Destacamos

“Agro sí, minas no”: Peruanos rechazan el proyecto Tía María

Con el lema “Agro sí, mina no” los habitantes de la provincia de Islay han tomado las calles de sus localidades para protestar contra el proyecto de construcción de una mina de cobre, cercana al sureño Valle del Tambo.

En Mollendo, sector agrícola de la provincia de Islay, varios peruanos se concentraron el 17 de julio en las principales arterias del poblado para protestar contra la instalación del proyecto minero Tía María en Arequipa, región al sur peruano.

La mina de cobre, a ubicarse en el desierto de La Joya, ha provocado que toda la provincia se encuentre en un paro indefinido desde el pasado 15 de julio, en el que se niegan a la concreción del proyecto, a cargo de la empresa Southern Peru Copper Corporation.

La Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) ha instado a la comunidad a sumarse a la protesta, y manifiestan en su cuenta en Twitter: “Tía María no va. El pueblo no ha otorgado licencia”.

Miles de peruanos han salido a las calles porque la licencia constructiva, otorgada por el gobierno sin el apoyo de la población, pondría en riesgo las aguas y los cultivos de la región: una de las consecuencias negativas de Tía María.

El proyecto se intenta concretar desde hace casi 10 años, y a la situación de los recursos hídricos, la empresa a cargo afirma que construiría una planta desalinizadora para no afectar el agua en la zona.

Los manifestantes son la continuación de protestas con el mismo fin, cuando se pretendía instalar la mina a comienzos de la actual década. Hubo entonces seis muertos y, ahora, el gobierno de Vizcarra ha enviado alrededor de 400 policías para controlar las marchas.

A la tensa situación del país andino se añade la paralización de las clases, debido a que el sector educacional también se ha hecho eco de las protestas de un proyecto que tiene un monto de mil 400 dólares para su construcción.

Miguel Arce, vocero de los agricultores del Valle del Tambo, afirma que la manifestación pacífica continuaría hasta tanto se cancele Tía María. Para ello exigen que llegue a la zona el presidente de Perú, Martín Vizcarra.

Si bien Elmer Cáceres Llica, gobernador de Arequipa le dio un plazo de 72 horas, a comienzos de semana al gobierno de Martín Vizcarra para cancelar la licencia otorgada, la situación en Perú -segundo productor de cobre en el mundo- continúa en crisis.

El proyecto pretende explotar dos yacimientos de cobre, cercanos al valle, y cuenta con el rechazo, también, de varios congresistas del Frente Amplio.

Uno de ellos, Humberto Morales, afirma la necesidad de respaldar el llamado de los agricultores, alcaldes y el gobierno regional porque “debe decretarse la nulidad de la licencia de construcción”. Los peruanos de la zona tienen en el Valle del Tambo su forma de vivir.

Actividades económicas: ¿De qué vive el Valle del Tambo?

El Valle del Tambo, amenazado por la instalación del megaproyecto Tía María, es un territorio de 13.000 hectáreas (ha), en las que se siembra papas y ajos en la temporada invernal.

En cambio, en la etapa de verano, se concentran en la siembra de arroz que abarca 8.000 del total de hectáreas del valle. Y ello estaría en riesgo, según manifiestan los habitantes de la zona amenazada.

La papa y el ajo son los principales productos de la zona, y es que anualmente se siembran una media de 3 mil 500 hectáreas de ambas cosechas. Mientras, la agropecuaria, la pesca y la minera representan las actividades primarias de la región Arequipa.

El espacio restante está destinado a la producción de otros alimentos, como la alfalfa, y también a la ganadería, la cual se realiza principalmente en los distritos de Mejía, Mollendo y Punta de Bombón.

A nivel regional, el reporte del Banco Central de Reserva del Perú muestra que en el último cultivo transitorio –de agosto de 2018 a abril de 2019– se registró, mayormente, las siembras de arroz (20.201 ha), maíz chala (11.354 ha), cebolla (5.354 ha), papa (4.346 ha) y ajo (1.618 ha).

Estos tres últimos productos son también los que se producen “en una mayor dimensión en el Valle del Tambo”, según Jesús Cornejo, presidente de la Junta de Usuarios de Riego de Tambo.

“En la zona también se enfocan en la siembra de trigo, zapallo, paprika, alcachofa y quinua, aunque en menor dimensión”, agregó Cornejo en entrevista al diario El Comercio, sin precisar cifras.

“Somos la zona de mayor producción de ajo en la región. En un segundo nivel se encuentra la papa, con la que también hacemos envíos, en algunas cantidades, a Bolivia”, detalla Jesús Cornejo.

Sin embargo, el envío de tubérculos es un caso aislado en el valle. Las agro-exportaciones no se encuentran entre los planes de sus habitantes. Esta actividad no es considerada como una fuente de ingreso, debido a que no cumplen con las expectativas, añade.

La actividad agrícola del Valle del Tambo alcanza 50 mil habitantes, entre los distritos de Cocachacra, Punta de Bombón y Dean Valdivia. De ella viven sus pobladores.

Para los manifestantes, el proyecto de la mina de cobre pondría en riesgo las 13.000 hectáreas de cultivo en la zona, las cuales permiten la alimentación a cuatro millones de peruanos. La construcción de la zona no es negociable para los habitantes de la región.

teleSur

Consulta el Padron
x

Tal vez te interese

[VIDEO] Desde la cárcel, Lula respondió a Bolsonaro: “Es una ofensa al pueblo argentino” 

El expresidente de Brasil contestó los ataques del actual mandatario a Alberto Fernández, criticó duramente a la presidencia de Mauricio Macri ...