Destacamos

Guillermo Snopek: «Morales persigue y hostiga con el Poder Judicial a quienes piensan distinto»

El senador Guillermo Snopek adelantó que insistirá con el proyecto de intervención federal del Poder Judicial de Jujuy, que no tuvo tratamiento el año pasado a causa de la pandemia. En diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5), opinó que se profundizó la injerencia del Ejecutivo provincial en la justicia. «El gobernador le da instrucciones a los fiscales, a los jueces, predeterminando el procedimiento que después la justicia sigue a rajatabla», afirmó.

«Así es como se acentúa la falta de independencia del Poder Judicial, con un manejo directo del gobernador, además acrecentando la persecución y el hostigamiento con el Poder Judicial a quienes piensan distinto», agregó.

Sobre la situación en el seno del Partido Justicialista de Jujuy de cara a las elecciones legislativas de este año, aseguró que va a trabajar por la unidad, siguiendo «la voluntad política» de Alberto Fernández, presidente del PJ nacional. «Va a ser un proceso duro. No va a ser sencillo», admitió.

-Ayer se cumplió un año del pedido de intervención federal al Poder Judicial de Jujuy. ¿En qué estado se encuentra? 

-Así es. Y estamos también a un año del anuncio de la pandemia. El 12 de marzo de 2020 hicimos la presentación del proyecto en el Senado, y se activaron los plazos para presentar la documentación y los interesados para exponer, y empezar con las audiencias. Pero la pandemia se llevó puesto todo. Claro que esto no quiere decir que la justicia de Jujuy haya dejado de actuar como actuaba hace un año. Es más: designaron una vez más a un miembro del Superior Tribunal de Justicia dependiente del Poder Ejecutivo. Como pasó con el exdiputado Pablo Baca, la doctora Altamirano, Clara Falcone, todos dependientes del Poder Ejecutivo provincial. El último que asumió es el exministro de Seguridad, Ekel Meyer, que está involucrado en causas que rozan al Poder Ejecutivo en el ejercicio de sus funciones. Así que creo que ha ido al Superior Tribunal en busca de impunidad en algunas causas.

-¿En qué causas, por ejemplo?

-En varias causas que están expresadas en el proyecto de intervención.

-¿Y ahora cómo sigue el tema de la intervención? ¿Hay que presentar el proyecto de nuevo?

-Sí, el proyecto está vencido. Lo que hay que hacer es actualizarlo con los hechos nuevos que ocurrieron en la provincia

y generar los consensos, que están tácitos, y volver a tratarlo en la Comisión de Asuntos Constitucionales. Ya tuvimos una reunión con Madres de Plaza de Mayo y de organizaciones por los presos políticos, que nos plantearon la necesidad de que se trate el proyecto. Se lo plantearon al bloque del Frente de Todos hace un mes. Ahora queda la decisión política de avanzar en su tratamiento, así que vamos a abocarnos a eso.

-¿Cómo es el camino administrativo? 

-Tendría que tratarse en la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde tendríamos que ver la metodología, por la modalidad semivirtual que tenemos ahora.

-La senadora María de los Ángeles Sacnun es la presidenta de la Comisión. ¿Puede convocar en cualquier momento? 

-Sí, es una decisión que queda en cabeza de ella. Nosotros vamos a hacer todo para que se trate. Hay que generar los consensos y lograr el acompañamiento de los miembros de la Comisión. Le aclaro que yo no la integro.

-El año pasado, cuando presentaron el proyecto, hubo marchas de protesta encabezadas por el gobernador Gerardo Morales en Jujuy y por Patricia Bullrich en Buenos Aires. ¿Cómo es el clima ahora? 

-Sí, eso fue una clara expresión del Poder Ejecutivo manejando la justicia. Es más, uno escucha cómo se expresa el gobernador, dando instrucciones a los fiscales, a los jueces, predeterminando el procedimiento que después la justicia sigue a rajatabla. Así es como se acentúa la falta de independencia del Poder Judicial, con un manejo directo del gobernador Morales, acrecentando la persecución y el hostigamiento con el Poder Judicial a quienes piensan distinto.

-¿Cambió tanto la justicia en Jujuy? 

