por la nación. La licitación de esa obra se atrasó por una cuestión técnica y prácticamente se terminó cerrando y adjudicando hace no más de 30 días.

-¿Y cuándo va a estar?

-Se calcula que la planta transformadora y seccionadora va a estar terminada de montar entre diciembre de 2018 y enero 2019, y después de un periodo de puesta a punto, va a estar lista para funcionar en febrero de 2019.

-¿Qué consecuencias tiene este atraso?

-Esto ha obligado a una renegociación con todo el mundo, con todo el proceso de instalación. Entonces todos se están adecuando, reprogramando los planes de inversiones y de montaje, para no exponer innecesariamente a los paneles solares a la inclemencia de la zona.

-¿Qué pasa con las multas por el retraso?

-No, este es un proceso consensuado. En la renegociación se ha incluido la eliminación de la cláusula punitiva que tenía el contrato con Camesa. Esto evita la provincia tenga que pagar multas aunque en el contrato original estaba previsto iniciar su funcionamiento en mayo de este año.

-Se decía que el 18 de mayo empezaba a correr la multa de 4 millones de dólares. ¿No es así?

-Esa deuda del contrato con Camesa se está terminando de ver en Buenos Aires, ya están acordados los términos y se está poniendo en papel lo que se ha conversado. Estas han sido negociaciones que ha encarado el gobernador con el ministro de Energía, acompañado por los equipos técnicos. Se viene hablando desde hace 60 días, cuando se tuvo certeza de cómo venía el atraso de la obra de la subestación.

-¿Y qué pasa con la inversión de China? 

-Obviamente también hay una readecuación del préstamo, pero todo está dentro de lo previsible. La gente que está manejando este proyecto de inversión tiene una vasta experiencia en este tipo de proyectos en el mundo; han instalado plantas en Arabia Saudita, en España, entonces conoce estas idas y vueltas. Entonces ya había una suerte de previsión desde el punto de vista financiero de que estos atrasos podían llegar a ocurrir. Por eso en el proceso de negociación se incorporaron elementos para evitar que la provincia tenga que pagar amortizaciones de cuota, digamos, si la planta no está funcionando. Todo esto se está negociando con el Eximbank y con los aportantes del bono, con cada uno de los participantes de este proceso, para llegar a un acuerdo que permita incorporar esta situación inesperada del atraso en la construcción de la planta transformadora y seccionadora.

-¿De cuánto es el préstamo del Eximbank?

-De 330 millones de dólares.

-¿Y la colocación del bono verde?

-De casi 200 millones de dólares.

-¿Esas cifras se suman?

-Sí, porque la instalación de los 300 MW está en el orden de los 490 millones de dólares, la operación completa, teniendo en cuenta también posibles desfasajes.

-¿Los que negocian son todos del gobierno nacional?

-No. El equipo que armó la ingeniería financiera está integrado por gente Jujuy, gente que pertenece a la estructura y que ha trabajado desde el nacimiento del proyecto.

-¿Actualmente se está haciendo algún trabajo en el lugar?

-En este momento se está avanzando en la obra de infraestructura, tanto caminera como de servicio, y en el cercado. Hay que tener en cuenta que entre enero y febrero ha habido casi 60 días en los que no se ha podido hacer nada por la cantidad de precipitaciones. Recién los primeros días de marzo se retomaron las obras de infraestructura, que son el paso previo para avanzar en la instalación de los distintos lotes de paneles.

-¿Cuánta mano de obra directa e indirecta va a generar el proyecto?

-Los números que se han manejado primariamente para la etapa de montaje es de 600 personas, de las que después quedan entre 120 y 150 de forma permanente para lo que es el mantenimiento de la planta.

x

Check Also

Marcharon contra la violencia policial en Alto Comedero

Familiares de víctimas de violencia policial, jóvenes y organizaciones de DDHH, políticas y sociales marcharon en Alto Comedero contra la violencia ...