Destacamos

Patricia Bullrich justificó la represión ordenada por Piñera en Chile

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió fervientemente la represión ordenada en Chile por el presidente Sebastián Piñera –con estado de excepción y los militares en la calle-, para frenar las movilizaciones populares desencadenadas por la suba del boleto del metro. La funcionaria definió como «insurreción cuasi terrorista» el accionar de los manifestantes chilenos y los comparó con su visión de los movimientos de izquierda locales : «Salen a la calle, rompen todo y después dicen que hubo infiltrados». También puso en duda la responsabilidad del gobierno sobre las víctimas fatales. «Hay que ver si fueron muertos por represión», justificó.

“El nivel de violencia y destrucción de esa manifestación social no puede ser aceptada de ninguna manera. Salir a romper todo es directamente una insurrección con carácter cuasi terrorista. Lo que hay en Chile no es una protesta social”, afirmó sin medias tintas la ministra que defiende la mano dura.

Para Bullrich, el saldo de trece muertos que dejó la represión y las manifestaciones violentas es “inevitable” cuando sucede una “rebelión” como la que ocurrió en Chile. Para la funcionaria, la protesta de los chilenos significó un intento de “desestabilización de la democracia”, un “intento concreto de voltear al Gobierno”, dijo en diálogo con radio Metro.

“¿En Chile qué hay acaso? Un intento de hacer caer ese gobierno. ¿Qué, cuándo gana la derecha no la dejan terminar?”, se indignó la ministra que describió a Piñera como un hombre que “luchó contra la dictadura”, a pesar de las posturas negacionistas que tomó en varias oportunidades el mandatario.

Bullrich también defendió lo dicho por el presidente chileno cuando sostuvo que “estaba en guerra”. “Y cómo va a estar si le están incendiando el país”, justificó una vez la ministra la represión y agregó que el gobierno de Chile está actuando en el marco de la ley.

Por otra parte, la ministra autora de la doctrina Chocobar criticó el pedido de la expresidenta chilena y relatora de la Comisión para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, quien instó a investigar las causas de muerte de las víctimas fatales para asegurar los motivos de muerte de cada uno.

Para Bullrich, Bachelet no debería intervenir en Chile porque existe un “claro conflicto de intereses”. “Hay que ver si esos once muertos fueron por represión”, puso en duda la ministra. Según se supo hasta ahora, sólo tres de las víctimas fatales murieron producto del incendio de un supermercado y no por el accionar represivo.

El discurso de la funcionaria, luego, derivó en criticar el comportamiento de la izquierda local en las movilizaciones sociales. “La izquierda siempre denuncia lo mismo: salen a la calle, rompen todo y después dicen que hubo infiltrados, siempre lo mismo”, acusó Bullrich a las organizaciones y movimientos sociales.

En tono burlón, la funcionaria redobló la apuesta. “Siempre son unos santitos que están tranquilos y les aparecen unos infiltrados, ¡déjense de joder! Somos grandes para que en Argentina creamos eso a esta altura del partido”, sentenció.

Por último, Bullrich se refirió a los nueve detenidos de ayer en medio de la movilización en solidaridad con los manifestantes de Chile que se realizó frente al consulado chileno. Entre los detenidos hay una abogada del Cels. “¿Y qué hacía ahí una abogada del CELS en medio de la violencia, a ver…”, dijo parafraseando el “algo habrá hecho” de los tiempos de la dictadura.

Página/12

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Termina el congelamiento de naftas y se espera un incremento del 5%

Este jueves finaliza el congelamiento de combustibles que el Gobierno había dispuesto por 90 días tras la última devaluación del peso, ...