pymes industria

En su día, industriales destacan las políticas del Gobierno y auguran un crecimiento

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, destacó este jueves en el marco del Día de la Industria las medidas adoptadas por el Gobierno nacional el año pasado por la pandemia, al señalar que permitieron que «no se perdieran más de 10 mil pymes industriales manufactureras».

Rosato recordó que en 2019, antes del inicio de la actual gestión, las pymes industriales «venían sufriendo una pandemia económica que fue histórica».

«A partir del 2020, donde prácticamente tuvimos paralizada la actividad económica, el Gobierno nacional, a través de los ATP, de los subsidios, logró que esas más de 10 mil pymes industriales no cerraran», indicó a través de un comunicado de prensa.

Para el industrial, estas medidas dieron «una mayor previsibilidad para que, a partir de octubre de 2020, se pudiera comenzar una reactivación sustentable y sostenida en los diferentes sectores pyme».

Por su parte, el presidente de la Unión Industrial de Santa Fe (UISF), Alejandro Taborda, indicó que «están dadas todas las condiciones para un largo período de crecimiento de la industria», entre las que mencionó la necesidad de inversión y las políticas, que «están presentes en los discursos y en algunos hechos».

«Nosotros creemos que mientras se mantengan estas condiciones de mercado y se despejan los nubarrones de los que hablamos, puede haber un crecimiento muy sostenido de la industria», indicó Taborda en una entrevista publicada hoy en el diario El Litoral, de Santa Fe.

El dirigente dijo que de 23 actividades industriales «20 están en recuperación», y que sólo tienen «caídas importantes» la marroquinería, textiles y edición grafica, y «algunos alimentos que no están ligados al consumo masivo».

«Todos los demás han dado muestras de recuperación, en algunos casos espectaculares como la maquinaria agrícola, repuestos, electrodomésticos, materiales no ferrosos que están vinculados con la construcción; caucho, plástico, cartón vinculado con los embalajes de productos, alimentación por supuesto», agregó.

Taborda dijo que «el industricidio de años anteriores caló hondo», y en ese sentido destacó que «no hay ningún candidato que deje afuera de su discurso a la producción, las pymes, la necesidad de crear trabajo».

«Es una fortaleza y sobre todo un respaldo para lo que venimos diciendo desde hace años. Perder empleos, perder industrias, no es gratis, cuesta muchísimo recuperarlas. Con todo, recién estamos en los niveles de 2019 en cuanto a recuperación de empleos, donde ya habíamos perdido más de 150 mil», puntualizó.

Consultado sobre las medidas para consolidar el proceso, el titular de la UISF dijo que son «cinco o seis medidas de fondo: inversión a la actividad productiva que se traduce en créditos a tasas competitivas para invertir en capital de trabajo, tecnología e infraestructura; tarifas razonables; incentivación al consumo; control inteligente de las importaciones; tipo de cambio competitivo y estable».

Sobre la situación del financiamiento, Taborda indicó que «hay muchísima oferta de créditos productivos a muy buenas tasas de interés, muy ventajosos para la industria. La oferta está. Estos créditos estaban sólo disponibles en el Banco Nación pero poco a poco la banca privada también los está ofreciendo».

En ese sentido, como dificultad planteó «la evaluación del riesgo de las empresas», porque «hay que tener en cuenta que venimos de un período muy negativo para la industria, sumado a la pandemia».

En tanto, el presidente de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), Leandro Garciandía, convocó a «consensuar condiciones entre sector público y privado», algo que calificó como «clave para la salida pospandemia sea un camino de oportunidades reales», en el marco del Día de la Industria.

«Es cuestión de lograr acuerdos, a pesar de las diferencias, las industrias de Entre Ríos tenemos todo para crecer y desarrollarnos junto con nuestras comunidades», agregó en un comunicado enviado a Télam.

Garciandía afirmó que el sector «agrega valor en cada encadenamiento productivo y se despliega como un entramado de empresas capaces de enfrentar nuevos proyectos, que generen riqueza y empleo».

Asimismo, indicó que la pandemia de coronavirus «fue un cimbronazo» donde la industria «sintió el embate por la transformación de mercados, repentinos cambios en las reglas de juego y un escenario incierto que tensionó la toma de decisiones».

Por ello, desde la UIER convocan a «un norte común, que trace un horizonte claro de hacia dónde vamos y de cómo podemos desarrollarnos como sociedad» al pasar la pandemia.

«Es necesario consolidar la reactivación productiva con una batería de políticas armónicas y sustentables en el tiempo, que permitan mirar el futuro más allá de mañana, en equilibrio con el medio ambiente», puntualizó el titular del organismo.

Garciandía marcó como problemáticas del sector a «la inflación; la presión tributaria; el cepo cambiario y las restricciones externas», y convocó a «crear trabajos genuinos y generar confianza y estabilidad».

También llamó a crear «políticas de financiamiento, programas de educación y planes que apoyen la ciencia, la tecnología y la innovación», para así «levantar la cabeza y lograr acuerdos, a pesar de las diferencias».

«Los industriales apostamos una vez más por nuestra tierra y nuestra gente, creemos en nuestra capacidad para transformar la realidad con más inversiones, puestos de trabajo, desarrollos técnicos y mayor agregado de valor», destacó.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Moroni y Gómez Alcorta defendieron en Diputados el proyecto sobre seguridad laboral

La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad y su par de Trabajo expusieron ante la comisión de Trabajo de la Cámara ...