Foto: Solange Avena/Latfem

La marea verde avanza en Chile: Diputados discutirán la despenalización

Por Flor Alcaraz, en Latfem. A poco más de una semana de la incorporación del aborto como derecho en Argentina, las fichas del tablero de la ampliación de derechos en América Latina y el Caribe empiezan a moverse. En Chile, la Comisión de Mujeres y Equidad de Género fijó la fecha para discutir el proyecto de ley de despenalización presentado en 2018 por un conjunto de parlamentarias y preparado por Corporación Humanas. El 13 de enero comienza el debate.

“La marea verde de Argentina nos irradió a todas”, dice a LatFem la abogada Camila Maturana, de la Corporación Humanas, la organización feminista que preparó la propuesta de despenalización del aborto hasta la semana 14.

Después de dos años, lograron que se llame a la discusión. A partir del 13 de enero la Cámara de Diputadas y Diputados chilena abordará este proyecto en la Comisión de Mujeres y Equidad de Género. Como fichas de un dominó verde, el tablero de la ampliación de derechos empieza a moverse en la región.

Un país empuja a otro país. Ya es ley para las pibas. Ahora que sea ley para las cabras.

Como encargada del Programa Seguimiento Legislativo, Maturana es una de las invitadas a la Comisión el próximo miércoles a las 15.00 hs. También convocaron a Gloria Maira, de la Mesa por el aborto. Y las diputadas Karol Cariola, Natalia Castillo, Daniella Cicardini, Cristina Girardi, Claudia Mix, Emilia Nuyado, Maite Orsini, Camila Rojas, Camila Vallejo y Gael Yeomans. Además, se ha extendido la invitación a la Ministra de la Mujer y Equidad de Género, Mónica Zalaquett Said.

La iniciativa, que se encuentra desde 2018 en la Comisión de Mujeres y Equidad de Género de la Cámara y fue firmada por una decena de diputadas, modifica el Código Penal para señalar que, en las ocasiones en que se habla de sanciones por abortar, éstas se aplicarían solo si la interrupción del embarazo ocurre después de la semana 14.

Maturana explica que “la aprobación de las causales en 2017 fue un hito importante porque permitió salir de la criminalización total, pero sigue siendo limitada porque restringe la posibilidad de acceder a la interrupción voluntaria del embarazo en tres causales muy limitadas”. Y agrega: “La ley consagra el derecho a la objeción de conciencia institucional. Lo esperado es que se regule frente a la decisión autónoma pero no en las causales”.

En el país trasandino, a nivel nacional, la mitad de los médicos de hospitales públicos se declararon objetores. “No bastan tres causales”, gritaron en 2018 las chilenas en las calles y el 21 de agosto de ese año la Corporación Humanas presentó una iniciativa que no llegó a ser discutida. “No se logra poner el proyecto en tablas y después viene el estallido”, recuerda Maturana.

Sin embargo, la ebullición feminista de los últimos años, sumada a la discusión de una nueva Constitución, con un órgano paritario único en el mundo, permitió sostener la conversación sobre la necesidad del ejercicio pleno de los derechos sexuales y reproductivos.

“La discusión social sobre el aborto se intensificó. Y tuvieron mucha importancia los cabildos de mujeres en el camino de una Constitución feminista que reconociera los derechos sexuales y reproductivos”, dice la abogada.

“Argentina ha dado un paso adelante en favor de los derechos de millones de niñas, mujeres, adolescentes y personas con capacidad de gestar. Se han puesto a la vanguardia de la región latinoamericana”, dice a LatFem Catalina Martínez Coral, directora regional Centro de Derechos Reproductivos (CDR). Y suma a modo de un deseo que ya se está cumpliendo: “Esperamos que la aprobación del aborto legal y seguro en Argentina se convierta en un impulso para América Latina y el Caribe; esta todavía es la región del mundo más restrictiva en cuanto al derecho para acceder a la interrupción voluntaria del embarazo. Seis países todavía lo prohíben sin excepción. Eso causa que América Latina sea la única región del mundo donde los embarazos en menores de 14 años siguen aumentando, y también se registra la mayor cantidad de muertes relacionadas con abortos en condiciones inseguras”.

Según el mapeo que hace el CDR, entre 1994 y 2020, más de 50 países han liberalizado sus leyes y 176 han eliminado las prohibiciones totales. Hoy en día, más de 970 millones de mujeres en edad de procrear viven en países que permiten el aborto en general. Cerca de 50 países han liberalizado sus leyes de aborto en los últimos 25 años. Actualmente el 59% de las mujeres en edad reproductiva del mundo vive en países que, al menos en términos generales, lo permiten.

Del otro lado, hay un 41% de estas personas que todavía viven bajo leyes restrictivas. Todavía existen 27 países que prohíben el aborto en todos los casos. Si miramos el mapeo mundial nos encontramos con El Salvador, República Dominicana o Sierra Leona, con prohibiciones totales.

“Las leyes radicales que prohíben el aborto lo único que consiguen es criminalizar y poner en graves riesgos a las mujeres que intentan acceder a lo que debería ser un servicio de salud”, dice Martínez Coral.

Para todxs, todo

En Colombia también puede haber avances. El 16 de septiembre de 2020, 91 organizaciones y 134 activistas interpusieron una demanda conjunta en la que le piden a la Corte Constitucional de este país que elimine el delito de aborto del Código Penal por vulnerar los derechos fundamentales de las mujeres y del personal de salud.

“La libertad es nuestra causa”, dicen desde el Movimiento Causa Justa, que todavía está a la espera de la resolución de la Corte.

Aunque la sentencia C-355 de 2006 ha sido un logro importante para el avance de los derechos sexuales y reproductivos de las colombianas, porque reconoció el derecho fundamental a la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) en tres casos, se repite lo que ocurre en otros países: las causales son un obstáculo.

En el caso colombiano esta barrera tiene nombre: el Artículo 122. Las colombianas siguen enfrentándose al riesgo de que se les inicie un proceso penal, de ir a la cárcel o de ser sometidas a la discriminación y al estigma, debido, en gran medida, a que el aborto sigue existiendo como delito en el Código Penal.

Angela Mateus, coordinadora de la Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres, parte del Movimiento Causa Justa, dice a LatFem: “La Corte ha emitido más de 23 sentencias para garantizar este servicio en el país, así que estamos seguras de que vamos a seguir avanzando en este derecho. En cuanto a la libertad, ya es hora que en Colombia y en toda la región se reconozca que el primer espacio y el primer territorio de las mujeres es nuestro propio cuerpo. Es necesario reconocer la libertad y la ciudadanía. Por eso decimos La libertad es nuestra causa”.

En El Salvador #SeráLey fue tendencia; en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador habló del tema. Morras, parceras, chavas, viejas, guambras, as minas, las chamas, las bichas, las kuñas: son muchas en la región las que empujan que el deseo sea ley en sus países, como sucedió en Argentina. Un pañuelo verde fuerza y esperanza recorre la región.

¿Qué opinás?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

No hay pandemia para los ricos: Ganaron casi 4 billones de dólares en 2020

La ONG Oxfam consideró que las grandes fortunas mundiales han salido hasta ahora indemnes e inclusive reforzadas por la pandemia y ...