Urbani desmintió que Nación le haya negado a Bohuid terceras dosis de vacunas 

Salvo Jujuy, las 23 jurisdicciones del país acordaron que en la Argentina «no se va a hablar» de una tercera dosis de vacuna contra el coronavirus. Así lo reveló el viceministro de Salud de la Nación, Víctor Urbani, quien desmintió al titular de la cartera sanitaria provincial, Gustavo Bouhid, quien días atrás se quejó de que Nación no le permitía aplicar una tercera dosis al personal de salud. «Esto no es así bajo ningún concepto», aseveró Urbani en diálogo con El Submarino Radio (FM Conectar 91.5).

Entre el lunes y martes pasado se reunió el Consejo Federal de Salud (Cofesa), con la presencia de los ministros y ministras de todas las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Allí hubo un acuerdo casi unánime de que «en la Argentina no se va a hablar de una tercera dosis hasta tanto no estén todos vacunados con la segunda», refirió Urbani.

«El único que no estuvo de acuerdo con esta medida fue Gustavo Bouhid, que pidió la tercera dosis para vacunar al personal de salud cuando a Jujuy le falta aplicar la segunda dosis al 60 por ciento de la población», agregó.

Por otro lado, puso el acento en que «los expertos todavía no tienen ningún paper ni hay ninguna investigación seria que diga que una tercera dosis es beneficiosa para reforzar la inmunidad».

La aplicación de una tercera dosis, remarcó, «es algo que están haciendo países como Estados Unidos, donde el 40 por ciento de la población no se quiere vacunar mientras en este momento tienen llenas las terapias intensivas de pacientes».

«Eso no lo dicen los medios hegemónicos, pero que miren lo que está pasando en otros países. Nosotros por suerte tenemos una población que tiene muy poco rechazo a la vacuna», completó.

Urbani explicó que la falta de gente vacunada en la Argentina se debe sobre todo a un problema de accesibilidad. Por un lado, la baja conectividad en algunas zonas hace que se dificulte el pedido de turnos. Por otro lado, la dispersión en el interior de las provincias requiere «ir casa por casa».

En este sentido, marcó la diferencia entre la Ciudad de Buenos Aires y otras grandes ciudades, «donde está toda la gente agrupada», y las zonas con mayor dispersión poblacional. «En Jujuy tenés que caminar la provincia para poder vacunar a todo el mundo, entonces es entendible que falte un porcentaje alto de la población en la segunda dosis porque tenés que salir a buscarlos», describió.

En ningún caso el problema está en la falta de dosis. «Estamos llegando a los 70 millones y antes de fin de año van a llegar otros 20 millones de Pfizer, que es para los chicos de 12 a 17 años. Así vamos vacunar para alcanzar la inmunidad de rebaño que necesitamos», indicó.

Al analizar la situación epidemiológica general en la Argentina, Urbani destacó que «tenemos un muy alto porcentaje de vacunados, de los más elevados de Latinoamérica», sumado a «pocos casos, una muy baja mortalidad, y terapias  intensivas y hospitales descomprimidos».

La disminución de casos de coronavirus hizo que se pusiera especial atención a otras patologías. «La pandemia ha generado problemas en el sistema sanitario porque se han postergado muchas prestaciones o porque la gente ha dejado de ir a los controles de salud habituales, entonces estamos recuperando muchos programas preventivos», explicó el secretario de Equidad en Salud.

Consultado sobre la medida que empieza a regir este viernes respecto del uso de barbijo, Urbani aclaró que sigue vigente la obligación de usarlo en lugares cerrados, y que las personas que estén en la calle pueden andar sin barbijo, «en la medida que no vayan en medio de una multitud o algo por el estilo».

-Desde la oposición dicen que el gobierno «le puso fin a la pandemia» por el resultado de las elecciones. ¿Qué responde? 

-Hay malas intenciones en esto. Acá se ha vacunado a lo tonto y el resultado de la vacuna es este. Y además hemos vacunado con la mejor vacuna que hay, que es la Sputnik. Lo sigo diciendo y lo voy a sostener: es extraordinaria y los resultados están a la vista. Otros países han vacunado con vacunas que tienen mucho menos efectividad y no tienen nuestros resultados.

-Graciela Ocaña salió precisamente a criticar la Sputnik. 

-Si Graciela Ocaña supiera el daño que hace con sus palabras, porque lamentablemente hay gente que le cree. No se debe hacer política barata con la salud pública. En la salud pública no hay derecha, no hay izquierda, nadie le pregunta a un paciente o al personal de salud a qué partido está afiliado. Nosotros conseguimos la Sputnik. Ya teníamos los datos, pero se ha corroborado en millones de personas vacunadas la casi inexistencia de problemas y un efecto extraordinario en los contagios.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Jujuy casi duplicó los casos de coronavirus en las últimas 24 horas: «De 8 a 15»

Otras 15 personas resultaron infectadas por el SARS-CoV-2, en Jujuy, informó este martes, el Comité Operativo de Emergencia. De esta manera, ...