Destacamos

Realizan encuestas para concientizar sobre el acoso callejero en Jujuy

Mediante encuestas a mujeres de todas las edades en diversos ámbitos de la provincia, se realiza un relevamiento que tiene por objetivo crear conciencia sobre el acoso callejero. La movida está organizada por el área de Género de Barrios de Pie, en el marco de un trabajo a nivel nacional que desarrolla Libres del Sur.

A través de las encuestas, se busca determinar cuál es el rango de edad en el que las mujeres sufren más acoso. La investigación no se limita al escenario callejero sino que también indaga sobre las situaciones que se producen en el ámbito virtual.

Carla Taritolay, coordinadora del área de Género de Barrios de Pie, explicó a El Submarino Radio (91.5): “La idea es visibilizar cómo las mujeres sufrimos violencia y obtener datos para seguir exigiendo la ley de emergencia nacional contra la violencia hacia las mujeres”.

La referente feminista precisó que el objetivo es entregar al gobierno nacional las mayores precisiones acerca de una problemática sobre la que, analizó, “todavía hay una negación o no se quiere visibilizar”.

Taritolay definió: “El acoso callejero es cuando una mujer va en la vía pública y una persona desconocida se quiere acercar sin su permiso. Pueden ser saludos, palabras obscenas o esas a las que llaman piropo, pero que no son piropos porque cuando salimos a la calle no estamos esperando que nos digan cosas, sólo queremos caminar tranquilas. También es el que se da en el transporte público, cuando te empujan o te quieren tocar, aprovechan el amontonamiento, o en el trabajo, con compañeros o jefes insistentes”.

Las mujeres atraviesan por situaciones como estas desde muy chicas, antes de la adolescencia. Las más jóvenes, de 12 o 13 años, son más vulnerables porque muchas veces no llegan a identificar esas conductas como acoso ni a comprender la gravedad del hecho.

“Tenemos tan naturalizado que a las mujeres nos digan cosas en la calle, que no te dejen pasar o te toquen bocina, que a veces una no lo identifica como acoso”, indicó Taritolay.

La actividad de esta mañana en la plaza Belgrano, centrada en las encuestas a las mujeres que pasaban, incluyó además una radio abierta. “La mayoría responde muy bien. Tenemos muchos datos. Hay más acoso callejero que virtual. Las mujeres se acercan y nos preguntan, o nosotras preguntamos si podemos hacer una entrevista y se suman, están disponibles”, describió la dirigente.

Las acciones en este sentido continuarán el próximo lunes. El objetivo es completar al menos 200 encuestas en toda la provincia, por lo que van a realizarlas también en los merenderos de Barrios de Pie ubicados en Humahuaca, El Carmen, Palpalá y La Quiaca.

El documento

En el marco de la Semana Internacional contra el Acoso Callejero las Mumalá – Mujeres de la Matria Latinoamericana- MuMaLa de Barrios de Pie; realizaremos desde nuestro Observatorio “Mujeres, Disidencias, Derechos” la 2da edición de la encuesta que busca dimensionar estadísticamente la problemática.

Desde el 7 de abril, a la par de la encuesta nacional, desde el feminismo popular, federal disidente, convocamos a voluntaries de todo el país a sumarse a las tareas de investigacion y recolección de datos.

Ante la falta de estadística oficial y de acciones de difusión y prevención, creemos importante desarrollar iniciativas que recuperen las experiencias sucedidas a las mujeres en el espacio público asi como de concientización ya que el acoso es la naturalización social de diferentes expresiones de violencia machista que vivimos cotidianamente.

Actitudes invasivas en los espacios que recorremos, “piropos”, miradas lascivas, silbidos, besos no deseados, bocinazos, jadeos, comentarios sexuales, agarrones, manoseos, acercamiento, persecución, arrinconamiento son algunas de las situaciones que nos provocan miedo, vergüenza, condicionando muchas veces nuestros recorridos diarios. Publicar imágenes o difundir conversaciones en redes sociales sin nuestro consentimiento, o ingresar a ellas sin permiso también son formas de vulnerar nuestros derechos.

Si bien los datos de las violencias más extremas, como los femicidios, indican que es el hogar el lugar en el que las mujeres nos encontramos más inseguras y expuestas a violencias, tampoco está garantizada nuestra seguridad en el espacio público. Las políticas estatales no contemplan el diseño de las ciudades y el funcionamiento del transporte público desde una perspectiva de género y seguridad ciudadanas.

¡Es un derecho transitar nuestras vidas de manera libre, segura y autónoma!

Queremos vivir #LibresDeAcoso

 

 

Consulta el Padron
x

Tal vez te interese

Pagan a las autoridades de mesa y delegados escolares de las elecciones provinciales

Las autoridades de mesa y delegados escolares que se desempeñaron en las elecciones provinciales del 9 de junio, cobrarán el pago ...