Evo Morales sobre Macri: «No pueden existir presidentes golpistas, deben ser juzgados»

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró este miércoles que el expresidente Mauricio Macri y los responsables del envío de material represivo a su país «deben ser juzgados en Argentina, en Bolivia o en una Corte internacional», porque en el futuro «no pueden existir» jefes de Estado «de países vecinos que sean golpistas».

«Estoy convencido de que deben ser juzgados legalmente, si corresponde que sean extraditados o no, lo verá la justicia argentina o la boliviana, pero no puede en el futuro existir presidentes de países vecinos que sean golpistas. Para eso, hay que juzgarlos. También podría intervenir la Corte Penal Internacional, se verá, pero hay que hacerlo», insistió Morales en un reportaje concedido esta mañana a El Destape Radio.

Por otra parte, cuando le preguntaron qué le diría a Macri si pudiera hablar con él, Morales respondió: «Nunca hablaría con gente que le hace mucho daño a la vida y a la democracia».

El golpe y el apoyo externo

El martes el exmandatario de Bolivia afirmó que sufrió un golpe de Estado con apoyo «externo con Estados Unidos a la cabeza», similar a «un Plan Cóndor del siglo XXI», y aseveró que existen pruebas que involucran a Macri con la asonada ocurrida en Bolivia en noviembre de 2019.

«Cuando faltaban semanas para las elecciones del 20 de octubre del 2019 ya habíamos recibido información de que venía un golpe y que en su organización había presencia de Estados Unidos. Aunque yo no creía mucho, ya desde mayo, junio, algunos hermanos de inteligencia de la policía de las Fuerzas Armadas de Bolivia me informaban que llegaban norteamericanos a Santa Cruz», recordó Morales.

El exmandatario del Estado Plurinacional añadió que le habían planteado «organizar una agencia de inteligencia civil» y se preguntó si no habrá sido «un error» no haberlo hecho.

«Ahora me he dado cuenta que era importante, pero bueno, mi plan era ampliar el aparato productivo. Durante nuestra gestión derrotamos mínimo tres golpes en 14 años, y creíamos que íbamos a derrotar este», apuntó Morales en referencia al golpe de noviembre de 2019.

El líder del Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia recordó que en aquellos días la Policía se amotinó y las Fuerzas Armadas pidieron su renuncia, y eso permitió que la asonada en su contra se consolidara con acciones represivas que se ejecutaron en el departamento de Cochabamba y la ciudad de El Alto.

«No creía que países vecinos, sudamericanos, podían apoyar el golpe. Primero nos enteramos de que Ecuador había enviado material bélico a los golpistas y ahora estalla que Macri también lo hizo. En Unasur tenemos una cláusula democrática que se debe respetar más allá de que los mandatarios sean de izquierda o de derecha», remarcó.

Envío de municiones

El exmandatario aseveró que existen pruebas que involucran a Macri con la asonada ocurrida en Bolivia en noviembre de 2019.

«No sé como lo habrán manejado pero ya se conocen que llegaron cargamentos, ahora cómo habrán entrado, debe ser parte de la investigación», sostuvo Morales al referirse a las municiones enviadas desde Argentina.

«Habría que investigar si las armas que mandó Macri mataron a alguien, no estoy seguro. Pero que el entonces comandante de la Fuerza Aérea (Jorge) Terceros Lara, mandó una carta de agradecimiento y eso es una prueba de que las usaron», sostuvo.

Y en ese sentido, cuestionó: «Si mandaron esos materiales para proteger la Embajada argentina, ¿por qué el comandante de la Fuerza Aérea tiene que agradecer ese apoyo? Además, fue al día siguiente del golpe. Eso fue para ejecutar la represión».

Morales contó que nunca tuvo un contacto estrecho con Macri cuando ambos eran presidentes, pero que sí se comunicaba en el pasado con Néstor Kirchner, que incluso lo apoyó cuando Bolivia decidió nacionalizar sus recursos naturales.

«‘Evo, si no quieren invertir las empresas yo voy a invertir en Bolivia, no se preocupe’, me decía Néstor y ese era un gesto de solidaridad entre países hermanos que Macri nunca tuvo», señaló Morales.

El exmandatario estimó además que «sigue vigente el llamado Plan Cóndor» y que los «golpes son ahora militares, comerciales y judiciales», y cuestionó el rol que cumple el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la región.

«Almagro y su equipo, sigue siendo golpistas. Ayer los escuché pidiendo libertad a Cuba cuando la libertad pasa por terminar con ese bloqueo inmoral que Estados Unidos le hace a la isla desde hace años», puntualizó.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Perú: Castillo promete un «cambio responsable» y un «golpe de inversión pública» 

El flamante presidente de Perú, Pedro Castillo, prometió hoy en su discurso inaugural un «cambio responsable», con respeto a la propiedad ...