Fotos: Multisectorial de Mujeres

Nueva denuncia contra Lello por perseguir y hostigar a una funcionaria del MPA

María Eugenia Ríos presentó una nueva denuncia contra el titular del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Sergio Lello. En este caso es el pedido de una medida cautelar en el marco de lo que la funcionaria del MPA, actualmente de licencia, interpreta como una persecución que ejerce el fiscal general hacia su persona. La presentación la hizo este viernes junto a su abogada, Mariana Vargas, en el Juzgado Especializado en Violencia de Género.

Ríos había denunciado a Lello el 11 de noviembre último por persecución laboral y violencia de género por hechos que asegura padecer desde 2017. La abogada se desempeña en el MPA desde septiembre de 2016, y viene padeciendo maltrato, persecución y violencia desde febrero del año siguiente. Reveló que decidió avanzar con la denuncia porque, pese a encontrarse de licencia y con carpeta psiquiátrica, se la siguió hostigando. Se encuentra medicada, con ataques de pánico y estrés. Y llegó a autolesionarse.

La nueva avanzada contra Ríos fue protagonizada por el abogado Enrique Pedicone, quien representa a los damnificados en la estafa realizada por la inmobiliaria Horizonte. Pedicone la acusa de ocultar pruebas en el curso de la investigación y pide su despido del MPA. En la denuncia incluyó además al fiscal que llevaba la causa, Carlos Gil Urquiola, quien fue separado por orden de Lello. Para sostener la demanda, se hicieron en una sola semana cinco auditorías sobre las actuaciones correspondientes a ese expediente.

Para Mariana Vargas, la denuncia contra su defendida es «una infamia» porque, aseguró, Ríos «fue secretaria hasta el mes de abril y hasta entonces cumplió con su trabajo de forma correcta». Y aclaró que Pedicone «es querellante en una causa en la que ella no actuó».

La letrada advirtió que existe una «amistad entre Pedicone y Lello», y encuadró la denuncia contra su defendida en una «clara persecución».

«Me persigue no solo de forma directa sino también a través de sus amigos», señaló Ríos, y afirmó: «Lo viví durante los últimos cinco años, hasta que pude denunciarlo».

Vargas sentenció: «En definitiva, el tiro le salió por la culata porque solo se demuestra más violencia». Y advirtió que esta denuncia «sirve para ver claramente cuánto daño le hace al propio MPA y a una justicia que es de ciudadanos y ciudadanas jujeñas».

Para la abogada, la situación excede el caso puntual de su representada. «Este es un problema en el que van a tener que intervenir el Superior Tribunal de Justicia, la Legislatura y el gobernador, porque el costo que paga el servicio de justicia en nuestra provincia, con estas cosas, es gravísimo».

En este sentido, puso el acento en «la pérdida de tiempo dentro del propio MPA por estas violencias, estos traslados, estas auditorías, que implican que las personas abocadas a las causas tienen que estar rindiendo cuentas y llevando expedientes en lugar de trabajar en lo que se debe, que es en la administración de justicia».

Las medidas cautelares que se pidieron esta mañana en el Juzgado de Violencia de Género apuntan a que Sergio Lello sea separado de su cargo al frente del MPA. En la presentación, Ríos contó con el apoyo de la Multisectorial de Mujeres de Jujuy.

Multidenunciado

«Yo no soy el único caso», remarcó Ríos. Y recordó el antecedente de la abogada Agustina Aramayo, quien en 2019 denunció a Lello por violencia laboral y de género y debió padecer en el camino una serie de hostigamientos que incluyeron contradenuncias e intentos de desprestigiarla públicamente.

Pero se refiere también a otras situaciones similares que, al menos por ahora, no se conocen. «Detrás mío tengo el acompañamiento de un montón de compañeras que no se animan a salir a denunciar por miedo, que están con problemas psicológicos y de salud», reveló.

El fiscal general de la provincia ya posee otras denuncias por persecución a funcionarios y magistrados, acoso laboral, conductas extorsivas y violencia de género.

«Esta situación llegó a un extremo que nunca antes había llegado y creo que es el momento de ponerle un límite a este señor, que está ocupando un lugar donde se deben garantizar los derechos a las víctimas de violencia de género, cuando él está vulnerando esos derechos, generando violencia hacia sus empleadas y funcionarias», manifestó.

«Como una sombra»

En medio de este panorama, Ríos se vio envuelta en un episodio confuso que fue difundido a través de un medio local y desde el propio Ministerio Público de la Acusación. Se cuenta allí que la mujer llegó tarde a buscar a su hijo a la escuela, que tuvo un entredicho con una auxiliar del establecimiento y, según la publicación, la maltrató y amenazó; por lo que la trabajadora se asustó y la denunció.

«Yo no sé si es verdad o no. Hubo una discusión, un cruce de palabras porque me demoré porque no encontraba lugar para estacionar. Ella ni siquiera permitió que salude a mi hijo y me empezó a increpar, a decir ‘que sea la última vez’, que mi hijo se porta mal. Yo le pedí que me hable bien y empezó una discusión entre nosotras, no lo voy a negar. Le pedí que llame a los directivos y después yo seguí la charla con la secretaria del colegio. Así que no sé de qué amenazas hablan», relató De los Ríos.

Para la abogada, «esto evidencia que el doctor Lello Sánchez sigue sacando cosas de la galera cuando se ve acorralado, inventa, está como una sombra tras mis pasos para ver qué hago y qué no hago para sacar noticias y embarrarme cada vez más».

Lello multidenunciado: Una abogada acusa por violencia de género al titular del MPA 

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Se reducen las contribuciones patronales para empleadores privados del Norte Grande: Está Jujuy

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) extendió hasta el 30 de junio próximo la vigencia del beneficio de reducción de ...