Levantaron el corte del puente La Quiaca-Villazón pero los camioneros reclaman garantías

Después de casi dos semanas se levantó el corte del puente que conecta la ciudad de La Quiaca con su vecina Villazón, que se inició por una protesta del lado boliviano y dejó más de 300 camiones varados del lado argentino. Antes de cruzar, los choferes reclaman garantías de que se les permitirá el regreso al país. Se quejan además porque en la playa donde están instalados hay un solo baño y no tienen agua potable.

El reclamo se inició porque el Comité Cívico de Villazón demanda al gobierno del presidente Luis Arce una mayor asignación de recursos humanos en salud para atender la pandemia del coronavirus, y porque no se realizaron las gestiones con el gobierno argentino para la reapertura de la frontera.

Néstor Gómez es vocero de los transportistas varados en La Quiaca. En diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5) confirmó que cerca de las seis de la mañana se levantó el corte, y esperaban que se organizara el paso de los vehículos a Bolivia.

«El problema que estamos teniendo es que Bolivia exige que pasen primero el combustible y el oxígeno, así que el resto de los camiones cargados con insumos, mercadería perecedera, harina, trigo, medicamentos, de todo un poco, no estaríamos pasando por el momento», detalló.

De este modo, se sumó una nueva protesta. «Tomamos la medida de que hasta que no liberen los insumos principales de alimentación, no pase el combustible; o por lo menos que pasen intercalados», indicó Gómez, camionero cordobés que está transportando harina de trigo hacia el país vecino.

Gómez describió las condiciones en que pasaron estas dos semanas varados en La Quiaca. «No tenemos un baño como la gente, tenemos un solo baño para los más de 300 camiones. Y una sola ducha. Hay dos baños químicos a los que no se puede ni siquiera ingresar porque no los vienen a limpiar. Y estamos tirados en una playa llena de basura porque ni siquiera nos pusieron un tacho para poder tirar los residuos», enumeró.

En este contexto es que tuvieron una reunión con el intendente de La Quiaca, Blas Gallardo, al que le entregaron un petitorio. Allí piden que se les garantice tanto el ingreso a Bolivia con su carga como el egreso, para poder volver a la Argentina.

Además, exigieron que se atienda la higiene en la playa de estacionamiento donde están instalados. «Sobre todo por el tema covid, porque estamos todos amontonados, vamos al mismo baño», agregó Gómez.

También piden que se acondicione el lugar «para preparar aunque sea una comida» y que alguien se ocupe de la higiene del lugar.

El transportista reveló que en estas dos semanas «nadie nos trajo siguiera agua potable» y denunció que los comercios quiaqueños les cobran 300 pesos el bidón de agua, cuando tiene un precio promedio de 150.

«Lo único que le pedimos a la municipalidad es que nos trajera agua, no pedimos nada del otro mundo», señaló el camionero.

Así las cosas, los camiones siguen en La Quiaca esperando que se organice el paso a Bolivia. En tanto, la ciudad atraviesa un momento complejo por el crecimiento de casos de coronavirus, lo que llevó a endurecer las medidas restrictivas.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Las candidatas de Tilcara: Mujeres y diversidades buscan su representación en el Concejo

Por Camilo Kay Haro Galli. Las listas a diputados provinciales sorprendieron a todos en Jujuy porque ninguna lleva a una mujer ...