Destacamos

Desaparición de Luis Armando Espinoza: Tambalea el pacto de silencio policial

Luis Armando Espinoza está desaparecido desde hace seis días, luego del ataque policial que sufrió con su hermano en el monte tucumano, cerca de Simoca. Ya declararon dos policías que habrían aportado datos clave y hoy seguirán indagando a los uniformados acusados por la desaparición forzada del trabajador rural de El Melcho. Todo parece indicar que fueron los responsables.

Wanda sigue dispuesta a buscar el rastro de Luis Armando Espinoza, pero a seis días de su desaparición se van desvaneciendo las posibilidades de encontrarlo con vida. La perra adiestrada para la búsqueda no está sola, hay 200 efectivos, buzos tácticos, un dron y un helicóptero en el operativo que rastrilló toda la zona de montes bajos cerca de Simoca, a 80 kilómetros de la capital provincial, donde no hay señal de celular, como también el dique El Frontal.

En tanto, anoche fueron interrogados dos uniformados que habrían aportado información precisa para esclarecer el hecho, a la vez que confirmaron la responsabilidad policial.

«Todo indica que los efectivos policiales son los responsables, se están ordenando nuevas medidas», dijo a Página12 una fuente del caso.

Hoy a las 19 se reanudarán las declaraciones indagatorias de los siete policías restantes y de un vigía comunal acusados por la desaparición forzada de este trabajador rural de El Melcho. Junto a su hermano Juan Antonio habían ido a ver a una prima a la que siempre le llevaban cosas cuando la policía (que venía persiguiendo a otros vecinos que habían violado la cuarentena e hicieron una carrera de caballos) agarró a Juan y comenzó a golpearlo. Luis intentó detenerlos, se escuchó un disparo, Juan recibió un golpe fuerte, se desvaneció y cuando recuperó la consciencia su hermano ya no estaba.

Durante los peritajes aparecieron tres rastros de sangre en la camioneta con la cual habrían sacado el cuerpo del monte, propiedad del policía González Rojas, así como en otros vehículos, entre ellos el del comisario Rubén Montenegro. También encontraron sangre en una campera con la insignia del club Boca Juniors.

Página/12 pudo saber que funcionarios de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación estuvieron con la familia Espinoza y siguen de cerca la causa. «Es muy grave desde lo institucional, la secretaría intervino y se puso a disposición de la fiscalía y de la abogada de la familia, estuvimos en el lugar», explicó una alta fuente oficial.

Por su parte, algunos organismos de derechos humanos exigieron la aparición con vida del hombre de campo, así como el apartamiento de la policía tucumana del caso.

La fiscal Mónica García de Targa, del Centro Judicial de Monteros, que dirige la investigación, solicitó detenciones y allanamientos que se concretaron ayer y culminaron anoche en la detención de los diez imputados, a quienes se considera como presuntos autores penalmente responsables del hecho, calificado como desaparición forzada de persona en perjuicio de Luis Armando Espinoza de 31 años, ocurrido en la tarde del viernes 15 de mayo pasado. El civil, de apellido Villavicencio, es un empleado municipal que trabaja como vigía.

Los allanamientos se produjeron en domicilios ubicados en las localidades de Simoca, Monteagudo, Atahona y La Trinidad, informó la fiscalía. Como saldo, se procedió al secuestro de armas de fuego, vehículos, teléfonos celulares, computadoras y otros dispositivos tecnológicos que serán peritados en el marco de la investigación del caso.

Además, se efectuó la localización y el levantamiento de manchas pardorojizas en prendas de vestir y calzado que están siendo analizados en laboratorio. Las autoridades investigativas adelantaron que no se descarta la concreción de nuevas medidas en las próximas horas. En el marco de los allanamientos se logró obtener información valiosa para avanzar en la pesquisa. El Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) intervino con sus divisiones Laboratorio, Criminalística, Documentación e Informática en todas la medidas.

Luis no aparece

Mientras tanto, continúan las tareas de rastrillajes en la zona de Melcho, en Simoca y en inmediaciones del embalse Frontal, además de otros sectores, utilizándose drones, perros de búsqueda y buzos tácticos. Ayer especialistas del ECIF procedieron al peritaje de una camioneta y de las armas de fuego incautadas en su momento a los empleados policiales sospechados en la causa.

La agrupación H.I.J.O.S de Tucumán expresó su «más profunda preocupación por la desaparición forzada de Luis Armando Espinoza ocurrida en El Melcho, y sumamos nuestra voz a la de su familia y amigos».

Por su parte, las organizaciones nucleadas en el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia (EMVJ) alertó que «la comisaría de Monteagudo y el gobernador de la provincia Juan Luis Manzur son responsables y debe responder ¿dónde está Luis Armando Espinoza?», y advirtió que «no puede ser la misma fuerza implicada en su desaparición quien se encargue de su búsqueda porque sabemos cómo actúan las fuerzas de seguridad en estos casos. Lo vivimos con Julio López, lo vivimos con Santiago Maldonado, por eso exigimos al gobierno nacional asuma su responsabilidad, al tratarse de un delito federal (desaparición forzada), para encontrar a Luis Armando Espinoza, esclarecer los hechos y el encarcelamiento inmediato de los policías implicados en su secuestro».

Aunque corra un frío por la espalda al pronunciar la frase, el EMVJ concluyó diciendo «¡Aparición con vida ya de Luis Armando Espinoza!»

Por Adriana Meyer, en Página/12

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Garantizando derechos a la niñez y adolescentes, “sin cuidados parentales”

La Secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia garantiza el cuidado y la protección necesaria de cada niño, niña y adolescente sin ...