Destacamos

Críticas presidenciales a los Supremos y habló del caso Milagro Sala

En un extenso reportaje radial que brindó el presidente Alberto Fernández en la jornada pasada, habló y criticó a la Corte Suprema de Justicia, hablo del caso Milagro Sala, entre cuestiones más relacionadas a la justicia.

Afirmar que la Corte «tiene un problema de funcionamiento muy serio», y aseguró que «empezó a degradarse la credibilidad» del tribunal durante la gestión del ex mandatario Mauricio Macri.

También mencionó el caso de la dirigente social Milagro Sala, detenida desde hace casi seis años (cumple en unos días) en de Jujuy, Fernández cuestionó el rol del máximo tribunal en el tema.

«La verdad es que yo soy el presidente y quiero ser respetuoso de las instituciones, pero también soy un hombre que respeta el estado de derecho y que entiende que la Justicia es uno de los tres poderes de la República. Hay algo que está funcionando mal. Que hoy todavía Milagro Sala esté detenida es que hay algo que está funcionando mal», sostuvo el jefe de Estado.

Fernández cuestionó el fallo de la Corte que declaró la inconstitucionalidad de la ley que rige al Consejo de la Magistratura y ordenó su reforma, al que calificó como «increíble» y agregó: «Un alumno de primer año sabe que una ley que ha sido derogada no puede nunca recuperar su utilidad por una sentencia. Necesita otra ley que la vuelva a poner en vigencia».

El mandatario desvinculó sus cuestionamientos de los procesos judiciales que enfrenta la vicepresidenta Cristina Kirchner y explicó: «Lo que yo proponía nada tiene que ver con Cristina. La Corte Suprema jamás trató una queja de las 14 quejas que Cristina presentó, jamás».

En el marco de sus críticas al Poder Judicial, Fernández señaló que «el abuso que se hizo de la prisión preventiva durante los cuatro años del gobierno anterior es increíble», al tiempo que también apuntó contra el uso de la figura de «asociación ilícita» en varios casos, entre ellos el de Sala.

«Es sabida mi posición sobre el tema Milagro Sala. Es un tema preocupante por la forma en que los procesos se desarrollaron según dicen muchos organismos de derechos humanos», señaló el presidente.

En este sentido, indicó: «Días atrás, en una de esas causas de espionaje en los tribunales federales, la Cámara Federal rápidamente se ocupó de quitar la figura de asociación ilícita sobre los que aparecían involucrados. Eso no ocurrió en los años de Macri, cuando se hizo un abuso de la figura de asociación ilícita increíble».

«El delito más grave que según la Justicia jujeña cometió Milagro Sala es el de administración fraudulenta. La pena máxima de ese delito es seis años y uno debería llegar a la conclusión de que ha cumplido con esa pena. ¿Por qué sigue detenida? Porque le agregaron la asociación ilícita», agregó.

En este sentido, Fernández remarcó que «en marzo la Corte va a hacer dos años que tiene en tratamiento el fallo de Milagro Sala y no pasa nada».

Pese a las críticas, Fernández evitó confirmar si tiene previsto impulsar un proyecto de ley para reformar la Corte Suprema de Justicia y tomó distancia de la posibilidad de que el oficialismo promueva algún juicio político.

No obstante, sus críticas al máximo tribunal se dieron luego de que el viceministro de Justicia, Martín Mena, apoyara la movilización que un sector del kirchnerismo convoca para el 1 de febrero a las puertas de la Corte Suprema y afirmara que «hay mucha gente con hartazgo».

Por otro lado, se refirió al escándalo por el video que difundió la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) sobre el supuesto armado de causas judiciales contra el ex titular de la UOCRA de La Plata Juan Pablo «Pata» Medina.

«Cristina Caamaño (interventora de la AFI) me informó que había encontrado eso y me lo mandó por escrito. Después me mostró el video y le dije que hiciera la denuncia», contó el mandatario, en referencia a la grabación en la que el ex ministro de Trabajo bonaerense Marcelo Villegas dijo que «si pudiera tener una Gestapo una fuerza de embestida para terminar con los gremios, lo haría».

Cabe recodar que apenas Milagro Sala cumplía once meses de encierro, en la unidad penitenciaria de Alto Comedero, exactamente un 31 de diciembre de 2016 y Alberto Fernández que asesoraba a Sergio Tomas Massa y formaba parte del Frente Renovador, se había corrido y no apoyaba las cosas que afirmaba, quien sigue siendo amigo de Morales y ocupa la presidencia de la Cámara baja.

Luego, Massa «tuvo» que arrepentirse de las críticas contra Sala y en algún momento, pidió disculpas, y llego el día que Alberto jamás se le hubiera ocurrido, tal vez si pensado, que tres años después era presidente de todos y todas los y las argentinos y argentinas.

Al salir de la cárcel el exjefe de Gabinete de Néstor Kirchner expresó a los pocos medios de comunicación locales presentes, “vine a escucharla y darle fuerzas, porque estamos preocupados por lo que está pasando”. Así sigue el tema, mientras ostenta el máximo cargo público que hay en el país.

Dejá tu comentario. [Nos reservamos el derecho de eliminar los contenidos ofensivos o discriminatorios.]

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

x

Check Also

Primeras reacciones al acuerdo con el FMI: Morales se apuró a celebrar 

El gobernador Gerardo Morales destacó como «un primer paso positivo» al principio de acuerdo entre el gobierno nacional y el FMI ...