Destacamos

Cien días de cuarentena…

Por Juan Enrique Giusti. Los números son simbólicos, no caben dudas. Tienen una mística especial. Marcan fechas, distancias, riqueza, desigualdad, soberbia, ignorancia, buenos, malos, etc. Incluso las religiones están influidas o regidas por números. Y qué decir de la simbología de los números redondos como la “10” de Maradona, o los cien años de soledad de Gabriel García Márquez.

Más de 100 días pasaron desde que se dispuso la cuarentena, y hay que hacer un balance de lo que hizo nuestro gobierno en Jujuy. No faltará quien diga: ¿Por qué no hablás del gobierno nacional? La respuesta es simple, porque ese trabajo se lo dejo a la oposición al gobierno nacional; que hablen algunos de ellos, justamente ese es el rol de la oposición en la democracia.

También gracias a los números podemos saber si el gobierno de Alberto Fernández apoyó o no a Gerardo Morales. La repuesta, prima facie, es sí. Por la pandemia, ya lleva enviados 2.100 millones de pesos a estos lares. Y además Jujuy tiene un crédito solicitado de otros 3.000 millones de pesos a las autoridades nacionales, que está en proceso de aprobación. Todo ello aparte de lo que recibe la provincia en concepto de coparticipación federal de impuestos.

En otras notas te decía que la necesidad de financiamiento para el 2020 (obviamente con el presupuesto vigente) era de casi 30.000 millones de pesos; esto no cambió.

¿Cuál es el destino que le dio/dará Morales a esos 5.100 millones? Pago de sueldos de los empleados públicos. Además de que siguió en el plan de endeudar la provincia, con la finalidad de no dejar de pagar la administración. Pero son conjeturas productos de análisis, porque no hay rendición de cuentas. Además, toda esa montaña de dinero se le mandó sin contar insumos para equipar los hospitales de Jujuy para hacer frente a la pandemia.

Hay que decir que en estos 100 días, Morales exageró muchas de las medidas para evitar que el virus Sars-Cov-2 -o como lo llama él, “El Bicho”- ingrese a Jujuy.

A muchas de esas medidas de dudosa constitucionalidad, las critiqué porque la Constitución no se toma vacaciones por pandemia, pero también sostenía que no le quedaba otra, a un gobernador que atacó el sistema de salud pública desde el 10 de diciembre de 2015, a punto tal de que casi casi lo privatiza a fines del 2019.

El apodo de “Emperador”, Morales se lo tenía bien ganado, pero la gente estaba tranquila, el coronavirus no estaba en Jujuy. Los radicales, estaban felices, decían que Morales tenía una altísima imagen, que era su hora, que no había rival, etc.

Incluso una diputada de la oposición decía, en un audio que se viralizó por Whatsapp el 28 de marzo de 2020, que nadie “la tenía más grande que Gerardo”. Textualmente decía eso, lo que me obliga a pedirle disculpas por el exabrupto.

Y 100 días después, ¿qué pasó? Pasó lo que pasa cuando te creés invencible y te relajás. Una gira política por el norte provincial, a la línea de frontera caliente, con una comitiva de alrededor de 50 personas, en la que incluía un equipo de cineastas para grabar un documental sobre las “buenas” políticas del gobierno provincial. En ese viaje se armó el caos. Un policía, integrante de la comitiva, cruza a Villazón. Aparentemente cruza a comprar hojas de coca, que se había convertido en el negocio de la época.

Y ese viaje político generó una ola de contagios que nos llevó nuevamente a la fase 1 a todos los jujeños. Retrocedimos al punto de partida. Esto me lleva a pensar que el sacrificio de todos los jujeños, la pérdida de puestos de trabajo, el cierre de más de 200 comercios solo en San Salvador de Jujuy y la desesperación de muchos, fueron en vano y cayeron en saco roto.

Y surgen las preguntas de la comunidad: En Jujuy, ¿debemos volver a empezar? ¿Otros 100 días de encierro? ¿Es sustentable eso?

No soy epidemiólogo, capaz que esa sea la única respuesta, otros 100 días más de encierro. Y cuando esté controlada la situación, ¿cómo sigue la historia? Siempre sostuve que Jujuy no era una isla, porque la enfermedad avanza a la vuelta y vamos a tener que adaptarnos a esta nueva realidad.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Lo esencial debería ser no contagiarse: Ledesma y el coronavirus en sus fábricas de Jujuy

Por Razón y Revolución. En los últimos días se conocieron los contagios de obreros que trabajan en los diferentes negocios de ...