-Antes la justicia no se metía como ahora. Se podrá criticar cómo era antes, pero desde el 2015 hay un claro manejo político de las causas. Por ejemplo, en 2018 se produjo la detención del exgobernador Eduardo Fellner violando todos los procedimientos, solo para mostrarlo en los diarios encarcelado. Se allanaron domicilios de diputados sin autorización de la Legislatura, como en el caso de la diputada Débora Juárez. Hubo diputados provinciales que integraban el bloque justicialista que en 2016, por causas judiciales, pasaron a integrar el bloque de Frente Cambia Jujuy, como Mariela Ortiz, Marcelo Llanos y Carlos Lops. En años anteriores uno podía cuestionar a la justicia, pero estas cosas no pasaban. Hoy se rompió no solo el equilibrio político sino también la independencia del Poder Judicial.

-Y la justicia perdió prestigio. 

-Sí, hoy hay un fuerte rechazo. El Poder Judicial le gana en descreimiento de la sociedad a la dirigencia política. Por ejemplo, están los femicidios que se podrían haber evitado, que son responsabilidad directa, exclusiva y excluyente de los jueces. Los jueces creen que sus decisiones no tienen trascendencia, pero deciden sobre la vida, y en este caso ocasionaron una muerte; deciden sobre el patrimonio, sobre la salud de los jujeños. Hoy la sociedad le tiene que exigir a los jueces la responsabilidad en la resolución de las causas.

El 8M se reclamó por una justicia con perspectiva de género.

-Hablando de eso, el juez Pablo Pullen Llermanos liberó a un hombre que después cometió femicidio. Pero antes tuvo el atrevimiento de desoír a la Corte Suprema de Justicia de la Nación y a la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso de Milagro Sala, y pasó por encima de la Cámara Penal encabezada por Lucas Grenni cuando liberó al violador sobrino del senador Mario Fiad. 

-Así es. El manejo es directo. Hay cantidad de causas que involucran a funcionarios que están cajoneadas por telefonazos del Poder Ejecutivo. El lunes, en la manifestación por el Día de la Mujer, fue muy clara la exposición de funcionarios involucrados en causas judiciales. Y no hay duda del manejo de la justicia por parte del senador Fiad.

Unidad hasta que duela

-Hoy el peronismo de Jujuy está partido en cuatro. Por un lado el sector del presidente Rubén Rivarola; el de Carolina Moisés; el suyo, Juntos Juntos por Jujuy, con Juárez, Cardozo y Alejandro Snopek, y finalmente el que representan Alejandra Cejas, los Palmieri, etcétera. ¿Todos quieren la unidad?

-Antes que nada, quiero rescatar la vocación de los dirigentes que tienen la voluntad de conducir un proceso y plantarse en el escenario político. El mensaje llega a las claras a través de Alberto Fernández, en la conformación de la lista del PJ a nivel nacional. La unidad la marcó el presidente con la inclusión de Carolina Moisés en el Consejo Nacional del PJ; con el espacio del presidente formal del PJ, Rubén Rivarola; con La Cámpora, y con el espacio que venimos construyendo después de la interna de 2017 donde ganamos en la PASO de la senaduría nacional y después con la participación en un frente lectoral en 2019, cuando el gobernador desdobló las elecciones, construyendo un espacio crítico al gobierno provincial. Eso ha marcado las acciones conjuntas que hemos realizado con Cejas y con Palmieri sobre el actuar del Poder Ejecutivo en la pandemia, por ejemplo, y a cada acción y cada planteo, tuvimos una respuesta en el programa del COE. Todo esto marca la vocación de participar. Desde distintas visiones, sí, pero hay una conducción nacional que ha determinado la unidad. Hasta que duela, como dicen.

-Lo que pasa es que es distinto el orden nacional que el provincial. 

-Usted sabe que yo juego. Yo jugué en el 2017 en la interna, después en 2019 no nos dieron internas.

-Usted es vicepresidente del partido.

-Sí, estamos en la mesa.

-Una cosa es que la gente de Jujuy se sume al proyecto de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. Otra cosa es que vaya a haber unidad en Jujuy. 

-Va a ser un proceso duro. No va a ser sencillo. Pero la voluntad política del presidente del PJ a nivel nacional, Alberto Fernández, está. Hay que trabajar. Esa es la manera de sacar al pueblo jujeño de la sumisión que tiene del gobierno de Gerardo Morales, que hostiga, reprime, impone y no trabaja por el bienestar de los jujeños.

-Usted cree que Rivarola va a decir todo eso?

-Yo digo lo que conversamos con Alberto Fernández.

-Pero acá estamos en la república de Jujuy. 

-Vamos a tener que dialogar con todos los actores del peronismo que tienen responsabilidad política e institucional.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

La publicación de los listados de la gente vacunada en Jujuy viola dos leyes nacionales 

En los últimos días se reavivó la polémica por la publicación de los listados completos de las personas que están siendo ...