Un paso ilegal fue reforzado luego de un incidente entre pasadores: 4 heridos

Personal de las fuerzas de seguridad se mantiene apostada en un paso ilegal entre La Quiaca y Villazón (Bolivia) tras los incidentes protagonizados por pasadores de ambas localidades fronterizas,  que dejaron como saldo cuatro personas heridas por impactos de piedras, según informaron fuentes policiales.

El enfrentamiento se originó en la tarde del lunes luego que afiliados a los sindicatos que nuclean a los trabajadores de carritos de mano de La Quiaca impidieron que se siga transportando mercadería por el río internacional al advertir la presencia de ciudadanos bolivianos circulando por un paso no autorizado.

“Salimos a defender nuestro trabajo con todos los compañeros. Es lamentable lo que pasó ayer, hubo una lluvia de piedras y no hay quienes controlen estos pasos ilegales”, le contó a Télam Adrián Tolaba presidente de la asociación «Primero de Mayo» de La Quiaca, 300 kilómetros al norte de San Salvador de Jujuy.

Ayer cuatro trabajadores de La Quiaca, entre ellos una mujer, resultaron heridos a causa de las pedradas que impactaron sus cuerpos y debieron ser internadas en el hospital local “Jorge Uro” luego de recibir asistencia del Servicio de Asistencia Médica SAME de la provincia de Jujuy.

«A la mujer le realizaron ocho puntos debajo del labio, otros sufrieron cortes en la cabeza y el que permanece internado en el hospital, Jesús Mendoza, de nuestro sindicato, tiene afectada la zona del ojo», comentó Tolaba.

Los carritos de mano son servicios destinados al traslado de mercadería por el puente Internacional y están habilitados para funcionar hasta las 14 de lunes a viernes, por lo que una vez cerrado el tránsito las vías utilizadas son los pasos ilegales, entre ellos uno ubicado a 500 metros, donde ocurrieron ayer los enfrentamientos.

«Queremos que toda mercadería se pase por el paso habilitado (el puente) porque si no nos perjudicamos. Los bolivianos llegan hasta los negocios y regresan por el paso ilegal como si nada», denunció Tolaba, quien reclamó «controles permanentes» sobre el río Internacional.

No es la primera vez que ocurre esta batalla campal en la zona fronteriza, por lo esta tarde tenían previsto reunirse los dos sindicatos de carritos de La Quiaca con autoridades municipales, Gendarmería y la Policía local para abordar problemática.

“Cumplimos un servicio permanente y no tenemos apoyo de las autoridades, solo buscamos cuidar nuestro trabajo. A la mañana nos invaden, nos quitan la mercadería, cada vez tenemos menos viajes”, expreso uno de los trabajadores quiaqueños y denunció que “ellos (por los bolivianos) no están autorizados para funcionar como asociación de carritos de mano”.

El sindicato que agrupa a esos trabajadores se creó hace más de 20 años “cuando en el país regía la ley de Convertibilidad, el uno a uno con el dólar, pero con la devaluación del peso muchos bolivianos ven la oportunidad de pechar carros”, afirmó Tolaba.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Operativo Carnaval 2023: Mil efectivos formarán parte del operativo de seguridad

El Ministerio de Seguridad dispuso que mil efectivos de la policía de la provincia participan del operativo de prevención durante las ...