Destacamos

El Grupo de Puebla pide el fin de los bloqueos y apoya las propuestas de Alberto Fernández al G-20

El Grupo de Puebla hace un llamado a las autoridades y ciudadanos de Latinoamérica, del Caribe y del mundo, a respaldar las propuestas pronunciadas por el Presidente de Argentina, Alberto Fernández en su discurso al G-20.

El llamado del presidente argentino a la globalización de la solidaridad, a poner fin a los bloqueos, a reconocer la insostenibilidad de las deudas de los países, y la propuesta de crear un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria, son una muestra de responsabilidad y esperanza para nuestra región y el mundo.

Reconocemos el liderazgo del Presidente Fernández frente a la pandemia. También, la forma en que internamente ha encarado esta crisis. Llamamos a los países a unirse en torno a las propuestas pronunciadas en su discurso, de hermandad práctica y creativa, para enfrentar la actual tragedia.

Palabras del presidente de la Nación Alberto Fernández en la videoconferencia de líderes del G20

Nos convocamos en un momento único de la historia que nos impone actuar con valentía. No debemos paralizarnos ni temer. Mucho menos podemos resignarnos. Tenemos que dar una respuesta creativa en este presente que nos ha tocado en suerte.

No hay lugar para demagogias ni improvisaciones. Enfrentamos el falso dilema de preservar la economía o la salud de nuestra gente. Nosotros cuidamos nuestra economía y no dudamos en proteger integralmente la vida de los nuestros.

Con esa convicción, hemos tomado decisiones en Argentina a partir de la mejor evidencia científica disponible. Así lo seguiremos haciendo.

Quisiera que todos compartan nuestra visión. Estoy convencido que no seremos eficaces si no aceptamos que el mundo ha cambiado para siempre Poder sortear esta crisis y enfrentarnos a ese mundo que nace, nos exige diseñar y suscribir un gran Pacto de Solidaridad Global. Nada será igual a partir de esta tragedia. Tenemos que actuar juntos, ya mismo, porque ha quedado visto que nadie se salva solo.

La urgencia que marcan las muertes nos obliga a crear un Fondo Mundial de Emergencia Humanitaria que sirva para enfrentar, mejor equipados de insumos, el contexto que vivimos.

La investigación sobre el Covid-19, el conocimiento científico y médico, también debe ser un bien público global.

El tiempo de los codiciosos ha llegado a su fin. Como enseña el Papa Francisco, tenemos que abrir nuestros ojos y nuestros corazones para actuar con una nueva sensibilidad.

Estas decisiones no pueden quedar libradas a la lógica del mercado, ni preservadas a la riqueza de individuos o naciones. Es hora de aprovechar este momento único para crear soluciones económicas tan extraordinarias como extraordinarios son los problemas sociales que atravesamos.

Celebro que el FMI y el Banco Mundial adviertan el ocaso del presente. Celebro que reconozcan lo insostenible de las deudas que soportamos los países más postergados. Debemos desafiar este presente con el mismo coraje que tuvo este G-20, cuando asumió el daño causado por los paraísos fiscales, por el endeudamiento voraz y por la concentración de la riqueza.

El secreto del futuro pasa por diseñar políticas que resguarden el empleo, la producción y las mejores condiciones de vida usando todas las herramientas económicas para proveer liquidez global.

Como nunca antes, nuestra condición humana nos demanda solidaridad. No podemos quedar pasivos frente a sanciones que suponen bloqueos económicos que solo asfixian a los pueblos en medio de esta crisis humanitaria.

Sin mesianismos ni prepotencias debemos iniciar un tiempo de diálogo global que a todos contenga.

De ese modo, la humanidad superará esta pandemia. Pero lo que además logrará es acabar con el vicio de la exclusión social, la depredación ambiental y la codicia de la especulación.

Contra los bloqueos

El Grupo de Puebla insta a los países del mundo a exigir a los Estados Unidos que ponga fin a los bloqueos impuestos unilateralmente -e intensificados durante los últimos meses- contra Cuba y Venezuela.

Estos bloqueos, que son sanciones políticas en contra de sus gobernantes, han violado, sin embargo y desde hace décadas, los derechos de los habitantes de estos países, condenándolos a vivir sin acceso a medicamentos o bienes materiales. Esto, que en situaciones normales es una crueldad, hoy -en el contexto de la pandemia por el coronavirus o Covid-19- es el anuncio de una tragedia que debemos, a toda costa, evitar.

Hoy son la solidaridad y la paz las que deben primar como políticas de relación internacional entre los pueblos del mundo. Por eso, es fundamental -lo es desde siempre- que Estados Unidos reaccione y levante, sin condiciones, estas sanciones.

Los escalamientos, bloqueos y persecuciones políticas de gobiernos y gobernantes deben, necesaria y urgentemente, terminar.

Por eso pedimos a todos y todas, que exijamos el fin a esta violación permanente a los derechos humanos de cubanos, cubanas y venezolanos y venezolanas, y que apoyemos las posiciones del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres; de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet: y al grupo de senadores de los Estados Unidos, Chistopher S. Murphy, Chris Van Holen, Tom Caper, Tim Kaine, Benjamin L. Cardin, Tom Udall, Patrick Leahy, Sherrod Brown, Brian Schatz, Jeffrey A. Merkley, Richard Blumenthal, que abogan, también, por el fin de los bloqueos.

Celso Amorín, Karol Cariola, Rafael Correa, Julián Domínguez, Marco Enríquez-Ominami, José Miguel Insulza, Camilo Lagos, Clara López, Daniel Martínez, Esperanza Martínez, Verónica Mendoza, Aloizio Mercadante, Alejandro Navarro, Carlos Ominami, Beatriz Paredes, Maximiliano Reyes, Gabriela Rivadeneira, José Luis Rodríguez Zapatero, Ernesto Samper, Carlos Sotelo, Jorge Taiana, Mónica Xavier. 

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Coronavirus en Brasil: Ya es el país con más muertes diarias 

Ha sido un martes de noticias preocupantes sobre la pandemia y de intensa agitación política. Por la mañana, agentes de la ...