Panorama: El mapa legislativo jujeño tras el recambio en la Casa de Piedra

Por Alejandro Cano. Algunos todavía recuerdan el día de frío intenso en el que se llevaron a cabo las elecciones legislativas provinciales, el 27 de junio. Parece haber pasado tanto tiempo y mucha agua bajo el puente, pero los resultados de aquella jornada electoral, recién van a impactar en la vida institucional de los jujeños a partir del 10 de diciembre, cuando asuman los nuevos legisladores elegidos ya hace casi medio año. La jura está programada para el jueves 7.

La decisión del gobernador Gerardo Morales de desdoblar las elecciones legislativas y adelantar las provinciales en plena temporada invernal no solo desató críticas por la incertidumbre de desarrollarlas en medio de la pandemia sino que además puso en jaque a la oposición, que no pudo armar una estrategia de mediano alcance.

Los resultados de la estrategia de Morales fueron más que positivos: ni siquiera en las proyecciones más optimistas calculó que iba a acceder a 18 de las 24 bancas disponibles en la Legislatura, a la que los jujeños llaman cariñosamente la Casa de Piedra.

Además de la mitad de las bancas de la Legislatura, se renovaron en toda la provincia 80 concejales y 66 vocales de comisiones municipales. Se reconfigura así el mapa legislativo con una concentración del poder del gobernador y un escalón más en el debilitamiento progresivo del peronismo, encerrado en la lógica pejotista sin encontrar la salida de su propio laberinto.

A pesar de que la victoria oficialista del 27 de junio reforzó la centralidad política de Gerardo Morales en Jujuy, algo pasó entre junio y noviembre: en las legislativas nacionales perdió un diputado nacional. No obstante, al consolidar su hegemonía en la Legislatura provincial, el dirigente boina blanca encara un escenario favorable en los dos años que le restan de su gestión de gobierno.

Baja productividad

En el escenario de mudanzas de los que parten y los que arriban a la Casa de Piedra, es buen momento para analizar la cantidad de proyectos presentados como un indicador que revela el grado de productividad de los diputados durante su gestión. Se podrá decir que es un parámetro arbitrario, pero puede echar luz sobre el trabajo legislativo, que por otra parte está muy cuestionado por la baja cantidad de sesiones que se llevan a cabo durante el año. Y más aún cuando la mayoría de las leyes sancionadas son propuestas por el Poder Ejecutivo y se tramitan de manera exprés, dejando de lado las iniciativas de la oposición y el trabajo de las comisiones.

Un breve repaso sobre la tarea de algunos de los 48 legisladores, disponible en www.legislaturajujuy.gov.ar, puede dibujar la disparidad del trabajo y la necesidad de replantear algunas cuestiones a futuro sobre el rol de los representantes.

La diputada oficialista Gabriela Albornoz termina su mandato y no renueva banca. Presentó en cuatro años de gestión 17 iniciativas, de las cuales siete son proyectos de ley y 10 son proyectos de declaración y de resolución.

En similares parámetros, su colega de bancada Cynthia Alvarado renueva su banca tras cuatro años en los que presentó 16 propuestas de las cuales sólo tres son proyectos de ley.

Uno de los rendimientos más bajos es el de la legisladora Alejandra Elías, también del Frente Cambia Jujuy (FCJ), que en cuatro años presentó solamente seis proyectos de declaración o resolución y ningún proyecto de ley. No obstante, fue premiada con un lugar en la lista del FCJ y consiguió la reelección.

En el caso del Frente de Izquierda de los Trabajadores (FIT-U), que este 10 de diciembre perderá sus bancas, el diputado Iñaki Aldasoro elaboró 14 iniciativas, de las cuales sólo dos fueron proyectos de ley.

Dentro del bloque Primero Jujuy, que responde al vicegobernador Carlos Haquim, el diputado Gaspar Santillán presentó 67 proyectos en los dos primeros años de su actual mandato, de los cuales 54 corresponden a proyectos de ley.

