Destacamos
penal gorriti dic06 08

«El pabellón 2 del penal es donde mataban los genocidas; tiene olor a cementerio»

penal gorriti dic06 08Natalia es la esposa de uno de los internos alojados en el pabellón 5 de la Unidad Penitenciaria N° 1 del barrio Gorriti. Había visitado a su marido el domingo anterior al asesinato de Nelson Cardozo, que ocurrió el martes por la mañana. Volvió este sábado. “No es la misma persona, está totalmente cambiado”, afirmó en diálogo con El Submarino Radio (91.5 MHz).

Junto a otras cuatro mujeres que tienen a sus esposos o hijos detenidos en ese penal, Natalia decidió que es hora de describir la situación que se vive detrás de los muros, donde después del asesinato de Cardozo, ocurrida el martes 6, recrudecieron los actos de violencia, torturas y desatención hacia los internos. 

Natalia estuvo con su marido este último domingo. Lo encontró “totalmente ido”. “Le pegaron en la cabeza, tiene un hematoma interno, un golpe en la rodilla y en la espalda”, describió. El hombre “lloraba del dolor”, por lo que ella le reclamó a la guardia por qué no lo habían llevado al hospital, tal como les habían prometido. Le respondieron que hiciera una nota dirigida al jefe del penal para que disponga el traslado. Y ante su insistencia, accedieron a “darle un Diclofenac”. Y este domingo por la noche le dieron “una pastilla para dormir”.

Esta mañana habló con él por teléfono. “Le duele el oído donde tiene el golpe en la cabeza, y nadie nos da respuestas”, relató.

“Nos duele ver así a nuestros familiares –continuó-. A mi marido me lo reventaron a palos, y no es el único. Hay gente en el pabellón 2 que sigue siendo torturada. Ese es un pabellón deplorable, antes los genocidas mataban ahí; tiene olor a cementerio”.

Natalia conoce ese pabellón, porque su marido estuvo allí, en la celda de castigo. Luego lo pasaron al pabellón 5. 

“Los guardias los entraron a matar, prácticamente”, sintetiza la mujer, y agrega: “Ellos ya están cumpliendo una condena, no merecen una tortura así, tan horrible”. 

El testimonio de Natalia, a casi una semana del asesinato de Cardozo y la represión a familiares e internos, coincide con los recogidos por El Submarino Radio al día siguiente de los hechos, respecto de los castigos, golpizas y torturas que sufrieron los detenidos (ver nota). 

-Usted dice que su marido está “raro”. ¿Por los golpes, por miedo o por alguna otra cosa?

-Por las dos cosas. Por los golpes y las torturas. Mucho no me quiere contar por miedo o por algo. Pero me dijo que le doblaron los dedos del pie y dijeron “este muchacho no grita, así que lo vamos a hacer gritar”. Y escuchó que dijeron “entrá, traé todos los juguetes”. A él le dijeron que debía pedir perdón, y él les contestó que no tenía que pedir perdón por nada, entonces le doblaron los dedos del pie hasta que pidiera perdón. Está ido, callado, no se ríe. Lo mismo el hijo de la otra señora. Y hay otra chica que tiene a su hijo también golpeado. No sabemos qué hacer. Queremos preguntarle al jefe cómo nos devolvieron así a nuestros familiares. Dijeron que hay un video pero no nos quieren mostrar.

-¿Qué video?

-Un video de las golpizas, de cuando ellos entraron. Dicen que nuestros familiares ocasionaron un motín, pero no fue un motín, en ningún momento. El sábado nos sacamos la duda todos los familiares. Lo que ellos hacían era pedir que les den comida en buen estado, que les den las cosas de higiene a tiempo, y que las notas que hagan sean dadas a los respectivos jueces. Eso era todo. Ellos pedían ayuda desde la ventana y entonces se escucharon los tiros, y ellos se empezaron a alborotar y avisaron que había un muchacho muerto en el pabellón 3. Todos cuentan la misma versión.

-¿Eso está denunciado?

-Eso es lo que le contamos al juez, y nos tratan de mentirosos. Los de derechos humanos vinieron el viernes al mediodía y no los dejaron ingresar. Porque quieren tapar lo que ha pasado. Dicen que están tranquilos, pero tienen quebradas las piernas, la nariz, los brazos… Tienen heridas importantes de las balas y golpes internos. Ellos no están bien. Y mi marido no es el único.

-¿Qué van a hacer?

-Nos juntamos un grupo de cinco mamás y esposas a las siete de la mañana y fuimos a ver al juez Cattan, que nos atendió y nos dijo que los van a llevar al hospital, pero no sé a qué hora.

-¿Cómo cree que va a seguir todo esto?

-Yo creo que va a quedar en la nada. Dicen que ya les echaron la culpa a los presos del pabellón 3, que ellos fueron los que mataron al muchacho, así que la muerte de este muchacho va a quedar en la nada. No hay nadie preso. El subdirector, que estaba detenido, ya está libre. No puede ejercer su profesión pero está libre. Esto va a quedar en la nada. Somos muy pocas familias las que nos movemos, porque muchas familias son del interior y no pueden venir. Ahora nosotras cinco nos pusimos fuertes para hablar por todos.

-¿Les dijeron que a Nelson Cardozo lo mataron otros presos?

-Sí. Acusan a los presos del pabellón 3, de donde era el muchacho.

-¿Y ustedes qué saben?

-Nosotros tenemos la versión de ellos, que estaban en el patio. Dicen que el muchacho escribió una carta, pero él no sabía leer ni escribir. Nosotros queremos que los de derechos humanos se acerquen al penal e ingresen a ver cómo están. Están cumpliendo su condena, no son animales, creo que a ni a un perro se lo trata así. 

x

Check Also

El Frente Todos por Jujuy presentó las listas de candidatos/as

El Frente Todos por Jujuy presentó ante el Tribunal Electoral Permanente de la provincia las listas de candidatas y candidatos para ...