Advertencia de estatales al gobierno: «¿Quieren un estallido social?» 

En los primeros cuatro años del gobierno de Gerardo Morales en la provincia, los salarios estatales perdieron un 64 por ciento respecto de la inflación. En lo que va de este año, sin que haya habido ninguna recomposición, el costo de vida ya aumentó un 22 por ciento. En el marco de una protesta en la plaza Belgrano, los gremios que integran la Intersindical advirtieron que evalúan medidas de fuerza si no se realizan negociaciones paritarias con todo el arco sindical.

«Queremos una negociación con todos los gremios, seria, informada, transparente, que llegue a un acuerdo sostenido y progresivo de incrementos para ir recomponiendo los salarios», dijo la contadora Susana Ustárez a El Submarino Radio (FM Conectar 91.5).

Este miércoles, el gobierno provincial mantuvo una primera reunión para hablar de los salarios. Fue tres sindicatos: Judiciales, UPCN y Luz y Fuerza. El plan es mantener sucesivos encuentros similares con otros gremios. Esta modalidad genera un gran malestar. «Queremos dialogar conjuntamente, por el medio y en el lugar que el protocolo permita, si es necesario en la plaza, en un salón, pero queremos estar juntos, expresarnos y tener respuestas concretas, y sobre todo propuestas, porque no tienen ninguna», agregó la titular de la Asociación de Personal de Organismos de Control (APOC).

Ustárez aclaró que el 12 por ciento de aumento anunciado por el gobierno corresponde solo al salario mínimo. «Se está modificando el menor sueldo que se paga, que pasa de 16.750 a 18.600. Eso es todo. Son monedas. El resto de los sueldos no tienen un peso de aumento», precisó.

En tanto, todavía no hay ninguna oferta del gobierno. Después de la reunión de ayer dijeron que están «analizando los números», algo que viene repitiéndose desde hace años. Ustárez repasó: «Como siempre, dilatan. Dicen que tienen que hacer consultas, ver los números y así se pasa el mes; y sobre el final del mes disponen una liquidación de lo que ellos consideran, de espaldas a los trabajadores. Fue así todos estos años, pero ya no queremos que se repita».

De hecho, el mes pasado el gobernador recibió un estudio técnico en el que le mostraron los números concretos del desfasaje de los salarios respecto de la inflación. El escrito incluyó un cuadro en el que se demuestra que en cuatro años, el atraso respecto de la inflación es del 64 por ciento.

«Le molestó muchísimo. Vean el COE posterior a esa reunión, se sintió agraviado y dijo de qué planeta bajamos para pedir ese porcentaje», recordó Ustarez.

Más allá del enojo del gobernador, a esos números contundentes ya hay que incorporar la inflación de 2020, que ya alcanza el 22 por ciento.

«Está además el tema de la recaudación -aclaró la contadora-, porque estos años pasados, con Macri, la provincia recibió siempre una recaudación superior a la inflación. O sea que hubo recursos para recomponer los salarios. Pero no fue la voluntad política del gobierno de hacerlo ni de contestar los reclamos ni atender ninguna paritaria, porque no hay ni un solo acuerdo logrado».

Tras cuatro años completos de pérdida, ahora la excusa es la pandemia. Sin embargo, la paciencia de los sindicatos parece haberse agotado. «Tenemos que entrar con fuerza en un proceso de recuperación del salario, que no se cierre la paritaria, que se mantenga abierta como en Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires, para ir aportando porcentuales hasta nivelar la inflación», explicó Ustárez.

Sobre lo que se viene, la sindicalista adelantó que desde la Intersindical y en el seno del Frente Amplio Gremial van a consensuar «medidas sostenidas» hasta que se logre la recomposición salarial.

-Si no hay convocatoria a todos los gremios, ¿podrá haber medidas de fuerza? 

-Nosotros estamos en plan de lucha, continuamente reclamando. Y eso se va a ir generalizando porque ya no va más la situación. ¿Quieren un estallido de diciembre, como tantos que hubo en el pasado? Van a tener que atender los reclamos, que ya no son solo de los estatales sino también de las organizaciones sociales, los merenderos, los comedores, los taxistas… Se acumulan los conflictos y entonces el resultado es inevitable. Si no hay soluciones, va a haber graves problemas.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Se agrava la situación: UTA no acata la conciliación obligatoria y sigue el paro

El Ministerio de Trabajo y Empleo de la provincia, a través de la Dirección Provincial de Trabajo, ha dispuesto la Conciliación ...