Una mención especial merecen los legisladores que dejan su banca en Jujuy para asumir como representantes en la Cámara de Diputados de la Nación. Leila Chaher, del Frente de Todos, presentó en sus dos años de gestión 28 proyectos, de los cuales 21 son proyectos de ley; mientras que el FIT-U Alejandro Vilca eleva la vara con 87 proyectos presentados, de los cuales 38 son proyectos de ley.

Quizás el punto más alto corresponde a la diputada del Frente de Todos PJ, Alejandra Cejas, que durante su último mandato, entre 2017 y 2021, presentó 667 proyectos, de los cuales 321 son proyectos de ley.

Lo que viene

El escenario que empieza a marcar la agenda legislativa de estos años está enmarcado por la posible y concreta posibilidad de reformular la Constitución de la Provincia de Jujuy y posibilitar la figura de una reelección indefinida del gobernador. A Morales le dan los números y la correlación de fuerzas. Mientras, a nivel nacional, la oposición que se junta en Cambiemos (o como se llame) se rasga las vestiduras cada vez que se pronuncian las palabras clave «Formosa» o «Insfrán» y responde agitando la bandera de la «alternancia del poder».

Hoy, la mayoría en Jujuy es clara y la balanza se inclina pesadamente. La oposición local tiene dos años para diseñar una propuesta  alternativa al modelo de gestión actual, pero parece cada vez más lejos de un proceso que cure sus heridas, muchas autoinfligidas a pesar del acting de la unidad.

Pecha con fuerza la tropa de los 18 soldados de Morales, muchos de los cuales son desconocidos para la opinión pública. La lista está compuesta por Omar Gutiérrez (titular del COE/Covid), Gabriela Burgos, Alberto Bernis (renueva), Gisel Bravo (exfuncionaria e hija del intendente de San Pedro), Fabián Tejerina (renueva), Cynthia Alvarado (renueva), Juan Brajcich (vocal del IVUJ), Alejandra Elías (renueva), Humberto López (renueva), Malena Amerise (exconcejal en Palpalá), Luciano Angelini (exdelegado local de la CNRT),  Natalia Guevara, Néstor Sanabia (renueva), Analía Ruíz, Adriano Morone (exsecretario de Relaciones con la Comunidad), Olga Ramos, Gustavo Arias y Mabel Batallanos.

Por el Frente de Todos-PJ, en tanto, asumen Pedro Belizán (renueva), Patricia Armella, Juan Jenefes, Valeria Gómez, Juan Ortega (hijo del intendente de Monterrico) y Daniela Vélez.

Quedan en pie además los bloques que responden al vicegobernador Carlos Haquim y al senador Guillermo Snopek.

Así queda el mapa legislativo que estará vigente por los próximos dos años, una correlación de fuerzas que se definió hace casi seis meses, aquel día gélido y pandémico que arrancó lluvioso y gris.

  • Apostillas
♦ Durante estos días se pudo observar la recorrida nerviosa de los equipos de los diputados que buscan la oficina de algún legislador saliente. Es que todos quieren estar en el edificio central y no caer en el anexo de calle Independencia y Sánchez de Bustamante.
♦ La legislatura se prepara para recibir a los nuevos inquilinos en el contexto del escándalo de la denuncia contra el diputado Marcelo Nasif, que imputado por presunto abuso sexual.
♦ Queda por resolver quién ocupará la banca que deja Chaher. El movimiento feminista puja para que se cumpla la Ley de Paridad de Género: mujer por mujer. Es que en este caso la ley no obliga, pero tampoco prohíbe. Reclaman una decisión política. Parece difícil; generalmente la Casa de Piedra no sabe escuchar.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Los nuevos Supremos ya tiene el ok legislativo y se aprobarán sus pliegos

En la pasada jornada, los futuros Supremos de la Corte de la Justicia de Jujuy pasaron el filtro que es la ...